• Buscar
×

No, hoy no salgo… ¿Pillada de fiesta?

No, hoy no salgo… ¿Pillada de fiesta?

Le has dicho a tu pareja o a tu mejor amiga que no salías, que estabas muy cansada, pero resulta que a última hora te proponen un plan al que no puedes resistirte y sales de bares, con la mala casualidad de encontrarte a la persona rechazada en el mismo sitio. ¿Qué hacer?

Índice

Con mucha razón se dice que el mundo es un pañuelo, y es que la situación más inverosímil que te puedas imaginar, sucede. Por eso, si decides salir de fiesta a espaldas de un amigo o de tu pareja, seguro que te pillan. En esos casos, salir airosa no será nada fácil.

¿Por qué mentiste?

Si te has visto inmersa en esta tesitura, lo primero que debes hacer es reflexionar sobre por qué has mentido y has denegado el plan de tu amigo o de tu novio por este otro. Quizá el problema sea la persona.

Si cada vez que esa persona te propone un plan le dices que no, sea cual sea el plan, puede que tengas que dejar esa amistad o ver a tu amigo solo en ocasiones puntuales. Si es tu pareja a la que siempre le dices que no y nunca tienes ganas de estar con ella, sinceramente, es hora de cortar. Probablemente el amor se ha acabado, o nunca lo hubo, pero si nunca quieres quedar con él, lo mejor es que te sinceres, le digas que lo vuestro se acabó y sigas con tu vida.

Pero también es posible que el problema fuera el plan que te había propuesto que te parecía un muermo absoluto. Si es así, lo mejor es que lo expliques y que la próxima vez seas sincera desde el principio. Si ese plan no te gusta, pero sí quieres quedar con esa persona, proponle otro plan.

¿Y si el cazado no eres tú?

Puede que sea esa otra persona la que no ha sido totalmente sincera contigo. Si te dijo de ir a un sitio y finalmente está en este otro en el que os habéis encontrado... ¿por qué ha sido? Quizá sea esa persona la que te mintió aposta sabiendo que le dirías que no a ese plan. En ese caso, el cazad@ no eres tú, sino él, y lo que debes hacer es quedar en otro momento (en un bar, con alcohol de por medio, mejor no hablar) y aclarar los motivos que le llevaron a ese engaño para saber si vuestra amistad puede continuar o hay algún problema que debéis arreglar primero.

¿Cómo arreglar la pillada?

- Una vez aclarado quién ha mentido y por qué, lo mejor es poner las cartas sobre la mesa: ¿Ha sido algo puntual? ¿Un malentendido? ¿Un arrebato de última hora? Si es así, lo mejor es ser sincera y pedir perdón.

- Si la otra persona te perdona (o le perdonas tú a él), nada mejor que una copa y seguir juntos de fiesta para confirmar la reconciliación.

- Si no, mejor no lo pienses más en ese momento, no es el oportuno para pensar ni solucionar nada. Mañana será otro día y, con la cabeza clara, podrás pensar qué quieres hacer.

- Sobre todo, no te fustigues, pero piensa por qué has llegado a esa situación, quizá haya algo que debas cambiar en tu relación con esa persona. Analizar los posibles problemas de cualquier relación y buscarlos una solución es la mejor manera de conservar una amistad o una pareja. Todos nos equivocamos, pero casi todo en esta vida tiene solución.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar