Según la ciencia, los que siguen enamorados después de 20 años no están locos

En Relaciones
Comparte en:

Hay parejas que llevan décadas juntos y que aún claman seguir enamoradas. Un estudio científico nos ha sacado de dudas sobre qué ocurre realmente en su cerebro. Y los resultados no van a gustar a los solteros.

Se suele considerar el amor romántico diferente del que podemos sentir por familiares o amigos, como algo que actúa como el propulsor de un cohete: muy intenso al principio y que va perdiendo fuerza hasta terminar extinguiéndose. Una especie de explosión que en algunos es más fuerte que en otros, pero cuyo efecto, tarde o temprano, termina y a veces es sustituido por un amor de compañía, lejos del pasional y romántico del inicio.

¿Qué hay entonces de esas personas que llevan -felizmente- en pareja décadas? ¿De esos que afirman seguir enamorados después de años de convivencia? Por norma general se les consideraba un poco locos, que es lo que solemos considerar cuando no entendemos a alguien. Es decir, ¿qué otra explicación podría haber?

Un estudio publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, y genialmente titulado Relaciones neuronales del amor romántico de larga duración, decidió investigar sobre qué ocurre realmente en el cerebro de estas personas y acabar con el debate.

¿El método? Encontraron 17 personas que afirmaban estar locamente enamoradas de sus parejas después de dos décadas de matrimonio. La parte difícil ya estaba hecha, el resto quedaba en manos de la ciencia.

Les pidieron que contemplaran una fotografía de su pareja y, mientras, se les realizó un escáner cerebral (MRI, imagen de resonancia magnética). Después, compararon los resultados con aquellos de personas recientemente enamoradas. ¿Cuáles fueron los resultados?

Se sabía que los individuos enamorados recientemente muestran actividad en zonas ricas en dopamina cuando piensan o ven a su recién descubierta media naranja. Curiosamente, el área que se “enciende” es la misma que lo hace cuando un adicto toma cocaína: el Área Tegmental Ventral. Y esto mismo sucede con las personas aún enamoradas después de años.

Pero había una diferencia: los enamorados a largo plazo no mostraban actividad en áreas vinculadas con la ansiedad o miedo, algo que sí sucedía en el caso de los recién enamorados. En cambio, tenían actividad en áreas asociadas con el placer y el alivio del dolor, como el globo pálido.

Sí, habéis leído bien. Las personas en relaciones estables y largas que claman estar enamoradas están -realmente- enamoradas, y no locas como era tan cómodo pensar. Gracias por nada, ciencia.

 

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu