• Buscar
×

¿Qué hacer cuando te enteras de que eres la otra?

¿Qué hacer cuando te enteras de que eres la otra?

Todo iba bien con ese chico maravilloso, hasta que un día te confesó que está casado… ¿Qué hacer en ese momento? ¿Debes dejarlo? ¿Te ves capaz de ser la otra?

Índice

¿Soy la otra?

Las relaciones amorosas al principio siempre son maravillosas… la pasión, la atracción, la novedad… pero un día comienzas a hablar en profundidad con ese chico y te confiesa que te ha estado engañando y que realmente está casado. En ese momento te das cuenta de que eres la otra, la amante, la que está “en medio” de una relación y debes plantearte qué quieres hacer.

La opción más lógica sin duda es la de cortar y olvidarse de esa relación que siempre será complicada. Menos del 5% de los hombres casados deja a sus mujeres, por lo que es probable que tengas que acostumbrarte a ser la otra para siempre. Y, si tiene hijos, peor aún, menos posibilidades de que la deje.

Sin embargo, la lógica no siempre gana la partida cuando hablamos de temas amorosos (o más bien, nunca), por lo que, si estás muy enamorada, te costará dejarlo y querrás creerte sus promesas de amor y futuro, pensando que realmente algún día tendrá el valor de dejar a su mujer.

Lo mejor en este caso es hacer una lista de pros y contras de ser “la otra”.

Pros y contras de ser la amante

En cuanto a los pros, encontramos:

- La libertad en la relación. Al no vivir juntos, tendrás mucha más libertad y no tendrás que enfrentarte a los problemas de vivir juntos, casaros…

- Evitarás muchos conflictos y problemas que se tienen en las relaciones oficiales, como las discusiones por la familia política.

- El sexo y la pasión serán claves en vuestra relación, ya que al fin y al cabo eres su vía de escape y busca en ti esa pasión que falta en su matrimonio.

Sin embargo, también tiene muchos contras:

- Estarás sola mucho tiempo, ya que tendrá que pasar las Navidades, el verano, los cumpleaños… con su mujer.

- Tendrás que llevar la relación en secreto y puede que tengáis que veros a escondidas o quedar en sitios en los que nadie pueda reconoceros.

- Es probable que en algún momento quieras más… vivir con él, casarte, tener hijos… pero si no deja a su mujer, no podrás tener nada de eso.

- Las relaciones así, a la larga, son muy complicadas, por lo que es probable que tenga fecha de caducidad y que dure solo lo que dure vuestra pasión.

- Es duro comprobar que eres “el segundo plato” y que no eres lo más importante para él, sino que primero está su familia y él mismo, y luego tú.

- Estar en medio de una relación y saber que puedes ser el detonante de romper una familia, aunque la culpa no sea tuya, sino de él, te puede hacer sentir muy mal y culpable. No es bonito ser la otra.

- Si es infiel a su mujer, puede que siempre sea infiel…

En resumen, ser la otra es duro y complicado, aunque puede tener sus cosas buenas, por lo que deberás sentarte tranquilamente a pensar qué es lo que quieres tú. No confíes en sus promesas de romper con su mujer, porque pueden ser falsas. Es mejor que te plantees si quieres seguir con él en los términos que actualmente tiene vuestra relación, ya que puede que no cambien, en lugar de esperar que realmente la deje. Y si al final la deja, mejor aún, pero no cuentes con ello por si acaso.

Consejos para ser “la otra”

Ser la otra, como decíamos, puede ser complicado. Si al final aceptas, estos consejos pueden ayudarte a llevar mejor la relación:

- No te enamores, es difícil que funcione, así que es mejor que lo dejes en el terreno del sexo y la pasión.

- No te fíes de sus falsas promesas.

- Vive el presente y no esperes más de lo que tienes.

- Disfruta cada momento con él, pero no dejes que te controle y disfruta también de tu vida sin él.

- No cierres la puerta a otras relaciones, puede que dejes por el camino a alguien mejor por estar en esta relación compleja.

- Cuida tu autoestima. No pienses que si no estás con él no estarás con nadie, tienes mucho que ofrecer y puedes encontrar a otra persona que te quiera solo a ti si eso es lo que prefieres.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar