Tu olor depende de tu personalidad

En Relaciones
Influencia de los olores
Comparte en:

Cada persona tiene un olor diferente, y no hablamos solo de las diferentes colonias o desodorantes que usamos, sino del olor propio y personal que emitimos cada uno. Ahora, un nuevo estudio sugiere que podemos conocer algunos rasgos de la personalidad de otra persona solo a través de su aroma. Interesante ¿no?

Normalmente, para conocer a otra persona hace falta, al menos, hablar un rato con ella para poder tener más datos de cómo es, qué piensa, qué hace con su vida, etc. Sin embargo, este estudio afirma que podemos saber más de otra persona solo por su olor.

Los participantes en el estudio evaluaron, con cierto grado de precisión, cómo las personas extrovertidas, ansiosas o dominantes solo querían oler su ropa. El estudio es el primero en comprobar si los rasgos de la personalidad se pueden discernir a través del olor corporal.

Si bien el emparejamiento entre las respuestas de los jueces y las opiniones de los juzgados no fueron perfectas, sí sugieren que, al crear una primera impresión, tenemos en cuenta el olor de una persona, así como las señales visuales y audibles de sus rasgos de personalidad.

No solo nos expresamos a través de nuestra apariencia, “también nos expresamos con nuestro olor”, explica la investigadora del estudio Agnieszka Sorokowska, candidata a doctorado en la Universidad de Wroclaw, en Polonia.

La personalidad huele

Sorokowska y sus colegas pidieron a 30 hombres y 30 mujeres que se pusieran camisetas blancas de algodón durante tres noches consecutivas. Los participantes no pudieron usar fragancias, desodorantes o jabones, y no pudieron fumar ni beber ni comer alimentos olorosos durante el estudio. Los participantes también realizaron una prueba de personalidad.

Las camisetas de los “donantes de olores” fueron recolectadas y calificadas por 100 hombres y 100 mujeres. Se pidió a los evaluadores que olieran las camisetas (colocadas en bolsas de plástico no transparentes) y evaluaran cinco rasgos de personalidad de los donantes, en una escala de 1 a 10. Cada evaluador evaluó seis camisetas y cada una fue evaluada por 20 evaluadores diferentes.

Las calificaciones de los jueces coincidieron con las autoevaluaciones de los donantes para tres rasgos de personalidad: extroversión (la tendencia a ser extrovertido y sociable), neuroticismo (la tendencia a sentirse ansioso y de mal humor) y dominio (la necesidad de ser un líder).

Las opiniones expresadas estaban lejos de ser perfectos. Sin embargo, los evaluadores predijeron el nivel de extroversión y neuroticismo del donante simplemente a través del olfato y la precisión con la que los participantes descubrieron estos rasgos es similar a la de un estudio diferente en el que había que adivinar los rasgos de personalidad de otras personas mediante un vídeo.

Los juicios sobre el rasgo ligado al dominio fueron más precisos en el caso en que un evaluador individual estuviera evaluando el olor de alguien que era del sexo opuesto, lo que sugiere que tales juicios son especialmente importantes cuando se trata de elegir pareja, explicaron los investigadores.

Olor y emociones

Extroversión, neuroticismo y dominancia son todos rasgos que pueden, en cierta medida, expresarse fisiológicamente, incluso a través de nuestras emociones.

Por ejemplo, los investigadores afirman que las personas neuróticas pueden sudar más cuando experimentan estrés, lo que modificaría las bacterias en sus axilas y les haría experimentar un olor diferente.

Los rasgos de la personalidad también pueden estar relacionados con la secreción de hormonas que podrían alterar el olor de una persona. Las personas que tienen un alto dominio sobre los demás y son líderes natos pueden tener niveles más altos de testosterona, lo que a su vez puede modificar sus glándulas sudoríparas, emitiendo un olor diferente y muy característico.

Y es que, aunque nosotros no seamos conscientes de las implicaciones sutiles de estos aromas (nadie puede decir a qué huele la testosterona o las feromonas), lo cierto es que nuestro cerebro sí reconoce esas diferencias en los olores, lo que confirma que la manera en que huelen los demás y los aromas que emiten influyen mucho a la hora de que una persona nos guste más o menos, o incluso a la hora de enamorarnos y elegir pareja.

No obstante, hay que tener en cuenta que los hallazgos son preliminares y se necesitan más estudios para confirmar los resultados. No está claro si la misma relación entre estos olores y esos rasgos de personalidad se encontraría en otras culturas que se sabe que tienen olores corporales más débiles. A pesar de eso, es un estudio muy curioso que nos hace comprobar cómo el olor que emitimos dice mucho de nosotros, incluso de nuestra forma de ser. Lo malo es que, en muchas culturas, enmascaramos estos olores personales con un exceso de jabones perfumados, colonias y desodorantes.

Fuente: European Journal of Personality.

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu