Tratamiento natural para las varices pélvicas

En Salud
Dolor
Comparte en:

Aproximadamente un 15% de las mujeres son diagnosticadas con varices pélvicas. Aparecen en casi todos los casos por el embarazo –múltiples –, infecciones, uso de anticonceptivos, herencia y cambios hormonales. El problema radica en que rara vez son diagnosticadas y tratadas y pueden dar lugar a dolores pélvicos crónicos.

Las varices son dilataciones permanentes de una vena originadas por la acumulación de sangre en su cavidad. En el caso de las varices pélvicas, aparecen cuando las válvulas de las venas ováricas no funcionan correctamente y la sangre no vuelve hacia el corazón. Aparecen en las zonas de alrededor del útero, los ovarios y las trompas de Falopio.

Son más frecuentes en mujeres que han tenido varios embarazos y empeoran con cada gestación. Otras posibles causas son las alteraciones hormonales, las compresiones mecánicas de las venas de la pelvis por otras estructuras o factores hereditarios (antecedentes familiares con este problema).

Entre los síntomas principales se encuentran:

  • Dolor en la zona baja del abdomen y del lumbar.
  • Dolor al hacer pipí.
  • Tener ganas constantes de orinar.
  • Aparición de varices en la vulva, zona interior del muslo y nalgas.
  • Tener sensación de piernas cansadas, sobre todo en época estival.
  • Regla irregular y abundante.
  • Sensación de dolor al mantener relaciones sexuales.

Esta patología es mucho más común en mujeres de 30 a 50 años, aunque hay hombres que la padecen. Sus síntomas son totalmente diferentes: existe dilatación de la vena espermática e hinchazón de las venas que se encuentran dentro del escroto.

Para confirmar el diagnóstico es necesario realizar diversas pruebas como una ecografía Doppler, una angio-tomografía o una angio-resonancia en fase venosa.

El tratamiento convencional suele consistir en medicación farmacológica con sulfato de metroxyprogesterona para aliviar el dolor pelviano y, sobre todo, la embolización de las varices venosas pelvianas, tratamiento que tiene una tasa de éxito de entre el 95-100% de los casos.

Sin embargo, también puedes recurir a los siguientes tratamientos naturales:

  • Uno de los más eficaces es incluir el ajo en nuestra dieta porque mejora nuestra circulación sanguínea. Intenta que sea a primera hora de la mañana.
  • La planta más milagrosa que existe es el aloe vera por sus innumerables beneficios. Cómo no, uno de ellos es la estimulación de la circulación sanguínea. Para ponerlo en práctica, debéis extraer la pulpa de una hoja recién cortada y después aplicarla sobre la variz para proceder a hacer masajes circulares con la yema de los dedos.
  • La cola de caballo, aparte de evitar retenciones de líquidos, gracias a sus propiedades circulatorias y diuréticas ayuda a que el dolor ocasionado por las varices desaparezca. Podéis ingerirla a través de una infusión pero debéis recordar que está contraindicada si sufres diabetes tipo II, enfermedades gástricas y cardíacas, hipopotasemia, problemas de tensión arterial o si estás embarazada o te encuentras en el período de lactancia.
  • Existen cremas naturales de efecto refrescante que previenen y eliminan las varices.

Recomendaciones para prevenir la aparición de varices

  • Llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio como mínimo tres días a la semana para evitar el sobrepeso y beneficiar la circulación sanguínea. Lleva una dieta rica en fibra y modera el consumo de azúcar y sal.
  • No estar mucho tiempo de pie o sentado. Si por motivos laborales no puedes evitarlo, da paseos cada cierto tiempo o usa medias especiales ya que las varices en las piernas favorecen la aparición de varices pélvicas.
  • No utilizar ropa muy ajustada ni tacones muy altos.
  • Usar cremas y masajes diarios para seguir activando la circulación.
  • No cruces las piernas mucho tiempo y, si puedes, elévalas durante unos 15 a 20 minutos al día a una altura superior a la del corazón.

Foto:Designed by Freepik

También te interesará...

Pareja en cama

¿Es normal tener infección de orina después de tener relaciones sexuales?

Comparte en: Mantener relaciones sexuales no implica siempre tener infección de orina, pero sí aumenta las probabilidades de padecerla.

Read More...
Comida de Navidad

¿Es posible no engordar en Navidad?

Comparte en: ¿Sabes por qué uno de los propósitos de Año Nuevo de casi todo el mundo es adelgazar?

Read More...
Relaciones abiertas

Cómo saber parar una discusión a tiempo

Comparte en: Aunque parezca mentira y casi imposible de lograr, no todas las conversaciones tienen que acabar en una

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu