• Buscar
×

Peligros de idealizar a tu pareja

Peligros de idealizar a tu pareja

Algunas mujeres, al iniciar una relación, tienden  a idealizar al hombre dotándole de cualidades extraordinarias que no posee. Sin embargo, cuando nace el primer conflicto, pasan del enamoramiento a la desilusión. Normalmente, esto ocurre en el primer amor, cuando tememos a la soledad y tenemos la autoestima baja.

Índice

Todos sabemos que el amor atonta y puede llegar a ser un estado traicionero ya que es capaz de transformar la realidad. Además, si lo idealizas, puede dar lugar a que lo necesites permanentemente y, como consecuencia, desarrolles riesgos de obsesión, desilusión y dependencia.

Considerar que tu pareja es demasiado perfecta es sinónimo de idealizarla. El problema aparece cuando tu pareja se convierte en una persona normal y corriente para tus ojos. En ese momento, pierde todas las virtudes que le veíamos y puede llegar a convertirse en un enemigo.

Inconvenientes que presenta la idealización de tu pareja

  • En primer lugar, la situación puede deprimirnos ante la desilusión porque tu príncipe azul se ha convertido en sapo.
  • Al pensar que nuestra pareja es perfecta le hacemos dueña de nuestra vida y tiene total poder sobre ella.
  • Asimismo, también puede disminuir nuestra autoestima al sentirnos inferior a ella. Pensar que el otro es perfecto y no tiene fallos nos puede hacer creer que somos peores de lo que realmente somos.
  • La idealización, junto con la baja autoestima, puede causar problemas de dependencia, lo cual puede convertir esa relación en negativa y tóxica.
  • Una relación con Don Perfecto puede dejar a tu propia personalidad fuera de juego, ya que todo lo hagas o digas te parecerá inferior, haciendo que sufras problemas de personalidad.

¿Por qué idealizamos a la pareja?

Este estado de idealización es muy común en jóvenes cuando se enamoran por primera vez. Al principio, nos encandilamos de una persona que nos parece atractiva, unido a una necesidad de cariño y de experimentar la sensación de que alguien nos complemente.

En los primeros meses de una pareja, es normal que idealicemos a la otra persona, forma parte de esa primera etapa conocida como enamoramiento, cuando ambos muestran lo mejor de sí mismos y hacen todo lo posible por gustar y satisfacer a la otra persona. Sin embargo, en la mayoría de los casos, ese idealizamiento se va pasando a medida que pasan los meses.

Otro motivo es porque buscamos una pareja que se adapte a nuestro prototipo que hemos diseñado en nuestra cabeza. Es decir, en estos contextos sólo vemos la parte buena de la persona y nos olvidamos de lo negativo.

La baja autoestima también nos lleva en muchos casos a esta mitificación que tenemos sobre nuestra pareja. Muchas personas, al sentirse inseguras, se enamoran de otras que piensan que son más guapas o inteligentes. Como resultado, creen en un espejismo creado por su imaginación.

¿Cómo podemos dejar de idealizar el amor?

  • Para empezar, debes ver a tu pareja como realmente es para conseguir enamorarte de verdad, y que logres conservar tu interés día tras día. Si lo idealizas, cuando el espejo se rompa, el batacazo será enorme y, probablemente, acabe con vuestra relación.
  • No trates de controlar lo que ocurre en tu vida, olvídate de la idea de que tu pareja se adapte a tu medida o rechazar a hombres que no se acerquen a tu perfil. Deja que las cosas pasen y fluyan por sí solas.
  • Los cuentos de princesas no existen y nadie es perfecto, ni tú, ni tu pareja. Es importante entender esto y no pretender buscar la perfección en todo, ya que puede ser agotador y estropear las relaciones. Aprende a amar a tu pareja con sus virtudes y sus defectos. Generalmente, las parejas que son felices mucho tiempo es porque se complementan y, si uno es muy lento, el otro es más rápido. Debéis ser un equipo y ayudaros a mejorar.
  • Por último, si es cuestión de autoestima, observa las cualidades que buscas en una pareja porque se tratan de aptitudes que tú tienes y no eres capaz de reconocerlas en ti misma. Tienes que potenciarlas y poco a poco dejarás de caer en la dependencia. No te sientas inferior a nadie, seguro que hay muchas cosas que tú haces mejor que él. Es importante que sepas ver la realidad de cada uno, tanto la de tu pareja (que no es perfecta) como la tuya (que seguro que eres mucho mejor de lo que crees). Si no consigues librarte de este problema, puedes pedir la ayuda profesional psicólogo que te ayude a valorarte y ver la realidad como es.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar