Técnicas para la toma de decisiones

En Estilo de vida
Tomar decisiones
Comparte en:

¿Notas que te detienes cada segundo cuando tienes que elegir algo? ¿Te sientes a menudo incapaz de decidir por ti misma? ¿Tienes miedo a que lo que has elegido no sea lo correcto? No te preocupes, existen muchas técnicas para tomar decisiones adecuadas y que las consecuencias no te persigan día tras día.

Que tire la primera piedra quien no se haya detenido a pensar en multitud de ocasiones sobre qué camino escoger en la vida. Está claro que hay personas que tardan mucho menos en tomar decisiones porque confían más en sí mismas y tienen la seguridad de que lo que escojan será lo correcto. Pero de esas hay pocas. De hecho, lo más común es que (sobre todo en decisiones importantes de la vida) aparezcan ciertos temores y dudas a la hora de elegir entre una cosa u otra. Y a esto nadie le puede quitar, además, el peso que nos echamos nosotras solitas cuando las consecuencias que conlleva nuestra decisión resultan muy negativas.

Pero por suerte existen algunas técnicas que van a poder ayudarnos a tomar las decisiones de una manera más adecuada como las que escribió Peter Bregman, el director ejecutivo de una compañía consultora, para la revista Harvard Business Review.

En primer lugar, Peter Bregman considera que se deben establecer hábitos para evitar las decisiones predecibles, es decir, según Bregman existen decisiones que debemos tomar todos los días y que son tan predecibles que forman parte de nuestra rutina, como lo que elegimos tomar en nuestro almuerzo o los ejercicios que haremos en el gimnasio al día siguiente, y por eso, para este director ejecutivo hay que establecer una manera eficiente de reducir la fatiga que tomar estas decisiones conlleva. En este primer punto, Bregman afirma que, “si nos proponemos comer siempre una ensalada a la hora de comer o ir al gimnasio los lunes, los miércoles y los jueves, seguramente nos ahorraríamos unos cuantos minutos”.

En segundo lugar, Bregman considera que es importante emplear la técnica “si/entonces” para las decisiones que son impredecibles, porque a pesar de que el primer método sea muy útil para las decisiones cotidianas de la vida, existen otras muchas que no lo son tanto, es decir, que resultan impredecibles y es por ello por lo que Bregman considera que debemos establecer unas reglas para nuestra conducta que él mismo denomina “si/entonces” y nos pone el ejemplo de cuando un amigo nos interrumpe constantemente mientras trabajamos, hay que plantearse lo siguiente: “si la persona me interrumpe dos veces en una hora, entonces le diré algo”.

Por último, según Peter Bregman es fundamental delimitar el tiempo para las decisiones que son más difíciles de tomar, es decir, aquellas que son impredecibles y que no presentan una respuesta correcta. En relación con todas las decisiones de este tipo Bregman considera que se debe destacar el tiempo que las personas invierten en deliberar y considerar todos los caminos y consecuencias posibles. Esto se traduce en que debemos dejar de perder el tiempo porque según el director “si ambas opciones son igual de atractivas y no existe una respuesta clara, hay que admitir que no existe una manera inequívoca de proceder y que simplemente hay que decidir”.

Bregman considera que el tiempo que las personas dedican a deliberar antes de tomar una decisión puede significar un importante descenso en la productividad y es por ello por lo que recomienda establecer un límite reducido de tiempo, incluso de algunos minutos, para llegar a esa decisión a la que se le viene dando vueltas hace días, meses o años. Esto, sin duda, permitirá terminar con la ansiedad y seguir adelante.

Con técnicas o no, es importante saber que tomar cualquier decisión puede llegar a ser muy complicado, sobre todo si las consecuencias van a afectar a nuestra vida personal. El cerebro es nuestra principal herramienta a la hora de tomar decisiones ya que, de hecho, el origen de la libertad reside en este órgano y esta capacidad no es otra cosa que la posibilidad de elegir entre distintas acciones o formas del lenguaje. Los seres humanos, además, tenemos autonomía para hacer una cosa u otra y para suprimir lo que no se desea.

De hecho, son pocas las personas que logran darse cuenta de que a la hora de tomar decisiones el peor enemigo que tenemos es el cerebro (nuestra mente) por el simple hecho de que nuestros comportamientos son inconscientes. Las decisiones están hechas a partir de la intuición, un razonamiento inconsciente mucho más sabio de lo que frecuentemente pensamos los seres humanos. Y, además, aunque nos cueste creerlo, la mayor parte de la percepción del mundo es completamente inconsciente, porque “lo común” es prestar atención a cosas que son distintas o sorprendentes, porque lo demás lo ignoramos, y esto, según los expertos, tiene mucho que ver con la corteza prefrontal, el área más frontal del cerebro que trabaja en el procesamiento de datos necesario para cualquier elección.

Así que, vigila tu cerebro, no pierdas el tiempo en decidirte y ¡a disfrutar!

Foto: Created by Asier_relampagoestudio – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu