Una alimentación pobre en calcio y vitamina D puede adelantar la menopausia

En Salud
Canas
Comparte en:

Seguir una dieta pobre en vitamina D y calcio puede aumentar el riesgo de sufrir menopausia precoz, según una reciente investigación. Por eso, es muy importante cuidar la ingesta de estos nutrientes en nuestra alimentación toda la vida.

La menopausia prematura es aquella que ocurre mucho antes de tiempo, es decir, en torno a los 40 años en lugar de a los 50. El problema de la menopausia prematura no es solo que marca el fin de la vida fértil, sino que también conlleva una serie de síntomas molestos para la mujer, como dolores de cabeza, insomnio, sofocos, cambios de humor, taquicardias, sequedad vaginal, pérdida de la libido, etc.

Además, la menopausia temprana puede tener profundas implicaciones psicológicas y financieras para las parejas que no pueden concebir como lo desean. Por eso, es importante identificar los factores de riesgo modificables para la menopausia temprana, como la dieta.

Hasta ahora, se pensaba que la menopausia precoz iba ligada a la herencia genética, problemas cromosómicos, enfermedades autoinmunes o a ciertos problemas de salud que la pueden adelantar, como una histerectomía total o el cáncer de ovarios. Sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Massachusetts Amherst descubrió que las mujeres que consumieron una mayor cantidad de vitamina D (proveniente de los alimentos, no de los suplementos) tuvieron un 17% menos de probabilidades de experimentar una menopausia temprana, en comparación con aquellas que ingirieron menor cantidad de esta vitamina.

“La base de nuestra hipótesis fue la evidencia de ciertas pruebas anteriores que relacionaban la vitamina D con algunos de los mecanismos hormonales involucrados en el envejecimiento ovárico”, explica la autora del estudio, Alexandra Purdue-Smithe. “Sin embargo, hasta donde sabemos, ningún estudio epidemiológico previo había evaluado explícitamente cómo la ingesta de vitamina D y calcio puede estar relacionada con el riesgo de menopausia temprana”.

Sus hallazgos mostraron que el calcio tuvo un efecto ligeramente menos significativo en la menopausia temprana que la vitamina D. Así, encontraron que las participantes que tenían una mayor cantidad de calcio en su dieta tenían un 13% menos de probabilidades de experimentar una menopausia temprana, en comparación con los participantes que consumieron menos cantidad de calcio.

El equipo de epidemiólogos estudió datos de más de 116.400 enfermeras en los Estados Unidos que formaban parte del Nurses Health Study II. Todas tenían entre 25 y 42 años cuando respondieron el cuestionario original en 1989. Después, cada dos años, se les preguntaba acerca de diversos comportamientos sobre su estilo de vida y condiciones médicas. Además, en cinco ocasiones, se evaluó su ingesta de alimentos, lo que permitió a los investigadores estudiar cualquier cambio en su dieta.

Los investigadores explicaron que una ingesta alta de vitamina D y calcio puede contribuir a una mejor salud general, por lo tanto, era necesario tener en cuenta otros factores, como el índice de masa corporal y la frecuencia con que la persona fumaba o bebía alcohol.

“Ajustarnos por estos factores prácticamente no hizo ninguna diferencia en nuestras estimaciones”, dijo Purdue-Smith.

El equipo también examinó el efecto de la vitamina D y el calcio consumido por los lácteos frente a los alimentos no lácteos, y solo encontró un efecto significativo en los productos lácteos. Por eso, Purdue-Smith planea realizar más investigaciones sobre los productos lácteos para comprender mejor cómo podrían estar asociados con la menopausia temprana.

Sin embargo, aunque haga falta realizar más investigaciones para saber qué porcentaje de vitamina D o calcio hay que tomar cada día para minimizar el riesgo de una menopausia precoz, sí hay que tener en cuenta desde ya que consumir alimentos ricos en ambos nutrientes a diario es fundamental.

 

Fuente: Alexandra C Purdue-Smithe, Brian W Whitcomb, Kathleen L Szegda, Maegan E Boutot, JoAnn E Manson, Susan E Hankinson, Bernard A Rosner, Lisa M Troy, Karin B Michels, and Elizabeth R Bertone-Johnson. “Vitamin D and calcium intake and risk of early menopause”, The American Journal of Clinical Nutrition, http://ajcn.nutrition.org/content/early/2017/05/10/ajcn.116.145607.abstract?sid=2a3cf170-5ff5-4906-9b3b-b8264d4dc10a

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu