¿Un líder nace o se hace?

En Trabajo
Problemas trabajo
Comparte en:

¿Qué es lo que convierte a una persona en un líder? ¿Los líderes nacen o se hacen? Este es un debate tan atemporal como la pregunta: “¿Qué fue primero: la gallina o el huevo?”.

Algunas personas piensan que los líderes nacen, es decir, que solo aquellas personas que nacen con una determinada inteligencia social y emocional y un gran carisma son capaces de motivar a los demás para trabajar o colaborar en cualquier empresa o actividad. Mientras que otros creen que es al revés: los líderes se hacen, es decir, cualquier persona puede desarrollar las habilidades necesarias para ser un buen líder con práctica, experiencia y aprendizaje.

¿Qué grupo tiene la razón? Resulta que ambos la tienen, o al menos eso se extrae de diversos estudios publicados sobre el tema. Uno de ellos, publicado en la revista The Leadership Quarterly, afirma que los líderes obtienen sus talentos en parte a través de la genética, pero principalmente a través del trabajo duro y la persistencia. Esta investigación estudió cómo influyen la heredabilidad (es decir, las habilidades innatas) y el desarrollo humano (lo que aprendes en el camino) en el hecho de ser o no un buen líder, y llegó a la conclusión de que el liderazgo es 24% genético y 76% aprendido.

Sin embargo, otro estudio, de la Universidad de Illinois, pone más valor en la genética frente al comportamiento aprendido con porcentajes de 70 frente a 30%. Según sus análisis, los investigadores confirmaron que algunas personas nacen con cualidades innatas que las predisponen a ser líderes (¿recuerdas a ese chico extrovertido en el instituto a quien todos querían como presidente de la clase, capitán del equipo o líder del club?). Sin embargo, incluso aquellos de nosotros que no estamos dotados naturalmente con la visión de liderazgo podemos adquirirlo.

Este estudio siguió a un grupo de 165 estudiantes de pregrado matriculados en un curso introductorio de teoría de liderazgo. Se encontró que el desarrollo del liderazgo sigue una progresión específica, que los autores, el Dr. Kari Keating, el Dr. David Rosch y Lisa Burgoon, llaman estar “listos, dispuestos y capaces” de liderar. Para ser un líder efectivo primero se necesita la motivación para liderar; después la voluntad de aprender las habilidades necesarias para practicar el liderazgo; y finalmente, necesitas la oportunidad de expresar esas habilidades liderando realmente. El Dr. Rosch describe esto como una clase de matemática: “No estás listo para hacer cálculos si no conoces los conceptos básicos del álgebra”.

Los estudiantes que asistieron a la clase de Rosch de preparación para el liderazgo ya se veían a sí mismos como líderes (de ahí que eligieran ese curso), pero además fueron capaces de acelerar el aprendizaje y mejorar sus habilidades de liderazgo. Pero eso no significa que necesariamente tuvieran éxito posteriormente. “Así como un año en una cueva no te convierte en geólogo, ser presidente de la clase no te convierte en un líder”, dijo Rosch.

Por lo tanto, se necesita más que una personalidad ganadora para ser capaz de unir a las personas que te rodean hacia un objetivo común. Tal vez es hora de dejar de lado el debate sobre los grandes líderes nacen o se hacen. Sí, es cierto que la genética puede dar a algunas personas un inicio más rápido en este campo, pero como dice el refrán: “No importa lo que tienes, sino lo que haces con eso que tienes”.

En pocas palabras: el liderazgo no es una carrera, es una maratón que se ejecuta en etapas a lo largo de una carrera. No importa cómo un líder ha adquirido sus habilidades. No existe un líder perfecto o una forma única de liderar. Lo que importa es que posea las habilidades necesarias para el trabajo y que esté dispuesto a aplicar esas habilidades para el beneficio de las personas que lidera. Afortunadamente, eso es algo que cada uno de nosotros puede aprender.

Fuentes:

– “Born to lead? A twin design and genetic association study of leadership role occupancy”. The Leadership Quarterly, Volume 24, Issue 1, February 2013, Pages 45-60.

– “Are Leaders Born or Made? New Study Shows How Leadership Develops”, January 30, 2015, http://web.extension.illinois.edu/ajmpu/news/news31624.html?_sm_au_=iRV6b4DfR50MH7Nr.

También te interesará...

Influencia de los olores

Tu olor depende de tu personalidad

Comparte en: Cada persona tiene un olor diferente, y no hablamos solo de las diferentes colonias o desodorantes que

Read More...
Beneficios de hacer zumba

Beneficios de hacer zumba

Comparte en: La zumba es una disciplina fitness creada en 1990 por el colombiano Alberto “Beto” Pérez que se

Read More...
Relación entre ovulación y estado de ánimo

Relación entre ovulación y estado de ánimo

Comparte en: ¿Estás ovulando? ¿Notas que tu estado de ánimo es distinto? En este artículo sabrás por qué tus

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu