Mi jefe me acosa, ¿qué tengo que hacer?

En Trabajo
Acoso laboral
Comparte en:

El acoso de un jefe a un empleado se asocia con el acoso laboral o mobbing. Se define como una situación de violencia en el ámbito de trabajo que normalmente se dirige hacia una persona con el fin de aislarla del grupo profesional o conseguir que renuncie o que sea despedida. Ante estas situaciones la mejor opción es siempre denunciar para ayudar al empleado a defender sus derechos.

El acoso en el trabajo es una de las grandes lacras del mundo laboral, puesto que a las víctimas siempre les supone sufrir ataques de ansiedad o depresión, e incluso sus capacidades profesionales y laborales pueden verse mermadas a causa del problema.

Para empezar, reconocer esta situación de maltrato laboral por parte de tu jefe es esencial. Debes fijarte en los siguientes aspectos:

  • Te amenaza o coacciona continuamente.
  • Critica la mayoría de las veces tu trabajo o propuestas.
  • Nunca pone en marcha tus ideas utilizando cualquier excusa.
  • Te suele gritar o hablar mal.
  • Evita a toda costa que te expreses o actúa como si no estuvieras presente.
  • Obstaculiza tu crecimiento en la empresa.
  • Te menosprecia delante de tus compañeros.
  • Te asigna labores que no se corresponden a tu competencia

En resumen, todos los acosadores llevan a cabo el mobbing con un mismo fin, conseguir que la víctima se sienta atacada y humillada para que se aísle o abandone su puesto.

Sin embargo, hay casos en los que la situación se vuelve más grave, sufriendo un deterioro de su entorno físico. Es decir, la víctima recibe amenazas o intimidaciones, verbales o mediante gestos. En circunstancias límites pueden llegar a aparecer los zarandeos o empujones para atemorizarla y, además, son habituales las insinuaciones o proposiciones sexuales –acoso sexual–.

Normalmente, la razón principal que lleva a actuar así a un jefe se deriva del miedo a que le roben su puesto de trabajo. Un dirigente que se percata de que su trabajador desempeña una gran labor, mejor incluso que la suya, puede decidir utilizar todos sus medios a mano para anular ese empleado.

También hay personas que lo hacen por la simple sensación de poder, les gusta sentirse por encima de los demás y humillarlos. Generalmente, esta actitud va ligada a problemas de seguridad y autoestima.

Sean cuales sean los motivos de tu jefe para tratarte así, si te encuentras en este caso, debes seguir las siguientes indicaciones:

  1. En primer lugar, debes ser consciente de todo a lo que estás siendo sometido y ponerte en contacto con profesionales. Acude a una cita con un psicólogo para comentarle tu caso para que equilibre los efectos del acoso (especialmente la ansiedad y la depresión).
  2. Tras conseguir esta ayuda, debes exponer lo ocurrido ante el Comité de Seguridad y Salud de la empresa para que se lleve a cabo una investigación sobre este tema.
  3. Si quieres llevar este asunto por lo legal, debes avisar a la empresa mediante un escrito o burofax para que quede constancia. Debe haber una copia para el trabajador y otra para la empresa.
  4. A partir de ese momento, en todas las reuniones que se hagan con la empresa o sus representantes debe permanecer obligatoriamente el asesor legal o sindical del empleado acosado.
  5. La denuncia se puede presentar ante el servicio administrativo con todos los datos detallados.
  6. Igualmente, se puede denunciar por vía judicial pero tienes que estar bien asesorada por un abogado puesto que los juicios resultan complicados en estos casos.

Para concluir, recuerda que la mejor opción es siempre denunciar aunque resulte difícil porque, sino, la situación irá cada vez peor. Recuerda que puede provocarte una enfermedad psicológica puede llegar a ser grave, afectando a tu vida personal y laboral y a tu futuro.

Lo más importante es que no te calles y busques la ayuda especializada para salir de este trance y que esa persona no te siga tratando así ni a ti, ni a nadie más (porque seguro que no eres el único de su lista). Permitir el acoso laboral no solo es perjudicial para ti, sino que perpetúa una serie de roles y víctimas que pasarán por lo mismo que tú si nadie se atreve a hacer algo y denunciar.

Foto: Creado por Yanalya – Freepik.com

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu