×
  • Buscar

Cómo hacer tu propio champú orgánico

Cómo hacer tu propio champú orgánico

Algunos champús contienen ingredientes tóxicos o nada beneficiosos para el cuero cabelludo y el pelo. Si estás preocupado por este tema y no quiere tener que lavarte el pelo solo una vez a la semana para evitar el uso frecuente de estos champús comerciales, te contamos cómo elaborar tu propio champú con ingredientes naturales.

Índice

Productos nocivos para el cabello

Antes de retirar tu champú del baño, lee atentamente su etiqueta ya que no todos están fabricados con productos tóxicos. Algunos de los ingredientes que irritan y dañan el cuero cabelludo son: lauril sulfato de amonio (ASL) y lauril sulfato de sodio (SLS), ambos detergentes abrasivos que despojan de aceites esenciales al cabello dañando proteínas y deteniendo el crecimiento saludable.

Cloruro de sodio, un espesante que puede producir cabello seco y picazón.

Polietileno de glicol. También llamado PEG/polímero de polietilenos o Polyoxyethelyne, se incluye tambiéncomo agente espesante. Quita la humedad natural al pelo y la piel.

Dietanolamina (DEA) y trietanolamina (TEA). Pueden causar irritación en el cuero cabelludo y reacciones alérgicas, también vuelven el cabello seco, quebradizo y sin vida.

Los parabenos son sustancias químicas que se usan para prolongar la vida útil del cabello. Irritan la piel y alteran el equilibrio hormonal del pelo.

Así que lo primero que debes hacer es buscar champús fabricados con ingredientes naturales que no contengan las sustancias antes descritas. El ingrediente principal de un buen champú debe ser el agua. Otros buenos ingredientes son aceite de oliva, aceite de coco, sacarosa o mentol.

Pero, si te cuesta encontrar en el mercado champús que no contengan ningún ingrediente dañino, también puedes fabricar tu propio champú en casa. Ten en cuenta que no tendrá la misma espuma que los que sueles comprar, pero su eficacia lavando el pelo será la misma, y también es más rentable.

Te damos dos opciones:

1- Champú básico

Ingredientes:

½ taza de agua

½ taza de jabón líquido suave (jabón de estilo castellano)

½ cucharadita de aceite de canola

Instrucciones:

Mezcla suavemente todos los ingredientes juntos, teniendo cuidado de no batir la mezcla ya que esto hará que espuma. Vierte el champú en un recipiente de plástico limpio. Ya está listo para usar como un champú normal, enjuaga bien con agua fría.

Sugerencia: Si tu cabello es aceitoso no eches el aceite, solo si está seco o dañado.

2- Champú de aceite de oliva

Ingredientes:

½ taza de agua

¼ taza de aceite de oliva

1 taza de jabón líquido (jabón de estilo castellano funciona bien)

Instrucciones:

Mezcla todos los ingredientes y viértelo en una botella limpia con una tapa apretada. Para usar, úsalo como lo harías normalmente y enjuaga bien con agua fría.  Truco: Agrega tus aceites esenciales favoritos a esta receta y practica un poco de aromaterapia mientras limpias tu cabello. Si tu cabello es graso, reduce la cantidad de aceite de oliva.

¿Cómo aplicar el champú?

Para aplicar el champú correctamente, y que el pelo quede más limpio, lo primero que debes hacer es cepillar y desenredar el cabello antes de entrar al agua. De esta forma, el champú penetra mejor. Luego, humedece el cabello con agua tibia (no se debe usar agua ni muy fría, ni muy caliente). Lo mejor es humedecer bien todo el pelo para abrir las cutículas y que el producto penetre mejor.

Ahora, echa el champú sobre las manos, nunca se debe echar el champú directamente sobre el cabello, y frota bien solo en la raíz, y deja que el resto del pelo se limpie con la espuma que va cayendo. No se debe echar más champú directamente sobre las puntas y frotar. Masajea el cuero cabelludo unos 3 minutos para estimular la circulación sanguínea, sin frotar con saña.

Aplica el champú dos veces para dejar el pelo más limpio y brillante y, por último, aclara bien. Acaba con un chorro de agua fría para cerrar las cutículas del cabello y prevenir que se engrase.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar