• Buscar
×

Cómo actuar ante un jefe maltratador

Cómo actuar ante un jefe maltratador

Generalmente, el maltrato se da en el ámbito familiar, sin embargo, también es posible encontrarse con jefes maltratadores a nivel psicológico que nos hacen sentir como si no valiéramos nada y minan nuestra autoestima. Lo mejor en esto casos, huir de ellos.

Índice

El maltrato en el trabajo

El maltrato es más habitual entre parejas o de padres a hijos, pero también es posible encontrarse jefes autoritarios y controladores que ejercen un auténtico maltrato sobre sus empleados, generalmente psicológico ya que el maltrato físico en una oficina no es consentido por nadie. Pero el maltrato psicológico puede ser más sutil y que el resto de compañeros no se dé cuenta de lo que está pasando.

De igual modo, esta forma de tratar a sus empleados puede ser general, es decir, que maltrate a todos, o personalizada y centrada en una sola persona. Cuando hablamos del primer caso es más fácil de cortar ya que los empleados pueden unirse y enfrentarse todos juntos al mal jefe. Sin embargo, cuando el maltrato se dirige hacia una sola persona es más complicado ya que, lo primero que tiene que pasar, es que esa persona sea consciente de lo que está pasando.

Y es que las personas maltratadoras son controladoras, manipuladoras, abusan de su poder y su superioridad, son dominantes, egocéntricas, agresivas… y tienen la capacidad de acorralar a sus víctimas, minar su autoestima, coartar su libertad y controlar todo lo que hacen y dicen hasta tal punto, que son incapaces de darse cuenta del calvario que están sufriendo y de pedir ayuda, haciéndose cada vez más y más pequeñas.

Por eso, en una situación de maltrato laboral, es esencial que la víctima se dé cuenta de lo que le está pasando para pedir ayuda o, si no, que haya algún compañero detecte el problema y se lo haga ver para que pueda comenzar el proceso de salir de ese pozo.

¿Qué hacer si tu jefe te maltrata?

Antes de hacer nada, analiza la situación para comprobar si tu jefe solo se porta así contigo, qué piensan tus compañeros de la situación, si alguien más se ha quejado del jefe tirano... Y si tus colegas sufren lo mismo, une fuerzas y anímalos a documentar detalles específicos también.

Después, ante una situación de maltrato o acoso laboral será darse cuenta y buscar ayuda. Es fundamental que la persona maltratada se sienta fuerte y segura de sí misma para poder enfrentarse al jefe y acabar con la situación de maltrato. Si el maltrato ha durado mucho tiempo y su autoestima está minada, lo primero es buscar ayuda psicológica para dejar de sentirse de menos. Después, es conveniente intentar hablar con el jefe para exponerle la situación. Lo normal es que esto no sirva de nada ya que con las personas agresivas, controladoras y dominantes poco se puede hacer. Pero es mejor no saltarse la cadena de mando.

Documenta todo. Toma nota de los incidentes específicos en detalle para tener pruebas si finalmente lo debes denunciar ante los superiores. Guarad todos los mensajes o correos electrónicos que tengas que muestren cómo se comporta contigo. Si lloraste después de una discusión con tu jefe, por ejemplo, toma nota de las palabras exactas que él usó y porqué.

Concéntrate en las palabras y no en el tono de los insultos, puede que su queja sea válida, pero no la manera en la que habla contigo. En ese caso, puedes hacerle ver que debe tratarte con más respeto.

Intenta mantener la calma para que ese individuo tóxico no te vuelva tóxico a ti también. Si te grita y te sientes incapaz de responder con calma, respira hondo y fortalece tus murallas mentales para que no te haga sentir mal. Es importante que mantengas una mentalidad positiva para que no impacte en tus emociones y que sepas gestionar tu inteligencia emocional. 

Y, sobre todo, cuídate, ya que una situación así de estresante en el trabajo afecta tanto física como mentalmente. Ten cuidado de evitar trabajar más duro para hacerle feliz, ya que es posible que nunca lo consigas. 

Si la conversación es infructuosa, el jefe no piensa cambiar y piensa seguir portándose de la misma manera, lo mejor es acudir al departamento de Recursos Humanos con una queja formal, preferiblemente por escrito para que quede constancia del problema. Si además se puede acudir con pruebas del maltrato, mucho mejor. Correos electrónicos, testigos, cámaras de vigilancia…cualquier cosa que dé fe del maltrato sufrido. Si se confirma, lo normal es que la empresa despida al jefe ya que esa manera de actuar es intolerable. Pero si hay dudas o el jefe es tan poderoso que no se atreven a echarle, lo mejor que puedes hacer es denunciar.

Busca un abogado especializado en temas laborales, exponle tu caso y déjate asesorar para ver los pasos que tenéis que dar para denunciar a esa persona ya que el acoso o maltrato laboral están penalizados y deben ser castigados no solo por ti, sino por todas sus futuras víctimas.

Si durante este proceso la situación es intolerable y tu jefe se porta incluso peor al ver que le has denunciado, debes pedir un cambio de departamento o de puesto laboral para que deje de ser tu jefe directo.

Y, si nada funciona, puedes plantearte dejar el trabajo ya que el maltrato continuado en el ámbito laboral puede acabar con tu salud física y mental, por eso no debes consentirlo ni un solo segundo y debes hacer todo lo posible para escapar de ese infierno antes de que te cambie y te convierta en otra persona triste, deprimida e infeliz.

Piensa que solo tenemos una vida para vivirla y hay que intentar evitar todo aquello que nos haga infelices, especialmente el trabajo en el que pasamos tantas horas.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar