×
  • Buscar

Los 10 mejores chistes sobre embarazo

Los 10 mejores chistes sobre embarazo

Para la mayoría, el embarazo es un momento maravilloso y esperado que atrae mucha felicidad a la pareja (aunque también dudas y preocupaciones). No obstante, el embarazo también es motivo de muchos chistes y bromas, te contamos unos cuantos para que pases un rato de risas.

- ¡Ring! ¡Ring!

- ¿Sí?

- ¡Doctor mi mujer está a punto de dar a luz!

- ¿Es su primer hijo?

- No, soy su marido

 

- ¿Qué os ha dicho el médico?

- Pues que me quedan 8 meses de vida

- ¿En serio? ¿Pero qué tienes?

- Yo nada, pero mi mujer está embarazada

 

 

Llega un niño donde su mamá que está embarazada y le pregunta:

- Mamá, ¿qué tienes en la tripa?

- Un niño.

- ¿Y quién te lo dio?

- Tu papá.

Y el niño va corriendo donde su papá y le dice:

- Papá, ¡No le andes dando niños a mi mamá porque se los come!

 

- ¡Mamá, mamá! Tengo dos noticias, una buena y una mala.

- Dime la buena primero.

- La buena es que he superado una prueba con positivo alto.

- ¿Y la mala?

- Pues...que era un test de embarazo...

 

Sale el doctor después del parto y le dice al padre:

-Tuvimos que ponerle oxígeno a su hijo.

Y el padre contesta: “Y yo que le quería poner Pedro”.

 

Tres amigos están jugando póquer. Uno empieza a hablar sobre su esposa  cuando iban a tener un hijo. Antes del parto, ella estaba leyendo Blancanieves y los 7 enanitos, y nacieron 7 niños y una niña.

"La mía", dijo otro de los amigos, "estaba leyendo Peter Pan y tuvo un  niño.

"¡Caray!", dijo José, "al hospital, rápido, ¡mi esposa está leyendo los 101 dálmatas!"

 

- Hija mía, tengo que decirte que eso que has hecho no tiene nombre.

- Tranquilo papá, tengo 9 meses para buscarle un nombre.

 

Entra una chica en el autobús y al ver que no hay sitio le dice a un chico.

- Hola, me dejas sentar, es que estoy embarazada.

- Señora, no se le nota nada de nada. ¿De cuánto está?

- De hace 15 minutos, me tiembla todo aún.

 

- Mamá, mamá, ¿es cierto que los niños los trae la cigüeña?

- Sí, hija mía.

- ¡Buff, qué alivio! Entonces no estoy embarazada.

 

- Cariño, ¡estoy embarazada! ¿Qué quieres que sea?

- ¡Mentiraaaa!!!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar