• Buscar
×

Las largas visitas a la naturaleza mejoran tu salud física y mental

Las largas visitas a la naturaleza mejoran tu salud física y mental

La salud mental es una de las grandes preocupaciones de los últimos años, ya que son muchas las personas que sufren ansiedad, estrés, depresión y otros trastornos mentales. Por eso, es normal encontrarnos con estudios que tratan de arrojar luz sobre este tema para saber cómo evitar este tipo de enfermedades. Por ejemplo, un nuevo estudio realizado entre científicos australianos y de Reino Unido afirma que las personas que visitan parques durante 30 minutos o más cada semana tienen muchas menos probabilidades de tener presión arterial alta o mala salud mental.

Índice

La naturaleza nos protege

El estudio, dirigido por la Universidad de Queensland (UQ) y el Centro de Excelencia para Decisiones Ambientales (CEED) de ARC, sugiere que las personas podrían necesitar una "dosis de naturaleza" mínima a la semana para mejorar su salud. La Dra. Danielle Shanahan, investigadora de UQ CEED, dijo que los parques ofrecían beneficios para la salud, incluidos menores riesgos de desarrollar enfermedades cardíacas, estrés, ansiedad y depresión. "Si todos visitaran sus parques locales durante media hora cada semana, habría un 7% menos de casos de depresión y un 9% menos de casos de presión arterial alta", dijo.

Este estudio es muy relevante porque, hasta ahora, se sabía que pasar tiempo en contacto con la naturaleza era bueno para la salud, pero no se sabía con qué frecuencia las personas necesitan comprometerse con la naturaleza, y qué tipos o características de esta naturaleza deben incorporarse en las ciudades para obtener los mejores resultados de salud. "Sabemos desde hace mucho tiempo que visitar los parques es bueno para nuestra salud, pero ahora estamos empezando a establecer exactamente cuánto tiempo necesitamos dedicar a los parques para obtener estos beneficios", dijo.

Impacto en la salud y el bienestar

Este estudio ha conseguido demostrar que las personas que realizaron visitas prolongadas a espacios verdes tenían tasas más bajas de depresión y presión arterial alta, y las que lo hacían con mayor frecuencia tenían una mayor cohesión social. Los niveles más altos de actividad física estaban relacionados con la duración y la frecuencia de las visitas a los espacios verdes. Un análisis de dosis-respuesta para la depresión y la presión arterial alta sugiere que las visitas a espacios verdes al aire libre de 30 minutos o más durante el transcurso de una semana podrían reducir la prevalencia de la población de estas enfermedades hasta en un 7 y un 9% respectivamente.

Dado que los costos sociales de la depresión solo en Australia se estiman en 12.6 mil millones de dólares australianos por año, los ahorros para los presupuestos de salud pública en todos los resultados de salud podrían ser inmensos. Además, esta investigación podría transformar la forma en que las personas ven los parques urbanos.

Según la Dra. Shanahan, el 40 por ciento de los residentes de Brisbane (Australia) no visitaron un parque urbano en una semana típica. "Entonces, ¿cómo podemos animar a las personas a pasar más tiempo en los espacios verdes? Necesitamos más apoyo y estímulo a las actividades de la comunidad en los espacios naturales. Por ejemplo, los programas de Nature Play en Queensland, Australia Occidental y Australia del Sur ofrecen muchas ideas para ayudar a los niños a disfrutar del aire libre”. Pero no basta con aplicar este tipo de iniciativas para los niños, hay que crear planes para las personas adultas.

Por ejemplo, si bien la provisión y la calidad de los espacios verdes es sin duda importante, los programas de salud que apuntan a reducir la prevalencia de la depresión o la presión arterial alta también podrían centrarse en las intervenciones conductuales, por ejemplo, la promoción de visitas a espacios verdes de mayor duración. En contraste, la mejora de la cohesión social en las comunidades es un beneficio bien conocido de los espacios verdes públicos y las intervenciones que apuntan a mejorar la cohesión social podrían centrarse fructíferamente en aumentar la frecuencia de visitas de los residentes. La cohesión social es en sí misma importante para la salud pública, ya que está asociada positivamente con el bienestar físico y mental.

Además, la actividad física se asoció con una mayor duración y frecuencia de las visitas a los espacios verdes, lo cual es importante ya que puede reducir el riesgo de una amplia gama de enfermedades no transmisibles como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Los espacios verdes a menudo se consideran entornos que facilitan directamente el ejercicio, y la visita a los espacios verdes puede implicar caminar, correr o andar en bicicleta. Las áreas con vegetación también ofrecen sombra y una mejor regulación de la temperatura, proporcionando un lugar agradable para la actividad física. Esto es particularmente relevante en ciudades como Brisbane, una ubicación subtropical con veranos calurosos y una media de 113 días sin nubes por año. Sin embargo, aunque muchos estudios han encontrado que más personas realizan actividad física (por ejemplo, andar en bicicleta y caminar) en vecindarios más verdes, los resultados a veces son mixtos; por ejemplo, estos patrones podrían deberse a otras actividades como la jardinería, o porque las personas activas se auto seleccionan en barrios más ecológicos. Por lo tanto, hace falta hacer más estudios al respecto.

El estudio no encontró ninguna relación entre la intensidad de la naturaleza (complejidad de la vegetación) y los resultados de salud medidos. Aunque es cierto que otros estudios han encontrado que niveles más altos de riqueza de especies de plantas, mariposas y aves (o riqueza percibida de especies) pueden mejorar los sentimientos de restauración de una persona. También hay otras hipótesis que describen las relaciones entre la salud y la complejidad de la vegetación; por ejemplo, algunos estudios han encontrado que más personas tienden a visitar espacios verdes públicos con niveles moderados de cobertura vegetal (en lugar de alta o baja), y es probable que la vegetación influya en la percepción de seguridad de un área. De nuevo, hacen falta más estudios para mejorar los espacios verdes de las áreas urbanas y, de este modo, la salud de todos sus vecinos.

Fuente:

Fuente:

“Health Benefits from Nature Experiences Depend on Dose”, Danielle F. Shanahan, Robert Bush, Kevin J. Gaston, Brenda B. Lin, Julie Dean, Elizabeth Barber & Richard A. Fuller. Scientific Reports volume 6, Article number: 28551 (2016).

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar