• Buscar
×

¿Cómo conseguir que alguien te perdone?

¿Cómo conseguir que alguien te perdone?

Para conseguir el perdón de otra persona lo primero es pedir perdón de corazón, que el otro sienta que realmente lamentamos lo sucedido.

Índice

Siempre hacemos daño a alguien...

Por muy bien que nos queramos portar en el día a día y por mucho que evitemos hacer daño a los demás, es algo inevitable. Muchas de nuestras acciones pueden herir a alguien, así como nuestras omisiones. La mayoría de las veces no hacemos daño a los demás aposta, aunque sí que hay veces que sabemos que haciendo algo podemos herir a otro, y aun así, nuestro deseo es más fuerte y acabamos haciéndolo, lo que luego nos lleva a cargar con la culpa.

Por eso, todos nos encontraremos más de una vez a lo largo de nuestra vida con la tarea, no siempre sencilla, de conseguir que alguien nos perdone. Por supuesto, la dificultad reside en gran medida en el daño que hayamos causado y en la intencionalidad del mismo. No es lo mismo poner los cuernos a nuestra pareja, que romperle a alguien un jarrón de su casa sin querer. Tanto el error cometido como la intencionalidad harán que el daño sea mayor o menor y, por lo tanto, que nos resulte más o menos complicado que nos perdonen.

Consejos para conseguir el perdón

Aun así, las reglas básicas para conseguir que alguien nos perdone son básicamente las mismas:

  • Lo primero, pedir perdón de corazón. Es importante que la otra persona note que sentimos el daño causado, si ve que pedimos perdón como podríamos pedir una hamburguesa, no servirá de nada. Admite lo que has hecho y no busques excusas.
  • Además, es importante enmendarnos y no volver a cometer ese mismo daño. Si un día pedimos perdón por algo, nos perdonan, y al día siguiente volvemos a cometer el mismo error, difícilmente nos van a volver a perdonar. El perdón debe ir acompañado de la intención de no volver a cometer esa falta.
  • Resarcir a la otra persona. Todos los errores traen consecuencias, por lo que deberemos intentar arreglar esas consecuencias. Si hemos traicionado a alguien, ganándonos de nuevo su confianza; si hemos roto algo, reparándolo; etc.
  • No es necesario, sin embargo, arrastrarse. Por mucho daño que hayamos causado, el perdón no debe ir acompañado de la humillación o las vejaciones por parte de la otra persona. Siempre hay que respetar la dignidad tanto del ofendido como del ofensor. Hay ciertos límites que nunca se deben propasar.
  • No pospongas la disculpa, cuanto antes se haga, mejor.
  • Y, por último, si nos perdonan debe ser sincero. No se debe guardar rencor ni usar ese fallo para sacarlo cada vez que pase algo. El perdón implica olvido.

Pasos para expresar una buena disculpa

1. Expresa cómo te sientes, es decir, hazle ver que te sientes fatal por lo que ha pasado, que lo lamentas y que te sientes culpable, triste, avergonzado… elige aquellas emociones que se ajusten a la realidad para sonar sincero. Si te hace falta, puedes escribir primero lo que quieres decirle, pero no lo leas después, apréndetelo.

2. Explica qué fue lo que pasó y por qué hiciste lo que hiciste. No debe sonar a justificación, sino a explicación para que la otra persona entienda que no fue malintencionado o que el daño que le hemos causado no fue aposta.

3. Reconoce tu responsabilidad en los hechos. Aunque la culpa no haya sido solo tuya, es importante que asumas tu parte de culpa. Si no, no sería una disculpa real. Reconoce tu culpa sin involucrar a otros.

4. Dile lo arrepentido que estás y cuánto lamentas lo que pasó. Al final, lo más importante para la otra persona es comprobar que sientes mucho todo lo que pasó y el daño causado, por lo que es importante mostrar arrepentimiento.

5. Intenta reparar el daño causado si es posible o, al menos, resarcirlo de alguna forma.

6. Déjale a él también hablar y explicarse para que entiendas cómo se siente y qué es lo que más le ha dolido para que puedas evitarlo en el futuro.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar