Técnicas para generar ideas

En Trabajo
La salud y el cerebro
Comparte en:

Ya desde bien pequeñas nos gustaba que nuestros compañeros del colegio nos dijeran lo buena que era la idea que habíamos tenido. Por una razón u otra, siempre había alguien que aplaudía lo que decíamos y claro, nos encantaba.

Sin embargo, a medida que vamos cumpliendo años nos damos cuenta de que a nuestro alrededor existen miles de personas con ideas brillantes cada día. Y aunque esto no signifique que seamos inferiores a ellas parece dejarnos siempre relegadas a un segundo plano. Ya somos adultas, y en el ámbito laboral es sin duda donde más lo apreciamos.

De hecho, trabajar en equipo nos muestra, en la mayoría de las ocasiones, la gran competencia que existe, por lo que tenemos que evitar quedarnos atrás y mejorar siempre. ¿Por qué? Pues bien, una buena manera de ascender y ser más productivo en el trabajo es siendo más original y creativo que el resto de nuestros compañeros y por eso, generar nuevas ideas que permitan solucionar problemas complejos de la empresa o responder ante cualquier imprevisto que aparezca en algún momento dado es algo que sin duda nos permitirá crecer y mucho.

Ser original y creativo nos beneficiará en cualquier tipo de trabajo. Tener buenas ideas y únicas, trabajemos o no en equipo, transmitirá a nuestros jefes o superiores nuestra gran capacidad para afrontar nuevos retos y problemas que puedan surgir o el esfuerzo para lograr que todo marche bien, es decir, que haya un interés en la empresa en que se trabaja.

La generación de ideas, por tanto, es solo un paso del proceso de pensamiento creativo. Y la creatividad, la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. Por eso la creatividad se concibe como sinónimo de pensamiento original y creativo o “imaginación constructiva”.

La técnica de Molière o Llamada al profano es la famosa técnica de creatividad “Ojos limpios”. Esta es una muy buena idea para generar ideas. La técnica de Molière es más bien una ayuda extra de la que nos “aprovechamos” ya que una mirada fresca y completamente nueva suele hacernos salir del estancamiento en el que nos encontramos. Lo que hacemos es invitar a opinar a personas que no tienen nada que ver con el problema. En muchas ocasiones esto hace que nos evadamos un poco y que sea el individuo externo (al que le explicamos el problema) quien nos abra los ojos.

La técnica de Da Vinci es otra técnica que consiste en que después de concentrarnos en el problema o planteamiento de algo para el que necesitamos una buena idea, debemos relajarnos y dibujar lo primero que nos venga a la mente, sin llegar a preocuparnos por el estilo o la precisión con la que hagamos el dibujo. Una vez lo tengamos plasmado lo observaremos. Cuando finalicemos este proceso probablemente hayamos encontrado información que tal vez pueda resultarnos útil y que, por supuesto, no hayamos podido describir con palabras.

Lluvia de ideas o Brainstorming. La famosa “lluvia o tormenta de ideas” no podía quedarse atrás y es que, sin duda, esta es una de las herramientas más utilizadas por las personas para generar ideas. ¿En qué consiste? La tormenta de ideas o Brainstorming (en inglés) es una de las ideas de creatividad más efectiva que facilita el surgimiento de nuevas ideas sobre un problema o planteamiento determinado. Más bien, una técnica de grupo para generar ideas originales en un ambiente relajado y en un tiempo determinado que suele ser aproximadamente una hora.

Además, tras el Brainstorming llega una nueva corriente conocida como el Brainwriting, que se diferencia de la anterior en que está es escrita. En este caso se deben coger varias hojas de papel en las que los participantes van escribiendo de forma anónima y se las van pasando al resto. Es más habitual utilizar esta técnica con grupos que no se conocen o que tienen dificultades de expresión.

Por último, hay que destacar la técnica gráfica promovida por el autor londinense Tony Buzan que refleja en su libro llamado “El libro de los mapas mentales”. Anthony Peter Buzan es un investigador en el campo de la inteligencia y presidente de la Brain Foundation que contempla como técnica gráfica la creación de unos mapas mentales muy útiles para generar ideas por asociación y para organizar la información. Lo que hacemos para aplicar esta técnica gráfica de los mapas mentales es escribir en el centro el problema o reto y de ahí irradian los temas relacionados con dicho problema dando una estructura nodal. De estos temas parten imágenes o palabras claves que trazamos sobre líneas abiertas.

Seguro que con alguna de estas técnicas somos capaces de empezar a generar nuevas ideas, ser más productivos y triunfar ante compañeros y jefes que dudaban de nosotras.

También te interesará...

Problemas financieros en la pareja

Cómo ahorrar dinero en poco tiempo

Comparte en: Saber cómo ahorrar dinero es la base de unas buenas finanzas personales y la clave para conseguir

Read More...
Cómo ahorrar

Consejos para ahorrar

Comparte en: Afrontar los gastos sin quedarse a cero y mantener un colchón que pueda sacarnos de un apuro

Read More...
Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu