• Buscar
×

El método KonMari: toca hacer limpieza

El método KonMari: toca hacer limpieza

En la sociedad consumista y materialista en la que vivimos, el libro La magia del orden, de la autora japonesa Marie Kondo, supone una revolución (ordenada) que llama a que te deshagas de todo aquello que no te da alegría ni utilizas.

Índice

¿Quién es Marie Kondo?

¿Sientes que siempre estás organizando tu armario, tu cuarto, tu casa? ¿Has pensado que quizás tengas demasiadas cosas? La autora japonesa y gurú del orden Marie Kondo ha alcanzado el éxito con La magia del orden, un libro que da una serie de simples reglas con las que librarnos de las pertenencias que nos esclavizan y ordenar aquellas que nos quedemos.

Sí, lo que estás pensando es así. Nos enseña a hacer limpieza y ordenar. ¿Que eso ya lo sabes hacer? Puede que no tan bien como crees. El método que nos enseña Marie Kondo, bautizado como Método KonMari, da una vuelta a todo este odiado proceso y lo convierte en una especie de terapia que se ha convertido en una revolución en todo el mundo.

Vivimos en una sociedad que valora la cantidad sobre la calidad, el número de pertenencias frente a la valía de estas. En ese sentido, la mayoría de las personas vivimos con una especie de Síndrome de Diógenes por el que nos rodeamos cada vez de más y más pertenencias, aunque no las utilicemos. De ahí la revolución que ha supuesto lo que propone el Método KonMari: filtrar entre lo que poseemos y quedarnos solo con aquello que tiene utilidad y valor.

¿Quieres probarlo tú misma?

10 reglas para ordenar a lo Marie Kondo

1. Ordena por categorías, no por habitación

Instintivamente tendemos a ordenar estancias de nuestra casa, pero KonMari propone algo más funcional. Hacerlo por categorías. Así, empieza, por ejemplo, por los libros, dedica otro día a tu ropa, otro a los papeles de la casa, otro al maquillaje… Marie Kondo propone básicamente cinco categorías: ropa, libros, papeles, misceláneo y objetos sentimentales. Esto te permitirá ver exactamente cuánto tienes de cada cosa y hará más fácil el siguiente paso del método. Ver la montaña de ropa que posees a veces es lo necesario para aportar algo de perspectiva

2. Deshazte de cosas

Una parte importante del método KonMari reside no sólo en ordenar, sino en purgar lo que poseemos. La principal característica de las personas desordenadas es que poseen demasiadas cosas. Es fácil que sigan entrando cosas y cosas en tu casa, pero pocas salgan, y llegue un punto en el que ordenar no basta.

¿Te hace feliz? ¿Realmente lo usas? Si llevas más de 1 año sin usarlo, es hora de deshacerte de ello. Además, puedes venderlo y sacarte un dinerito extra o donarlo y ayudar a personas con menos recursos.

3. ¿Tiene valor sentimental?

El método KonMari gira en torno a esta pregunta. ¿Me da alegría este objeto? Esta debe ser la diferencia entre mantener un objeto que no usas o no. Este punto es importante, porque no solo tenemos conexiones funcionales con nuestras posesiones, también sentimentales. Y a menudo son estas las que hacen que las sigamos acumulando durante años, aunque no las usemos nunca.

4. Dobla en vertical

¿Creías que sabías la mejor manera de doblar tu ropa? Eso será hasta que pruebes la forma que propone el método KonMari. Se basa en doblar los textiles de forma muy compacta, de tal manera que se puedan poner de lado, es decir, en vertical. Ocupa menos espacio y resulta más funcional. Puedes buscar vídeos en internet para comprobar que no es tan complicado como suena y que, realmente, supone una diferencia entre un cajón en el que ves fácilmente lo que tienes y otro en el que tienes que revolver entre tu ropa.

5. Nada de ordenar por estaciones

Algo que todos solemos hacer es guardar la ropa de verano cuando llega el invierno, y viceversa. Pero Konfo aconseja tenerlo todo a mano para realmente saber lo que tenemos y usarlo. Eso sí, guardando solo aquello que realmente necesitamos y usamos.

6. Menos ropa colgada

Cuelga solo la ropa que "necesita" ir colgada, como las camisas delicadas o las chaquetas. Existen muchas otras prendas que puedes doblar y colocar agrupadas, ahorrando espacio. Donde cuelgas 10 prendas, puedes colocar entre 20 y 40 dobladas unas encima de otras. Pon lo más largo y pesado a la izquierda y lo liviano a la derecha.

7. No apiles mucho

Si haces una pila muy grande y no eres consciente de todo lo que tienes, las prendas de abajo se quedarán olvidadas y se aplastarán. Aunque sean cosas más voluminosas, guarda todo en vertical.

8. Cuidado con los calcetines

Nos los guardes de cualquier forma, emparéjalos y dóblalos para que puedan ir en vertical. Haz lo mismo con las medias.

9. ¿Y los bolsos?

Para guardar todos tus bolsos de la mejor manera posible, ponlos unos dentro de otros (nunca más de dos juntos) y deja las asas por fuera para verlos bien.

10. No acumules libros

Por mucho que te guste leer, Marie Kondo aconseja no tener más de 30 libros a la vez. Es más que probable que muchos libros no los vuelvas a leer nunca, así que no los tengas todos en casa guardados cogiendo polvo.

Tampoco acumules papeles, guarda solo los que estén vigentes y sea necesarios, haz limpieza de papeles cada 6 meses.

Fuente:

Método Kon Marie

Redacción: Irene Gómez

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar