• Buscar
×

¿Cómo ser original?

¿Cómo ser original?

Lo primero: no te obsesiones demasiado. Es normal que al comenzar un “nuevo proyecto” o un “nuevo negocio” quieras ser más original que cualquiera, sobre todo si miras un poco a la competencia. Sin embargo, aquí te dejamos algunas ideas para ser algo diferente y, por supuesto también, algo original…

Índice

Consejos para ser original

Lo primero que debes saber es qué significa el concepto de originalidad como tal. La originalidad es la cualidad de la cosa o persona original, que ni copia ni imita a otros, y el concepto original, “lo que resulta de la inventiva de su autor” o bien “que tiene en sí o en sus obras o comportamiento carácter de novedad”. Este concepto, además, se liga siempre con ser creativo ya que crear en realidad significa “producir algo de la nada”.

Y sí, lo sabemos. Somos muy pero que muy conscientes de que no siempre es demasiado fácil ser una persona verdaderamente original ya que esto requiere mucho trabajo y dedicación, tarea complicada encima cuando se siente muchas veces eso que denominamos como “presión de grupo”, aunque en realidad ser original no sea sobresalir sí o sí en una multitud, sino simplemente tener nuestras propias convicciones y no tener, por supuesto, ningún miedo a ser “alguien diferente”. Y, para lograrlo, lo primero que puedes hacer es seguir alguno de estos consejos:

1. No prestes demasiada atención a los demás. En realidad, el ser original implica de manera casi inconsciente el dejar de preocuparse por lo que digan o piensen los demás (sobre todo de ti). De hecho, cuando uno se preocupa demasiado por esto no llega a ser nunca original (ni feliz tampoco, claro).

Recuerda: los cumplidos primero para ti.

2. No tengas miedo de ser TÚ MISMA. Sin duda, el ser original conlleva sobre todo a no ser una persona perfecta ni por supuesto a comportarte como tal sino todo lo contrario. El hecho de ser original implica el ser una misma con sus virtudes, pero también con sus defectos.

3. No te sientas obligada en absoluto en ser alguien que no eres. En realidad, esta tercera cuestión va relacionada en parte con la anterior ya que no se debe ser alguien que no se es nunca. Lo importante es mostrarse tal y como una es, no dejarse llevar ni influenciar por nadie y nunca, recuerda, seas alguien que no eres.

4. Aumenta tu autoestima y la confianza en ti misma. Para tener la autoestima alta lo primero que debes hacer, sin lugar a dudas, es aceptarte tal y como eres. Además, recuerda que la confianza en una misma también es fundamental para ello. Si confías en ti y, sobre todo, si crees en ti, será mucho más fácil conseguir tus propósitos y ser justo lo que quieres ser: alguien original.

5. Sé muy fiel a tus convicciones. Está claro que los patrones sociales no tienen que ser cumplidos por todos ni de la misma manera. Es cierto, no obstante, que se puede convivir bajo ciertos patrones en común con el resto, pero sin tener que abandonar nuestras creencias y pensamientos, a lo que necesitas, a lo que quieres y a lo que tú misma deseas.

6. Esfuérzate enormemente por sentirte cómoda contigo misma. Muéstrate a los demás tal y como eres, pero siéntete orgullosa de lo que muestras en cada momento. Acéptate y, sobre todo, siéntete cómoda contigo misma.

7. Acepta desafíos. En cualquier etapa de la vida se puede optar por salir de esa zona de confort en la que “parece” que estamos tan bien y aceptar los retos de la vida, esos desafíos que el mundo te está planteando, así que… cuando te encuentres con ellos de golpe no te vayas, enfréntate y prueba cosas nuevas por muy complicado que parezca al principio.

8. Encuentra tu lado creativo. Aunque es cierto que para ser original no hace falta ser creativa sí se pueden explorar ciertos campos en los que creamos que podemos llegar a tener mayor validez. Ejercitar, por decirlo de alguna manera, esa “creatividad interna” que tenemos es algo muy favorable.

9. Convéncete de que tu opinión es igual de válida que la del resto. Nunca permitas que otras personas te hagan cambiar de opinión cada vez que discutís o habláis sobre algo. Está claro que todos debemos mantener una mentalidad abierta y saber escuchar a los demás, y también la habilidad de querer aprender de los otros, pero si realmente piensas o crees una cosa no te dejes presionar “por el grupo”.

10. Y quiérete. Quiérete mucho. Como hemos podido ver prácticamente en todos los consejos de arriba es que la verdadera originalidad está en esas personas que confían en sí mismas, que son fieles a sus convicciones, que aceptan desafíos, que saben que su opinión es válida, que confían en sí mismas y que son ellas, con virtudes y defectos. En definitiva, personas que se quieren tal y como son sin importar la opinión de los demás.

¿Cómo es una persona original?

Como veíamos más arriba, la originalidad es la cualidad de algo creado o inventado por uno o una misma, algo que, por tanto, hace que esto sea nuevo o novedoso distinguiéndose de lo falso o lo copiado. Pero es que, además de todo esto, hay algunos rasgos que caracterizan a cualquier persona auténtica y son:

- Personas que se expresan sin temor a lo que los demás digan o piensen

- Personas que se hacen escuchar, que dicen lo que piensan, que muestran sus opiniones

- Personas que actúan en base a motivos internos, es decir, que rigen su vida con su propia escala de valores y hacen lo que realmente ellos desean

- Personas que no juzgan, pero que conocen perfectamente sus características, virtudes y defectos

- Personas que se tienen como mejores amigos a sí mismos

- Y, finalmente, personas que no dan consejos que ellos mismos no seguirían.

¿Y tú? ¿Cómo de original eres?

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar