Síntomas de fibromialgia

En Salud
Dolor de huesos en la menopausia
Comparte en:

La fibromialgia (FM) es una enfermedad que causa dolor generalizado en los músculos y el tejido fibroso (ligamentos y tendones) que es más frecuente en mujeres y que puede resultar incapacitante, por lo que es importante conocer sus síntomas y empezar el tratamiento cuanto antes para paliar las molestias que provoca.

¿Qué es la fibriomialgia?

La fibromialgia es un trastorno bastante frecuente, la padece entre el 2 al 6% de la población, que es más habitual en mujeres. Es una anomalía de la percepción del dolor, de tal manera que estímulos que habitualmente no son dolorosos, el cuerpo los percibe como tal, por lo que se puede experimentar dolor muscular de manera casi constante. Este cambio está relacionado con un aumento anormal de los neurotransmisores (los encargados de transmitir las señales de dolor al cerebro) y una mayor sensibilidad de los receptores del dolor, que reaccionan de manera desproporcionada a las señales de dolor.

El dolor en la fibromialgia tiene algunas peculiaridades como alodinia (dolor por estímulos no dolorosos), hiperalgesia (dolor mayor de lo normal en relación al estímulo doloroso) y persistencia (está presente durante más tiempo de lo normal).

Aunque no se conoce la causa de esta enfermedad, se cree que aparece por una serie de factores como una infección bacteriana o viral, una cirugía, un accidente de automóvil o después de haber padecido alguna otra enfermedad como lupus eritematoso o artritis reumatoide. Eso no significa que estos agentes causen la enfermedad, sino que la “despiertan”. Además, tiene un importante condicionante genético.

Síntomas de la fibromialgia

– Dolor generalizado que dura al menos tres meses y se nota en todo el cuerpo

– Rigidez generalizada

– Sensación de inflamación en manos y pies

– Hormigueo, sobre todo en las manos

– Quemazón o molestia

Cansancio

– Trastornos del sueño, como síndrome de las piernas inquietas y apnea del sueño

– Ansiedad o depresión

– Jaquecas

– Dolores en la menstruación

– Colon irritable

– Sequedad de boca y ojos

– Problemas de atención y concentración

– Cistitis intersticial o síndrome de la vejiga dolorosa

– Trastornos de articulación temporomandibular

– Calambres en las piernas

– Movimientos involuntarios, temblor y sensación de bloqueo

Síndrome del túnel carpiano

– Mareos y vértigos

¿Cuál es el tratamiento de la fibromialgia?

La fibromialgia es un síndrome, por lo que el diagnóstico suele realizarse por medio de la sintomatología que el paciente presenta. Es importante realizar un diagnóstico adecuado cuanto antes para empezar con el tratamiento y evitar así el dolor, ya que, aunque es un trastorno benigno que no causa secuelas físicas, sí que afecta a la calidad de vida de la persona que lo padece, pudiendo provocar en muchos casos ansiedad y depresión.

Si hace falta, el médico puede mandar también análisis de sangre completo, análisis de anticuerpos antipéptidos citrulinados cíclicos, anticuerpos reumatoideos o análisis de la función tiroidea.

En cuanto al tratamiento, la fibromialgia es una enfermedad crónica que no tiene cura, por lo que el tratamiento busca mejorar los dolores y el resto de los síntomas para conseguir que la calidad de vida mejore y el paciente pueda llevar una vida normal. Para ello, se suelen emplear analgésicos para el dolor, relajantes musculares en tandas cortas, anticonvulsivos y antidepresivos para aumentar los niveles de serotonina y mejorar los síntomas. El objetivo es mejorar el sueño, el cansancio, la depresión, los espasmos musculares y el dolor. En los casos más graves, pueden combinarse varios de estos fármacos.

Asimismo, es importante que el enfermo adopte una serie de hábitos y cambios en su vida, como hacer ejercicio suave a diario, buscar tratamiento psicológico si es necesario, tener un colchón adecuado (ni muy blando, ni muy duro), evitar las bebidas estimulantes y los ruidos y luces intensos, aprender a manejar el estrés, seguir una dieta sana y tomarse las cosas con calma.

La acupuntura también se ha demostrado eficaz para combatir el dolor, así como la fisioterapia para realizar una serie de ejercicios que mejoren la fuerza, la flexibilidad y la resistencia.

Es importante, además, que el paciente aprenda a sobrellevar la enfermedad y el dolor y que no deje que este le supere. Para ello, además de acudir a terapia psicológica, puede aprender y practicar técnicas de meditación, hipnosis, buscar apoyo familiar o de asociaciones de afectados por este trastorno, etc.

Pronóstico de la enfermedad

Como decíamos, la fibromialgia no tiene cura, pero los síntomas pueden mejorar o empeorar según cada caso. Los últimos estudios han permitido que se trate mejor y que se sepa más sobre cómo afrontar este problema, aunque aún queda mucho por estudiar.

Algunos pacientes pueden llegar a tener algún grado de incapacidad que dificulte su trabajo, aunque con paciencia, constancia y siguiendo todos los consejos médicos, muchos pacientes pueden tener una buena calidad de vida. el diagnóstico precoz y la intervención médica adecuada son fundamentales para conseguir que el paciente viva lo mejor posible.

Fuente:

Clínica Mayo: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/fibromyalgia/symptoms-causes/syc-20354780

Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu