• Buscar
×

Dime cómo duermes… y te diré cómo es tu relación

Dime cómo duermes… y te diré cómo es tu relación

¿Dormís toda la noche abrazadas o sois de los que preferís estar lo más separados posible para dormir más a gusto? Un estudio afirma que la postura en la que las parejas duerme dice mucho de su relación y sus rasgos de personalidad.

Índice

¿La postura en la que dormimos dice algo de nosotros?

El profesor Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire, realizó un estudio a gran escala sobre el lenguaje corporal al dormir durante el cual logró entrevistar a más de 1.000 personas. Su objetivo era estudiar si la postura que las parejas adoptan al dormir juntas nos puede indicar datos fiables sobre su relación y su forma de ser. Este estudio, además, ha proporcionado información sobre las preferencias de los extrovertidos y las personas creativas.

El científico estaba principalmente interesado en cómo la posición en la que las parejas prefieren pasar la noche puede revelar cosas sobre las características de su personalidad y relación.

Según el psicólogo, la posición de "espalda con espalda" es la más común entre las parejas casadas, ya que  el 42% de todos los encuestados dijeron que era su posición de dormir favorita.

En segundo lugar en popularidad (con un 31%) encontramos a ambos miembros de la pareja durmiendo hacia el mismo lado. Y sólo el 4% de todas las parejas decían dormir frente a frente. Además, aproximadamente el 12% de todos los encuestados dijo que dormían muy cerca unos de otros, mientras que el 2% prefería mantener una distancia no inferior a un metro.

Tocarse al dormir implica felicidad

"El factor más importante que apunta a la relación armoniosa es tocarse durante el sueño. Así, el 94% de todas las parejas que dijeron que tenían contacto corporal por la noche se revelaban como muy felices en su relación. Al mismo tiempo, de entre aquellas parejas que evitan el contacto corporal durante el sueño, sólo el 68% está satisfecha con su status quo de amor", explicó el profesor.

Los resultados de la encuesta también mostraron que, cuanto más lejos está el uno del otro durante el sueño, menos satisfechos están con su relación. Alrededor del 86% de todas las parejas felices dijeron que pasan la noche cerca unas de otras, y el 66% prefiere mantener una distancia de más de un metro.

Otro hallazgo interesante fue que las personas extrovertidas parecen preferir acurrucarse con sus seres queridos cuando duermen. Al mismo tiempo, las personas creativas tienden a dormir en su lado izquierdo de la cama.

¿Qué opinas del estudio? ¿Estás de acuerdo? ¿Cómo duermes tú con tu pareja?

Las posturas más habituales al dormir

1- La chucharita: consiste en abrazar por la espalda a la otra persona, encajando ambos cuerpos. Esta práctica denota calidez y protección del que abraza al que es abrazado y es más común al principio de las relaciones. El problema es que puede ser un poco incómoda durante toda la noche ya que el abrazado puede tener mucho calor y el otro, poca movilidad en el brazo, que incluso se le puede llegar a dormir.

2- La cucharita desunida: es parecida a la anterior, pero ofrece más espacio a los miembros para dormir mejor, sin renunciar al contacto. Suele ser más habitual en parejas más asentadas.

3- Cara a cara: es una de las posturas más íntimas y suele usarse tras el sexo o al principio de las relaciones. El tiempo que duremos así puede indicar cómo es la relación: si dura unos 10 minutos, la pareja tiene una relación sólida e independiente; si dura toda la noche, puede significar que son muy dependientes el uno del otro.

4- De espaldas: no implica que no hay amor en la pareja, aunque pueda parecerlo a primera vista, sino que la relación es muy sólida, que ambos están conectados y confían el uno en el otro, pero también son independientes. Si hay contacto de sus espaldas, denota que se sienten relajados el uno con el otro.

5- Sobre el pecho: uno de ellos se apoya sobre el pecho del otro para dormir. Es una postura hermosa, pero realmente incómoda y no se puede aguantar así toda la noche. Por eso, suele ser una postura que se adopta durante un breve tiempo para demostrar amor.

6- Unidos por los pies: según los expertos, hacer piececitos o buscar los pies del otro indica deseo sexual, por lo que suele hacerse cuando se busca al otro para iniciar relaciones. Pero si solo lo hace uno de los dos, puede ser síntoma de que se siente rechazado o excluido por su pareja.

7- Acorralado: si uno de los dos ocupa toda la cama e incluso acorrala al otro en un rincón, mala señal. Esto indica que esa persona es egoísta y domina la relación. Esa persona tiene una gran autoestima, mientras que el otro denota sumisión y falta de confianza en sí mismo, así que cuidado si esa es vuestra postura.

Fuente:

Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar