Ser rencoroso puede ser sorprendentemente saludable

En Relaciones
Superar ruptura
Comparte en:

Además de que ser una persona rencorosa no beneficia las relaciones sociales, siempre se ha dicho que puede ser malo para la salud ya que no es bueno para el organismo guardar dentro odio y rencor. Sin embargo, un nuevo estudio afirma que sí puede ser bueno para la salud. Veamos cómo…

El rencor es un sentimiento de hostilidad o resentimiento hacia una persona a causa de una ofensa o un daño recibidos. El problema del rencor es que es un sentimiento negativo de enojo profundo y persistente que desequilibra y enferma, por eso siempre se recomienda perdonar al que nos ha ofendido, pero perdonar de verdad, dejar de lado el rencor y olvidar el daño causado para mejorar nuestra salud espiritual (aunque a veces sea realmente complicado si la ofensa o el daño recibidos fueron muy graves).

Seguro que alguna vez has sentido mucho rencor hacia alguien y te ha costado mucho dejarlo pasar y perdonarlo, incluso puede que aún le guardes rencor a esa persona. Y, según todos los expertos, eso no es nada bueno para nuestra salud física y mental. Sin embargo, Sophie Hannah, autora de un nuevo libro sobre el tema llamado “Cómo guardar rencor”, afirma que a veces aferrarse a ese sentimiento de rencor puede ser bueno. Según, Hannah, novelista, el rencor puede ser bueno para nosotros de estas cuatro formas:

  1. Los rencores pueden empoderarte

Hannah dice que el rencor no es solo un sentimiento de ira o frustración, sino que es también la historia que te cuentas sobre una situación dada. Si un miembro de tu familia o un compañero de trabajo te trata mal, el rencor es la historia que compila lo que le sucedió.

De esta manera, el rencor adopta una emoción negativa y la convierte en una narrativa que controlas, que es empoderadora, es decir, te ayuda a superarte y mejorar en tu día a día.

Hannah sugiere escribir el rencor que sientes en un papel y colocar ese documento en algún lugar donde puedas verlo. Así, los sentimientos que tienes sobre la situación podrían cambiar. Pero no se trata de guardar todos los rencores que experimentes, solo algunos de ellos por una buena razón.

  1. Los rencores pueden ayudarte a reflexionar

En el proceso de contar nuestra historia de rencor, podemos entender mejor nuestra parte y lo que podríamos haber hecho mal. O, y esto es importante, entender por qué lo que esa otra persona nos hizo estaba mal. Si nos sentimos mal, por ejemplo, por una pelea con un amigo, vale la pena examinar por qué.

Así podrías llegar a la conclusión de que dijiste algo desagradable, en cuyo caso deberías disculparte. Pero si la otra persona es la que está equivocada, entender por qué hizo lo que hizo también es importante.

Analiza tu papel en la situación después de que haya pasado. Luego vuelve a ello días o semanas después. Tus sentimientos pueden cambiar una vez que lo mires en retrospectiva, y así el rencor puede pasar naturalmente. De esta manera, aceptar y guardar un rencor puede ayudarte a dejarlo ir cuando sea apropiado.

  1. Los rencores pueden ayudarte a entender los sentimientos negativos

Los sentimientos negativos pueden indicar que te sientes herido porque alguien estaba tratando de lastimarte. No necesariamente significan que hay algo mal con tu reacción. Saber eso es parte de tu historia de rencor.

“Cuando hay algo malo que alguien nos ha hecho, el rencor es nuestra historia que recordamos sobre ese incidente, y puede ser beneficioso para ti que se recuerde esa historia”, explica Hannah.

  1. Los rencores pueden ayudarte a establecer límites

Los rencores pueden ser buenos si te ayudan a evitar que la gente vuelva a dañarte al saber exactamente cuáles son los límites que no permites que nadie sobrepase. Si dejas que todo lo que te molesta continúe, las personas se aprovecharán de ti, por lo que debes saber marcar ciertos límites, y el rencor te puede ayudar a hacerlo.

Por lo tanto, el rencor puede ser algo bueno para ti que te ayude a evitar nuevas ofensas y hostilidades siempre que sepas cómo gestionarlos. La autora, que hay que tener en cuenta que no es psicóloga, solo novelista, no piensa que haya que guardar rencor para siempre a una persona, sino que hay que saber aceptar nuestros rencores y gestionarlos de manera adecuada para que nos ayuden a salir fortalecidos y evitar nuevas ofensas, pero dejándolos marchar en el momento adecuado para que no se enquisten miles de rencores dentro de nosotros.

¿Y tú? ¿Eres una persona rencorosa? ¿Crees que puede ser saludable guardar durante un tiempo el rencor, sobre todo si la ofensa fue muy grave, para poder finalmente perdonarlo de verdad?

Fuente:

Sophie Hannah, “Cómo guardar rencor”.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu