• Buscar
×

Mujeres médicas en la historia

Mujeres médicas en la historia

Hoy en día no nos asombramos cuando acudimos al hospital debido a algún malestar y nos atienda una mujer. Incluso una proporción elevada de mujeres –superior a los hombres– se encuentra en las aulas de medicina. En cambio, esto no ha sido siempre así. La mujer ha tenido que luchar desde tiempos remotos para poder participar en la disciplina de la medicina.

Índice

Las primeras médicos

Se tiene constancia de que las mujeres practicaron la medicina desde las primeras sociedades (3000 a.C.) a través del descubrimiento de las propiedades medicinales de las plantas. Posteriormente, en la antigua civilización egipcia, los que se encargaban de esta profesión eran principalmente sacerdotes, aunque también existieron escuelas de medicina dirigidas para mujeres.

En la Antigua Grecia hubo una ley que estuvo vigente durante varios años que prohibía a toda mujer el ejercicio de la Medicina y de la práctica de la Obstetricia. Sin embargo, se conoce la historia de una mujer, llamada Agnodice, que se disfrazó de hombre para ir a estudiar con Herófilo de Calcedonia –famoso médico y anatomista de Alejandría.

A su regreso a Atenas, continuó disfrazada para ejercer de médica en la ciudad. Al despertar la envidia entre sus compañeros de trabajo por sus éxitos, la acusaron de abusar de sus pacientes. En el momento de su comparecencia ante la autoridad, Agnodice tuvo que revelar a los jueces que era mujer. Como resultado, le retiraron el cargo por violación y la condenaron a la pena de muerte por haber ejercido la medicina siendo mujer. No obstante, las mujeres de la ciudad se rebelaron ante esta decisión y consiguieron que Agnodice continuara con vida.

En cuanto a la civilización romana, se conoce que las mujeres sí que fueron aceptadas como médicas y, además, muchas de ellas de prestigio. Por ejemplo, Filista y Lais escribieron tratados que influyeron posteriormente en obstetricia, Salpe de Lemmos sobre enfermedades de los ojos, y Metrodora, sobre las del útero, estómago y riñones. Cabe destacar los tratados de la ginecóloga Aspacia escritos en el siglo II, que fueron los más importantes sobre anticonceptivos y abortifacientes hasta el siglo XI.

Mujeres importantes en la medicina

Entre otras mujeres importantes de la medicina se encuentra Elizabeth Blackwell, la primera mujer médica en los Estados Unidos. Se graduó en la universidad médica de Ginebra de Nueva York en 1849 y también fue una de las fundadoras de la enfermería de la capital para mujeres y niños.

Margaret Sanger fue una enfermera estadounidense nacida en 1879 que fundó la primera institución de planificación familiar de la historia. Su uso de un fármaco para interrumpir el embarazo le hizo ir a la cárcel. Fue activista a favor del aborto y fundadora, en 1921, de la Liga americana para el control de la natalidad (American Birth Control League). Dicha Liga se convirtió en 1942 en la Federación americana para la planificación familiar (Planned Parenthood Federation of America – PPFA).

Rosalind Franklin fue una química y cristalógrafa inglesa, responsable de importantes contribuciones a la comprensión de la estructura del ADN, del ARN, de los virus, del carbón y del grafito. Sin embargo, no se reconoció su investigación de la misma manera que los trabajos de James Dewey Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins. Así, Watson, Crick y Wilkins compartieron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962, pero se dejó de lado a Frankilin a pesar de sus importantes contribuciones al conocimiento del ADN. Una vez concluido su trabajo en el ADN, con su propio equipo en Birkbeck College, Franklin dirigió investigaciones acerca de las estructuras moleculares de los virus, que llevó a importantes descubrimientos.

Gertrude Belle Elion fue una bioquímica y farmacóloga estadounidense, que recibió en 1988 el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus investigaciones sobre principios clave, desarrollo y tratamiento de medicamentos. Es reconocida sobre todo por su descubrimiento del Purinethol, la primera droga fundamental en el tratamiento de la leucemia. Durante su vida consiguió desarrollar 45 tratamientos que ayudan al sistema inmunológico a combatir el cáncer, lo que le valió el Premio Nobel de Medicina en 1988.

Francoise Barré-Sinoussi es una bioquímica francesa y líder de la lucha contra el VIH en Francia. Fue presidente de la Sociedad Internacional de SIDA de 2012 a 2014. Fue galardonada con el Premio Nobel de Medicina 2008, junto con Luc Montaigner y Harald zur Hausen.

Gerty Thresa Cori fue la primera mujer a nivel mundial en ser galardonada con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina gracias a descubrir el mecanismo por el que el glucógeno se convierte en ácido láctico en el tejido muscular y luego es resintetizado en el cuerpo y almacenado como una fuente de energía.

Rosalyn Yalow obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1977 por la técnica del  radioinmunoensayo, que permite analizar químicamente los tejidos y sangre humanos para detectar enfermedades, entre ellas la diabetes.

Finalmente, Florence Nightingale es reconocida por ser la fundadora de la enfermería moderna y por su participación en la guerra de Crimea. El Día Internacional de la Enfermería se celebra en la fecha de su cumpleaños.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar