Si tienes los ojos claros, tienes menos posibilidades de padecer depresión

En Salud
Relación entre ojos azules y depresión
Comparte en:

Para algunas personas, las temperaturas más frías y los días más cortos nos recuerdan las hermosas maravillas invernales y las noches acogedoras junto al fuego. Para otros, sin embargo, el invierno puede ser francamente deprimente. Ahora, los científicos dicen que pueden tener una idea de por qué algunas personas sufren de trastorno afectivo estacional (TAE o SAD, por sus siglas en inglés), mientras que otras no: según un estudio reciente, el color de los ojos puede jugar un papel importante.

La depresión es un trastorno muy habitual en muchos países, así como el trastorno afectivo estacional, un tipo de depresión que generalmente se presenta todos los años en otoño e invierno. Los síntomas principales del TAE son: desesperanza, aumento del apetito con aumento de peso, aumento del sueño, menos energía y capacidad para concentrarse, movimientos lentos, pérdida de interés por todas las actividades, aislamiento social, tristeza e irritabilidad. Comprender las causas de este trastorno y cómo evitarlo es fundamental para mejorar la salud mental de muchas personas.

La nueva investigación, publicada el año pasado en el Open Access Journal of Behavioral Science & Psychology, encontró que las personas con ojos claros o azules tendían a puntuar más bajo en un cuestionario diseñado para detectar la variabilidad estacional en el estado de ánimo, peso, apetito, sueño y vida social. El estudio involucró a 175 estudiantes de pregrado y posgrado del sur de Gales y Chipre, con una edad promedio de 24 años.

“La razón por la que el color de los ojos puede hacer que algunas personas sean más susceptibles a la depresión o a los cambios de humor puede deberse a la cantidad de luz que los ojos de un individuo pueden procesar“, escribió Lance Workman, autor principal del estudio y profesor de psicología en el Universidad de Gales del Sur.

Workman explica que los ojos con menos pigmento (azules o grises, por ejemplo) son más sensibles a la luz, lo que significa que no necesitan absorber tanto para que las células de la retina reciban y procesen las imágenes. Sin embargo, eso también significa que las personas con ojos más claros liberan menos melatonina durante el otoño y el invierno.

La melatonina es una hormona producida por el cuerpo que nos ayuda a la transición al sueño. Pero algunos expertos creen que demasiada melatonina, o un desequilibrio de melatonina y serotonina, otra hormona reguladora del estado de ánimo, puede hacer que las personas se sientan letárgicas o deprimidas.

Por lo tanto, Workman escribió que las personas de ojos claros que producen menos melatonina pueden tener “cierta resistencia al trastorno afectivo estacional”, aunque señala que no es una garantía contra la depresión en el invierno.

Investigaciones previas también han sugerido que las personas con ojos marrones u oscuros tienen más probabilidades de estar deprimidas que las que los tienen azules. Workman señala que los ojos azules tienden a aparecer en personas que viven más lejos del ecuador y sugiere que esta mutación “puede haber ocurrido como una adaptación anti-TAE para estas poblaciones que viven con días más cortos durante todo el año”. Y, de hecho, la realidad nos indica que, efectivamente, casi todas las personas que viven en el norte de Europa tienen los ojos claros, mientras que el porcentaje va bajando a medida que descendemos del polo norte.

Por supuesto, Workman también explica que el color de ojos definitivamente no es el único factor que determina si una persona desarrollará TAE o no. Las personas que pasan muchas horas en lugares cerrados también son más vulnerables a las crisis de invierno, por ejemplo. Además, es más frecuente en mujeres que en hombres y suele comenzar en la adolescencia.

“Afortunadamente para aquellos con TAE, simplemente salir a caminar regularmente, especialmente cuando hace sol, ayudará a mejorar su estado de ánimo“, escribió. El uso de una caja de luz también puede ayudar a aliviar los síntomas relacionados con el TAE agregó, sin importar el color de ojos que tenga una persona.

La caja de luz o de fototerapia es un dispositivo que imita la luz natural exterior. Esta caja emite una luz de 10.000 lux, con la menor cantidad de rayos UV. Se recomienda su uso para tratar la depresión, el TAE y otros estados anímicos similares. Se han hecho diversos estudios sobre su efectividad y parece que efectivamente funciona. Los investigadores creen que se debe a que provoca un cambio químico en el cerebro que mejora el ánimo y alivia otros síntomas del trastorno afectivo estacional.

Se recomienda usarla al levantarse por la mañana entre 20 y 30 minutos a una distancia de entre 40 y 60 cm de la cara con los ojos abiertos, pero sin mirar directamente a la luz.

Así que, en definitiva, si tienes los ojos claros tienes menos posibilidades de padecer depresión o trastorno afectivo estacional.

Fuente:

“Blue Eyes Keep Away the Winter Blues: Is Blue Eye Pigmentation an Evolved Feature to Provide Resilience to Seasonal AffectiveDisorder?”, Workman L, Akcay N, Reeves M and Taylor S. Department of Psychology and Therapeutic Studies, University of South Wales, UK

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu