• Buscar
×

¿Tenemos realmente mejor olfato las mujeres que los hombres?

¿Tenemos realmente mejor olfato las mujeres que los hombres?

Durante siglos se ha defendido el argumento de que los hombres cuentan con más ventajas biológicas sobre nosotras: mayor fortaleza u orientación son algunas de las más defendidas. Pero resulta que, en otros aspectos, las mujeres contamos con ventajas sobre ellos. Uno de ellos, el sentido del olfato.

Índice

¿Las mujeres tienen mejor olfato que los hombres?

El sentido del olfato es un sentido que a menudo infravaloramos, pero lo cierto es que es decisivo en el comportamiento humano. Las áreas cerebrales de integración de las sensaciones olfativas son muy grandes y tienen importantes interconexiones con la memoria o el lenguaje y este sentido juega un papel decisivo en el aspecto social y emocional.

Las mujeres contamos con un 43% más de células y un 50% más de neuronas que los hombres en la parte olfativa del cerebro (el bulbo olfatorio, la paleocorteza y la amígdala cerebral). Así lo ha demostrado un estudio conjunto del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Federal de Rio de Janeiro y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil.

También otro estudio realizado por el Hospital Clínico de Barcelona y el Hospital Municipal de Badalona, que analizaba las condiciones olfativas y la prevalencia de las alteraciones que pueden afectar a este sentido en la población catalana, descubrió que las mujeres tenían mejor olfato que los hombres al analizar cuatro microcápsulas con muestras de olores que el encuestado debía caracterizar e identificar.

Durante años se ha demostrado en test estandarizados que la habilidad olfativa de las mujeres suele ser significativamente superior que la de los hombres, tanto detectando como identificando olores, pero hasta hace poco no se había detectado una posible explicación para este sentido más desarrollado.

Muchos, de hecho, apuntaban a causas sociales y culturales que hacen que las mujeres vayamos desarrollando más este sentido. Pero este estudio ha demostrado que se trata de algo innato, ya que el cerebro no acumula muchas más células según crecemos, por lo que todo apunta a que las mujeres nacemos con esa carga extra de células y neuronas olfativas.

¿Cuáles son las causas de esta diferencia?

Las teorías sobre la causa evolutiva son varias. Algunas apuntan a que es un resto de un primitivo instinto animal para seleccionar potenciales parejas. Se ha comprobado que las mujeres prefieren el olor de hombres con un complejo genético distinto al nuestro, un indicativo de que los bebés resultantes serían más sanos. Otras lo vinculan con la maternidad, donde se ha demostrado que el olfato juega un rol decisivo en el apego y vínculo entre la madre y el bebé.

Otros expertos, como el Dr. Mullol del Hospital Clínic de Barcelona, apuntan a que "la explicación es genética y quizás la mujer tiene activos un mayor número de genes que controlan el olor". O puede deberse a una cuestión hormonal.

De hecho, hay ciertos momentos en los que las mujeres vemos multiplicados nuestros sentidos. Durante la ovulación, por ejemplo, se ha demostrado que el sentido del olfato y del oído se hacen mucho más sensibles. Una explicación para esto puede ser evolutiva, durante la ovulación la percepción olfativa de las feromonas masculinas se ha probado que es 10.000 veces mayor, y también se ha percibido que nuestro sentido auditivo capta frecuencias más altas durante este periodo del ciclo menstrual.

Otra conclusión extraída del estudio es que la detección de olores es máxima a los 20 años y empeora con la edad. La identificación de los olores aumenta de los 20 a los 40 años, se mantiene entre los 40 y 60, y decae a partir de los 60.

Fuente:

Hospital Clínico de Barcelona y el Hospital Municipal de Badalona.

Universidad Federal de Rio de Janeiro y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil

Redacción: Irene Gómez

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar