Técnicas para ordenar la casa

En Estilo de vida
Los sofocos de la menopausia
Comparte en:

Tras una dura semana en la oficina, por fin ha llegado el esperado sábado. Estamos deseando salir a cenar con nuestras amigas, ir al cine con las compis del curro y aprovechar el fresquito de las noches de verano, pero antes toca limpiar. Está claro que el domingo es un día para descansar, pero el sábado por la mañana la casa nos atrapa…

Y no, no hace falta decir que lo de limpiar y ordenar la casa el sábado no le apetece a nadie, pero si pensamos en lo bien que va a quedar con muy poquito esfuerzo la cosa cambia y la cara de satisfacción que se nos pone tras ver todo recogido y ordenado no se puede comparar con nada. Así que ¡a recoger!

¿Alguien ha oído hablar de Marie Kondo? Gracias a la conocida autora, empresaria y consultora de organización japonesa hemos podido descubrir cómo puede mejorar nuestra vida gracias a las claves que ella misma nos cuenta en su libro “La magia del orden” para mantener todo en su sitio, encontrarlo mucho más rápido y facilitar además la limpieza de nuestro hogar. Algo, sin duda, completamente necesario ya que según algunos estudios que se han realizado, tener la casa ordenada nos ayuda a combatir el estrés y a llevar una vida más ordenada tanto en las comidas como en el descanso y el ejercicio.

¡Allá vamos! Lo primero que nos recomienda Marie Kondo es deshacerse de todo aquello que no usemos. Seguro que tenemos miles de cosas que llevamos años sin utilizar y a las que por supuesto etiquetamos como “cosas que volverán a estar de moda”. Sí, está claro que las modas siempre vuelven y, si no, que se lo cuenten a los pantalones de campana, las gafas de culo de botella y toda la moda al más puro estilo vintage, pero si nos acostumbramos a guardar todo jamás conseguiremos tener la casa limpia y perfectamente ordenada tal y como nos recomienda esta gran autora. Así que, ¡digamos adiós a las cosas inútiles!

Además, otra de las claves consiste en pensar de forma global. Esto quiere decir que debemos ordenar por grupos de cosas en vez de hacerlo por habitaciones que es como lo hacemos casi todos de manera errónea. La ropa con la ropa, los libros con los libros, etc. De esta forma será mucho más fácil saber qué es lo que realmente necesitamos y qué es lo que no. Y siempre, por supuesto, empezar a ordenar la casa requiere comenzar primero por lo menos complicado que, aunque nos cueste creerlo, suele ser la ropa ya que de las fotos y de todos los recuerdos que tenemos cuesta más despegarse, así que eso tendremos que dejarlo para el final, aunque acabemos soltando alguna lagrimilla que otra…

Pero eso sí, a la hora de colocar la ropa Marie Kondo nos recomienda hacerlo por colores y con tres pliegues. Al agruparlo de esta manera nos daremos cuenta de que la sensación de orden es mucho mayor y tendremos la posibilidad de encontrar lo que buscamos y con qué combinarlo mucho más rápido, y para que resulte todo mucho más sencillo ordenaremos la ropa dependiendo también de su tonalidad y ligereza de manera que las prendas más pesadas y oscuras queden a la izquierda y las más claras y ligeras a la derecha.

Asimismo, Marie recomienda ordenar todo de golpe por lo que sí, así es, este sábado nos ha tocado arramplar con todo (venga, pensemos en esta noche). Cuando ordenamos todo a la vez obtenemos resultados prácticamente de inmediato. Primeramente, haremos una gran intervención y luego ya intentaremos mantener el orden diario. Debemos aprovechar el espacio y compartimentar. Para conseguir suficiente sitio lo ideal es tirar de esos bajos de armarios que a menudo se nos olvidan y también de esos pequeños espacios donde almacenar todo aquello que no nos cabe en los lugares habituales. Y a la hora de compartimentar lo tenemos claro, un sitio para cada cosa y una cosa para cada sitio ya que no solamente es importante tener espacios donde poder almacenar nuestros objetos sino también contar con suficientes compartimentos para que los elementos no se mezclen entre ellos facilitando así su localización y uso.

En el baño, por ejemplo, deberíamos prescindir del bidé o de la bañera (que no son demasiado necesarios) si lo que queremos es sacar más partido a nuestro pequeño baño y mantenerlo adecuadamente ordenado. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos del papeleo. Todos los correos y facturas, todas esas revistas que vamos acumulando y también la propaganda que nos llega son uno de los principales causantes del desorden por lo que para evitarlo colocaremos una bandeja donde depositarlos y poder revisarlos periódicamente.

Finalmente, la autora M. Kondo nos recomienda “el famoso truco de la caja”. Al hacer la limpieza observaremos que hay objetos de los que dudaremos de si tirar o guardar “por si acaso”. Todas esas dudas las vamos a meter en una caja que vamos a cerrar y vamos a ponerle una fecha. Si pasa un año desde que no la abrimos será porque mucho no la necesitamos así que a la basura. Y claro está que para no tener que deshacernos de las cosas lo mejor es no acumularlas. ¿Cómo conseguirlo? Pues bien, fijemos la regla de que por cada cosa nueva que vayamos a comprar, una o dos deben salir antes de casa.

¡Valora, guarda y tira! La casa estará impecable 😊

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu