• Buscar
×

Él tiene dinero y yo no

Él tiene dinero y yo no

Las diferencias económicas entre una pareja pueden provocar problemas a la larga, sobre todo si uno de los dos tiene mucho dinero y el otro apenas llega a fin de mes.

Índice

Problemas que pueden surgir si él gana más dinero

La idea de “pescar a un marido rico” y ser feliz se ha quedado obsoleta. Actualmente, la mayoría de mujeres lo que busca es desarrollar su carrera laboral y tener independencia económica, es decir, no tener que recurrir a su pareja o marido para poder comprar las cosas que le gustan, salir de fiesta o ir de viaje.

Sin embargo, la realidad laboral hoy en día no es muy boyante que se diga, lo que se traduce en trabajos precarios y sueldos bajos. Esto es lo que nos ocurre a la mayoría de los mortales, pero sigue habiendo afortunados que ganan mucho más de la media. Incluso hay quienes ganan en un mes lo que otros en un año.

Esta situación es la que quizá se dé en tu pareja: tú eres mileurista, pero tu novio gana una pasta cada mes. Esto, que puede parecer un “chollo” al principio de la relación, quizá te preocupe que pueda causar problemas a la larga.

Los principales problemas que pueden surgir cuando la diferencia económica es considerable son:

- Diferencia de nivel de vida: Si tu pareja es de gastar mucho, ir a restaurantes caros y viajar a todo trapo, tú no podrás seguir su ritmo, lo que provocará que, o bien te invite a todo, o bien deje de hacer lo que le guste.

- Si te invita a todo… Si es generoso y no le importa pagarte todo y regalarte cosas caras, puedes sentirte muy bien al principio, pero llegará un momento en que sentirás que dependes totalmente de él. Incluso puedes llegar a sentirte obligada a hacer cosas que no te apetezcan solo para mostrarte agradecida.

- Si deja de hacer lo que le gusta… Acabará sintiéndose aburrido y obligado a llevar una vida que no le gusta, lo que te echará en cara.

¿Cómo resolverlo?

En estos casos, quizá podáis poner una serie de normas desde el principio para que ninguno de los dos se sienta engañado o insatisfecho. Un límite de gasto al mes en vuestras actividades, que te invite solo en ocasiones especiales, que te deje a ti invitar alguna vez, aunque sea en actividades más económicas, etc.

También es posible, sobre todo si la relación es larga y está consolidada, que la diferencia de dinero no suponga ningún problema y que enseguida ambos sintáis que lo de los dos es de los dos, sin dar importancia a las diferencias de sueldo. Aunque en estos casos podría haber problemas a la hora de casarse en lo que respecta a la separación de bienes. Si la pide, puedes pensar que se cubre las espaldas pensando en un posible divorcio. Si no la pide, quizá su familia le tache de inconsciente por lo que pudiera pasar. En cualquiera de los dos casos, de nuevo puede ser fuente de problema.

Por eso, lo mejor es ser muy claro en lo que respecta al dinero entre una pareja para no dar lugar a equívocos ni problemas.

¿Cómo hablar de dinero con tu pareja?

El dinero es un tema que, en muchos casos, tememos sacar con la pareja por miedo a que surjan problemas como los antes indicados. Sin embargo, como también hemos visto, es necesario hablar de ello y ser sinceros para evitar que pueda afectar a la relación de pareja.

Para hablar de un tema que puede ser conflictivo, lo mejor es elegir un momento tranquilo, en el que ambos estéis serenos y no en medio de una discusión. Primero, tienes que tener claro qué quieres decirle, para no enredarte con otros asuntos que no vengan al caso y que puedan complicar todo aún más.

No esperes a tener problemas económicos o a que surja un conflicto para hablar de finanzas, es mejor hacerlo en un momento de calma y sin nubarrones en el frente.

Buscad fórmulas de negociación y acuerdo para que el dinero no tenga que suponer un problema nunca, al contrario, siente la base de la confianza y el respeto necesarios para otros asuntos.

Si ya ha surgido algún problema económico y piensas que no podréis hacerle frente solos, busca la ayuda de un experto financiero que os aconseje de manera neutra. Es mejor que no sea un familiar o amigo de uno de los dos para que no pueda parecer que sus consejos son partidistas.

Algunos de los errores más comunes que hay que evitar en torno al dinero y la pareja son:

- Dejar que uno lleve la mayor carga económica.

- No tener en cuenta que los gastos de cada uno afectan al otro.

- Las diferentes personalidades siendo uno muy derrochador y el otro un ahorrador.

- Los diferentes imprevistos económicos que siempre pueden surgir.

- Y, por último, hablar poco de dinero.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar