• Buscar
×

Riesgos de accidentes laborales

Riesgos de accidentes laborales

Los accidentes laborales están presentes cada día. Estos pueden ocurrir por fallos humanos o mecánicos, pero sea cual sea la causa lo único que debemos tener claro es que nadie está exento de los riesgos, por lo que intentaremos prevenirlos siempre.

Índice

Prevención de riesgos laborales

Es habitual pensar que solamente en determinados sectores se pueden sufrir accidentes laborales. Sin embargo y, aunque con riesgo poco elevado, en algunos lugares de trabajo como las oficinas también pueden ocurrir los accidentes de trabajo. Los accidentes laborales son las lesiones tanto físicas como psíquicas que puede llegar a sufrir un trabajador como consecuencia de la realización de las actividades propias de su trabajo.

A pesar de que cada vez se da más importancia a este tema, según los últimos datos, las cifras han ido aumentando. Normalmente, la mayor parte de los casos de accidente laboral son de origen humano. De hecho, hasta los accidentes que se producen por causas mecánicas (mal montaje de la maquinaria o defecto de fábrica) son culpa de la persona que ha realizado dicho montaje o bien se ha equivocado en la cadena de producción. Pero lo más importante es que hay que intentarlos prevenirlos siempre.

La prevención de riesgos laborales hace referencia al conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o reducir los riesgos que se originan en el trabajo. Sin duda, algo fundamental en todas las empresas u organizaciones laborales. ¿Por qué? Tanto si trabajamos en una oficina como si, por el contrario, nuestro trabajo requiere esfuerzos físicos bastante duros, la prevención de riesgos laborales es un elemento imprescindible.

Los riesgos laborales, por tanto, son las posibilidades de que un trabajador sufra una enfermedad o accidente vinculado a su trabajo. Entre los riesgos laborales están las enfermedades profesionales y los accidentes laborales. Las enfermedades profesionales son producidas por circunstancias psíquicas, físicas, químicas, etc., en que desarrollan los profesionales sus tareas. Y los accidentes laborales, por su parte, son aquellos que se producen, por fallo humano o mecánico, durante la jornada laboral de una persona, o como los que tienen lugar en el trayecto del trabajador, tanto de ida al trabajo como de vuelta a casa viniendo de este.

Tipos de riesgos de accidente laboral

Existen, no obstante, diferentes tipos de riesgos de accidente de trabajo:

1. Riesgos de caída de personas al mismo nivel. Este riesgo suele presentarse durante los desplazamientos a lo largo de la jornada, debido al mal estado del suelo o la falta de orden y limpieza. Se producen lesiones tales como heridas, contusiones, rozaduras o esguinces y luxaciones.

Medidas preventivas:

- Dejar los pasillos libres de obstáculos.

- Usar calzado con suela antideslizante.

- Limpiar inmediatamente cuaquier producto que se caiga al suelo.

- El suelo debe ser homogéneo, fijo y estable, bien iluminado y no resbaladizo.

- Los cables deben estar fuera de las zonas de paso o fijarse al suelo.

2. Riesgos de caída de personas a distinto nivel. Cuando se precisa de algún medio para llegar a zonas elevadas de estanterías o armarios. Se pueden producir las mismas lesiones que las caídas al mismo nivel, pero también más graves en función del tipo de caída y altura de esta.

Medidas preventivas:

- Evita el uso de cajas o sillas para alcanzar las zonas elevadas, usa solo escaleras estables y adecuadas.

- Revisa las escaleras de mano antes de usarlas.

- Las escaleras fijas deben disponer de barandillas de 90 cm de altura en los lados abiertos y pasamanos a 90 cm de altura, además de superficie antideslizante.

- Circula con precaución.

3. Riesgos de caída de objetos por desplome o manipulación. Inestabilidad, falta de anclaje, sobrecarga, mal estado de las estanterías o ubicación indebida de materiales. Además de los daños anteriores se puede dar la posibilidad de sufrir cortes por rotura de material.

Medidas preventivas:

- No sobrecargar las estanterías y armarios.

- Contar con dispositivo de bloqueo en los cajones.

- No sobrecargar los carritos o bandejas donde se lleva material.

- Los botellones de gases comprimidos se transportarán en carritos especiales que garanticen su equilibrio y sujeción. 

4. Riesgos de choques o golpes contra objetos móviles e inmóviles. Se origina en desplazamientos por zonas con espacios reducidos, con falta de orden y limpieza, falta de visibilidad o en zonas donde hay presencia de puntas o esquinas. Se pueden producir lesiones leves como cortes, heridas, contusiones, desgarros o rozaduras, sobre todo en brazos, manos y piernas.

Medidas preventivas:

- Dejar siempre despejadas de obstáculos las zonas de paso.

- Respetar los sentidos de circulación establecidos para personas incapacitadas (sillas de ruedas y camillas) y traslado de equipos (carros, carretillas, etc.).

- Prestar especial atención en las proximidades de cruces, pasillos, o rampas, puertas vaivén y ascensores.

5. Riesgos de golpes o atropellos de vehículos. Las causas de estos riesgos son muy variadas. Pueden ser debidos a factores técnicos, atmosféricos, asociados al diseño o estado de la vía pública, etc. Dependiendo del tipo de accidente, podrán ir desde lesiones leves hasta graves, enfermedad muy grave o incluso mortal.

Medidas preventivas:

- Llevar siempre toda la documentación necesaria al desplazarse en vehículo 

- Llevar siempre un juego de lámparas en buen estado, una rueda de repuesto, un pequeño extintor, dos triángulos de señalización de emergencia así como un chaleco reflectante con su correspondiente certificado CE.

- Llevar de manera regular el vehículo al taller para una puesta a punto.

- Respetar en todo momento las indicaciones de los agentes de tráfico, señales de circulación y normativa de seguridad vial.

- Al circula en condiciones adversas climatológicas, prestar más atención y usar los elementos necesarios.

- Mantener los limpiaparabrisas limpios.

- Llevar siempre puesto el cinturón de seguridad.

- No usar el móvil ni distraerse hablando, con la radio, GPS, etc. 

6. Riesgos de cortes o pinchazos con objetos. Tras manipular con elementos cortantes o punzantes. Se pueden producir lesiones leves en la piel, pero también lesiones graves, aunque menos frecuentes pero posibles, con pérdida o amputación de alguna parte del cuerpo (brazo, mano, ojo).

Medidas preventivas:

- Mantener el instrumental clínico o quirúrgico en un buen estado de limpieza, esterilización y conservación.

- Transportar en fundas o estuches adecuados los instrumentos quirúrgicos punzantes o cortantes.

- Depositar, después de su uso, las agujas y demás material punzante desechable en contenedores plásticos expresamente diseñados para ello y etiquetados con la señal de riesgo biológico.

- Antes de utilizar envases o utensilios de vidrio, verificar su buen estado.

- Nunca presionar la bolsa de basura con las manos o con los pies.

7. Riesgos de contacto eléctrico/térmico. En el primer caso debido al manipulado de materiales calientes o muy fríos. Los daños que se producen implican la aparición de quemaduras cuyo nivel de gravedad dependerá de la extensión o profundidad de esta. En el segundo caso puede ser debido a los fallos, por ejemplo, en instalaciones eléctricas o equipos de oficinas que causen lesiones leves (calambres, contracciones musculares, etc.), graves o muy graves.


Medidas preventivas:

- Seguir los procedimientos de trabajo establecidos a trabajar con materiales o equipos que puedan generar quemaduras por frío o por calor.

- Tener en cuenta las instrucciones para manipular estas sustancias y equipos.

- Utilizar pinzas y guantes térmicos homologados con marcado CE que protejan de las temperaturas de calor o frío. 

- Las partes del equipo expuestas a temperaturas extremas deben estar protegidas mediante material aislante.

- Antes de usar cualquier aparato, equipo o instalacion eléctrica, asegurarse de su correcto estado.

- En caso de fallos o anomalías desconectar inmediatamente la corriente eléctrica.

- No alterar ni modificar los dispositivos de seguridad de los equipos.

- No utilizar enchufes intermedios (ladrones) o alargadores sin toma de tierra para conectar.

- Evitar el contacto con equipos mojados, o con las manos o partes del cuerpo mojadas.

8. Riesgos de contacto con sustancias nocivas o tóxicas. Inhalación de medicamentos o productos. Pueden ser leves, graves o incluso mortales dependiendo de la cantidad y características de toxicidad de la sustancia.

Medidas preventivas:

- Actuar siempre conforme lo indicado en el etiquetado de los productos.

- Contar con los equipos de seguridad adecuados para manipular esas sustancias.

- En los procesos de esterilización, se recomienda el uso de sistema cerrados y automáticos-

- Contar con sistemas de extracción de vapores en las zonas de esterilización o desinfección.

- Manipular los reactivos y disolventes dentro de vitrinas o cabinas dotadas de sistema de extracción.

- No cambiar un producto químico de su envase original.

- No comer, fumar ni beber en el lugar de trabajo, los vapores tóxicos se pueden mezclar con la comida y la bebida.

- Lavarse bien las manos, antebrazos y cara tras cada exposición.

- Quitarse la ropa de trabajo contaminada y lavarla antes de volverla a utilizar.

9. Riesgos de incendios o explosión. Puede originarse, por ejemplo, por causas térmicas o eléctricas. Los daños van en función del tipo de fuego que se produzca. Pueden ocasionar asfixia, intoxicación por la generación de humo, lesiones múltiples, quemaduras, etc.

Medidas preventivas:

- Tener cuidado con las instalaciones eléctricas. Si hay alguna deficiencia, desconectar de la red.

- Los productos inflamables deben almacenarse dentro de armarios específicos, en zonas señalizadas y destinadas para ello.

- Evitar la acumulación de material combustible cerca de posibles focos de calor.

- Tener localizados los extintores, bocas de incendio y demás medios de protección, además de revisarlos periódicamente.

- En caso de incendio nunca usar los ascensores ni montacargas.

- Respetar los procedimientos normalizados de trabajo y de medidas de seguridad contra explosiones.

10. Riesgos de sobreesfuerzos por la movilización o manipulación. Los daños que pueden producirse son las patologías dorsolumbares, las lumbalgias o la ciática. Su gravedad dependerá de la intensidad del esfuerzo o la adopción de posturas.

Medidas preventivas:

- Adoptar siempre posturas correctas al manipular o cargar objetos.

- No cargar pesos excesivos.

Plan de prevención de riesgos laborales

La prevención de riesgos laborales es, como decíamos, el conjunto de actividades llevadas a cabo por parte de cualquier empresa cuya finalidad es detectar y cerciorarse de los principales riesgos a los que se ven sometidos sus trabajadores tras el desempeño de las actividades diarias que deben realizar.

Una vez se tengan claros dichos riesgos, lo siguiente que deberá hacer la empresa será aplicar una serie de medidas con el fin de prevenir las posibilidades que puedan existir de sufrir algún tipo de accidente. De hecho, y según los expertos, muchos de ellos se podrían haber evitado con un buen plan de prevención con el que se hayan evaluado previamente los riesgos y con el que los trabajadores reciban una adecuada y necesaria información y formación para desempeñar con seguridad todas sus tareas.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar