• Buscar
×

10 alimentos para aumentar la libido en mujeres

10 alimentos para aumentar la libido en mujeres

Las mujeres en algún momento de nuestra vida tenemos la libido baja debido al desequilibrio hormonal. Para remediarlo, la mejor opción es intentar averiguar el motivo del bajo deseo sexual para saber responder correctamente. En la mayoría de las situaciones la mejor solución ha sido la alimentación. Existen una serie de alimentos naturales ricos en nutrientes que funcionan muy bien como afrodisíacos.

Índice

10 alimentos para aumentar la libido

¿Te notas últimamente un poco desganada en el tema sexual? ¿Tu pareja no te pone ni haciendo un baile sexy? A continuación, van 10 alimentos que aumentarán tu apetito sexual y, aparte, tienen vitaminas y minerales esenciales que potencian una vida sexual y salud saludable:

  • Chocolate. Es el símbolo sexual por naturaleza y funciona a cualquier edad. Según un estudio divulgado en la revista The Journal of Sexual Medicine, las mujeres que toman como mínimo una onza de chocolate negro al día tienen mayor deseo sexual y sus relaciones son más placenteras.
  • Frambuesas negras. Esta fruta y sus semillas tiene altos niveles de fitoquímicos que contribuyen a que la duración de la relación sexual se aumente. Hay expertos que recomiendan comer 10 frambuesas antes del sexo.
  • Ostras. Es otro afrodisíaco por excelencia. Al contener zinc, ayuda a la creación de hormonas que favorecen la sensibilidad del clítoris. Sin embargo, es un alimento bastante tóxico debido a que absorben las toxinas y parásitos del mar. Como alternativa, la espinaca es también rica en zinc.
  • Plátanos. Tienen gran cantidad de magnesio, potasio y vitamina B que nos proporcionan energía para los encuentros sexuales.
  • Chiles. Debido al picante, cada vez que comemos chiles sudamos y nuestro pulso se activa a un ritmo desmedido al igual que sentimos en el sexo. Además, contiene capsaicina que favorece a que nuestro cuerpo libere endorfinas.
  • Aguacate. Posee vitamina E y como consecuencia, colabora en la creación de hormonas sexuales, sobre todo el estrógeno, la testosterona y progesterona. Cuando estas hormonas circulan por la sangre, contribuyen a las respuestas sexuales, como la lubricación vaginal.
  • Sandía. Estudios recientes han confirmado que la sandía puede actuar como una viagra en el cuerpo gracias a su componente de aminoácido citrulina – que aumenta el flujo sanguíneo de las zonas erógenas–.
  • Brécol. Al tener alto contenido en vitamina C, mejora e incrementa la circulación sanguínea, especialmente en los órganos sexuales femeninos y masculinos.
  • Nuez moscada. Esta especia es también un afrodisíaco porque estimula a las células nerviosas y la circulación de la sangre, lo que induce a un aumento del deseo sexual.
  • Higos. Además de ser un símbolo de sensualidad y fertilidad, son ricos en aminoácidos, magnesio y antioxidantes que provocan un aumento en la creación de hormonas sexuales. Y, por cierto, era la fruta favorita de Cleopatra.

Pero ¿qué es la libido?

La libido es el deseo sexual, es decir, las ganas de mantener relaciones sexuales con otra persona. Cuanto más alto sea el nivel de libido en nuestro organismo, más receptivas seremos a la posibilidad de mantener sexo con alguien.

Pero, como decíamos, los niveles de libido en el organismo femenino se ven muy alterados por las hormonas y varían en relación al ciclo menstrual en las mujeres en edad fértil. Así, los altos niveles de estrógenos y testosterona que hay durante la ovulación hacen que en esos días estés más receptiva y tu libido más alta; por el contrario, poco antes de venir la regla suele apetecer menos. Igualmente, en la menopausia, con el descenso de los estrógenos, la libido se ve disminuida.

Además de las hormonas, la libido puede verse afectada por otros muchos factores:

- Infecciones vaginales o urinarias que causen dolor al orinar, escozor, dolor durante las relaciones, etc.

- La ingesta de ciertos medicamentos como los antidepresivos o los ansiolíticos.

- La relación con nuestra pareja: cuanto mejor sea esta, más ganas de tener sexo con ella; y viceversa.

- El estrés, las preocupaciones o los problemas en nuestra vida laboral, familiar y social.

- La edad, ya que, generalmente, cuanto más joven se es, más ganas de tener relaciones sexuales.

Por eso, si tu libido está baja, debes tener en cuenta las posibles causas para encontrar la mejor solución para aumentar tu deseo sexual.

Otros consejos para aumentar el deseo sexual

- Habla con tu pareja y solucionad los posibles problemas de confianza y comunicación que tengáis y que os están separando. Es importante que puedas decirle abiertamente por qué no tienes ganas de sexo y cómo mejorar en ese aspecto y en otros que afectan a vuestra felicidad.

- Un fin de semana romántico, una cena para dos, un baile o salir a tomar una copa (sin pasarse con el alcohol, que poco ayuda, pero mucho, no) puede ayudaros a poneros a tono para empezar con los preliminares.

- Si el problema es la rutina, podéis intentar hacer algo nuevo y diferente, como cumplir alguna fantasía sexual, comprarte lencería sexy o usar algún juguete sexual. Dejad volar vuestra imaginación.

Fuente:

Daniel Adekunbi1,2,3, Xiaofeng LI1, Geffen Lass1 et al. Kisspeptin boosts male sexual appetite and reduces anxiety. 2017 Society for Endocrinology Annual Conference

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar