• Buscar
×

Hombres y mujeres: diferentes hasta en nuestros genes

Hombres y mujeres: diferentes hasta en nuestros genes

Los hombres y las mujeres son diferentes en muchos aspectos, de eso no hay duda, tanto físicos como emocionales. Incluso sus genes son distintos.

Índice

Diferencias en nuestros genes

Un estudio, publicado en la revista BMC Biology, examinó genes en 53 tejidos corporales, como los del corazón, la piel, los músculos, la grasa y los órganos reproductivos, que provenían de 550 personas. Luego, los investigadores observaron el nivel de expresión de cada gen, o el grado en que estaba "encendido" o "apagado".

Los resultados mostraron que más de 6.500 genes -de los aproximadamente 20.000 que tienen los humanos- se expresaron en diferentes niveles en hombres que en mujeres en al menos un tipo de tejido.

Por ejemplo, algunos genes relacionados con el crecimiento del vello corporal se expresaron mucho más en las células de la piel de los hombres que en las de las mujeres. Además, los genes para construir músculo se expresaron más en las células musculares de los hombres en comparación con las mujeres, mientras que los genes para almacenar grasa se expresaron más en las células grasas de las mujeres en comparación con las de los hombres.

El tejido que mostró la mayor diferencia en la expresión génica por sexo fue la glándula mamaria, en la cual miles de genes tenían una expresión mucho más alta o más baja en uno de los sexos. Curiosamente, aproximadamente la mitad de estos genes tenían una expresión mucho más alta en los hombres, por lo que los investigadores especulan que algunos de esos genes ayudan a suprimir la lactancia.

El estudio también encontró que los genes de ciertas enzimas hepáticas se expresaban más en las mujeres. Una de las funciones del hígado es desintoxicar y eliminar sustancias dañinas, por lo que los investigadores dijeron que estos genes pueden desempeñar un papel en las diferentes respuestas a las drogas observadas en las mujeres en comparación con los hombres.

¿Cómo afectan estas diferencias a la salud?

Algunos de los hallazgos podrían arrojar una nueva luz sobre la fisiología subyacente de ciertas enfermedades. Por ejemplo, un gen, llamado NPPB, se encontró altamente expresado en mujeres más jóvenes, pero la expresión disminuyó con la edad. Según los investigadores, este gen puede desempeñar un papel en el aumento del riesgo de enfermedad cardíaca en mujeres después de la menopausia.

Otro gen se expresó mucho más en los cerebros de las mujeres que en los hombres. Aunque se desconoce la función de este gen, los investigadores especularon que podría desempeñar un papel en la protección de las mujeres contra la enfermedad de Parkinson, que se sabe que es más común en hombres que en mujeres.

"El genoma básico es casi el mismo en todos nosotros, pero se utiliza de manera diferente en todo el cuerpo y entre las personas", dijo el coautor del estudio Moran Gershoni, del Departamento de Genética Molecular del Instituto de Ciencia Weizmann en Israel. "Nuestros resultados pueden facilitar la comprensión de diversas características biológicas en el contexto del sexo", dijeron los investigadores.

Curiosamente, el estudio encontró que los genes que mostraron sesgo de sexo en su expresión también tienden a acumular mutaciones genéticas a un ritmo mayor que otros genes. Por eso, los investigadores sospechan que estas mutaciones genéticas persisten en la población porque afectan solo a un sexo. Por ejemplo, los genes que son perjudiciales para la reproducción de los hombres permanecen en la población porque aún pueden ser transmitidos por las mujeres, ya que esos genes no son dañinos para la reproducción de las mujeres.

"Paradójicamente, los genes ligados al sexo son aquellos en los que las mutaciones dañinas tienen más probabilidades de transmitirse, incluidas aquellas que perjudican la fertilidad", dijo el coautor del estudio Shmuel Pietrokovski, también del Instituto Weizmann. Esto podría explicar por qué la infertilidad ocurre con bastante frecuencia en las parejas (alrededor del 15 por ciento de las parejas que intentan concebir se definen como infértiles).

En definitiva, un estudio muy interesante que explica algunas de las diferencias físicas entre hombres y mujeres, como el mayor vello corporal de ellos o la mayor grasa corporal de ellas, pero que también puede ayudarnos a evitar y combatir ciertas enfermedades.

 

Fuente:

Fuente: “The landscape of sex-differential transcriptome and its consequent selection in human adults”, Moran Gershoni, Shmuel Pietrokovski. BMC Biology 201715:7. https://doi.org/10.1186/s12915-017-0352-z

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar