• Buscar
×

Cuanto más sexo tengas, más vivirás

Cuanto más sexo tengas, más vivirás

Buenas noticias para todas aquellas personas que mantienen relaciones sexuales con frecuencia. Según un nuevo estudio publicado en Journal of Sexual Medicine, cuanto más a menudo alguien tiene relaciones sexuales, es menos probable que muera. Así que ya sabes…

Índice

Datos del estudio

Para estudiar este tema crucial, los autores utilizaron datos recopilados desde 2005 hasta 2014 a través de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) y los vincularon con registros de mortalidad. Terminaron con datos sobre más de 10.000 personas, más de 200 de las cuales murieron en esta etapa, un tamaño de muestra relativamente grande.

La encuesta también incluye información sobre muchos otros problemas de salud. Al ejecutar sus análisis, los autores pudieron controlar por edad, sexo, estado civil, raza / etnia, nivel educativo, índice de pobreza familiar, actividad física en el tiempo libre, consumo de alcohol, IMC, tabaquismo, hipertensión, hipercolesterolemia, antecedentes de diabetes, antecedentes de enfermedad cardiovascular e historial de cáncer, así como la forma en que los sujetos calificaron su propia salud.

Incluso teniendo todo eso en cuenta, las diferencias en la mortalidad entre personas con diferentes niveles de actividad sexual fueron notables. En comparación con las personas que informaron haber tenido relaciones sexuales cero veces o una vez al año, las que tuvieron relaciones sexuales hasta 51 veces tenían aproximadamente un tercio menos de probabilidades de morir, y las que lo hicieron semanalmente o más tenían solo la mitad de probabilidades de morir. Las muertes por cáncer y enfermedades cardiovasculares fueron menores entre las personas con mayor frecuencia sexual.

Entonces, ¿qué está pasando aquí? Eso es menos claro. El artículo en sí analiza una serie de teorías diferentes que podrían explicar los resultados.

¿Por qué el sexo influye en la mortalidad?

Las personas ansiosas con esta noticia se verán tentadas a interpretar el efecto como causal: es decir, el sexo en sí mismo reduce la posibilidad de muerte. No hay que descartar esta opción ya que, como señala el estudio, el sexo quema alrededor de 100 calorías en promedio para los hombres y 70 para las mujeres. El sexo también libera endorfinas, creando un "sentimiento feliz o dichoso" que "puede estar asociado con una mejor salud mental y específicamente con el disfrute de la vida". Las endorfinas aumentan aún más la "actividad de las células asesinas naturales", que protege contra las infecciones e incluso el cáncer.

Pero también puede haber otra posibilidad: la alta frecuencia sexual es en gran parte una consecuencia de las relaciones comprometidas, y la calidad de la relación más que el sexo en sí es lo que reduce la mortalidad. Aunque esta teoría pueda tener menos adeptos, el estudio señala que el efecto del sexo en la mortalidad de una persona es fuerte y claro entre las personas casadas, pero débil (y estadísticamente insignificante) para los solteros y separados.

Técnicamente hablando, esta interacción es significativa solo en el nivel del 10%, lo que significa que no podemos estar demasiado seguros de que el efecto difiere según el estado civil. Necesitaríamos una muestra aún mayor para estar seguros. Pero la diferencia es visualmente sorprendente, y al menos es consistente con una teoría en la que el estudio solo está detectando los efectos de los matrimonios fuertes, y donde las personas solteras no pueden obtener el mismo beneficio al tener más relaciones sexuales.

Y, por supuesto, también existe la posibilidad más aburrida de todas: el estudio controla un montón de variables que miden la salud, pero obviamente no puede controlar todo lo que afecta el riesgo de mortalidad, y muchas de las variables que incluye son medidas de manera imprecisa. Para entenderlo mejor, la "actividad física en el tiempo libre" es simplemente si los participantes autoinformaron "cualquier actividad física moderada o vigorosa en el tiempo libre", lo que no incluye el ejercicio que la gente hace por el trabajo remunerado o las tareas del hogar. Además, los propios autores señalan que "los primeros síntomas de enfermedades pueden predecir una disminución de la actividad sexual antes del diagnóstico de la afección".

Es decir, el estudio podría estar recogiendo el hecho de que las personas más sanas son más activas sexualmente.

Como último apunte, en un análisis separado utilizando datos de NHANES hasta 2016, los autores investigaron si las personas tienen menos relaciones sexuales que a mediados de la década de 2000. Sus resultados aquí son pequeños y estadísticamente insignificantes, y concluyen que “la prevalencia de la actividad sexual se mantuvo estable entre los adultos estadounidenses de 20 a 59 años". Sin embargo, vale la pena señalar que han encontrado una disminución específicamente entre los hombres jóvenes en numerosos conjuntos de datos, incluida la propia NHANES.

De todos modos, en cuanto a si el sexo salva vidas y la causa, todas las teorías tiene algo bueno que merece la pena atender: el sexo mejora la salud por sí mismo, las relaciones comprometidas son buenas para la salud y también implican mucho sexo, y las personas sanas tienen más sexo incluso más allá de lo que se tiene en cuenta en los controles del estudio.

Por lo tanto, sea cual sea el motivo, el sexo frecuente es bueno para la salud física y mental y para la felicidad de las parejas, por lo que no dudes en mantener relaciones sexuales siempre que puedas. Vivirás más y mucho más feliz.

Fuente:

“Trends in Sexual Activity and Associations With All-Cause and Cause-Specific Mortality Among US Adults”, Chao Cao, Lin Yang, Tian lin Xu, Patricia A. Cavazos-Rehg, Qinran Liu, Daragh McDermott, Nicola Veronese, Thomas Waldhoer, Petre Cristian Ilie, Shahrokh F. Shariat, Lee Smith. The JOurnal of Sexual Medicine. https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2020.05.028

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar