• Buscar
×

¿Se puede prevenir la artrosis?

¿Se puede prevenir la artrosis?

La artrosis es una enfermedad que aparece a partir de los cincuenta años a causa del desgaste del cartílago. No es posible evitarla, pero sí que se puede conseguir retrasar en gran medida su aparición. Para ello, existen métodos muy económicos y saludables.

Índice

¿Qué es la artrosis?

Para comenzar, es necesario conocer la definición de artrosis en medicina. Es una patología reumática que afecta a las articulaciones debido a la degeneración del cartílago. Las articulaciones son las partes del esqueleto que permiten la conexión entre dos huesos. El cartílago es el tejido que recubre los extremos de cada hueso de las articulaciones actuando como amortiguador. Por esta razón, cuando el cartílago se va deteriorando provoca dolores, a veces insoportables, a las personas que lo padecen.

Es una enfermedad degenerativa causada por el envejecimiento de las articulaciones, por lo que suele aparecer a partir de los 45-50 años. Además, la genética, la obesidad o la actividad física intensa, como la de los deportistas de élite, aumenta las posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

Entre los síntomas principales de la atrosis encontramos:

- dolor en la articulación, que se intensifica con la sobrecarga y el movimiento, y mejora con el reposo

- rigidez de las articulaciones tras un periodo de reposo de menos de media hora

- hinchazón de las articulaciones afectadas

- crujido al realizar cualquier movimiento

- deformación de los huesos

¿Cómo se trata la artrosis?

El tratamiento habitual para el dolor de la artrosis son los antiinflamatorios y analgésicos, que también ayudan a reducir la hinchazón. Además, el médico puede recetar medicamentos condroprotectores para tratar la enfermedad de raíz, logrando que el deterioro sea mucho más lento. La fisioterapia también puede ofrecer beneficios a la artrosis. Cuando el paciente está en la última fase de la enfermedad, se aconseja la cirugía protésica para sustituir la articulación dañada por una prótesis. Sólo se puede realizar en articulaciones mayores, como en las rodillas y la cadera.

Consejos para prevenir la artrosis

Este hecho se produce principalmente por la avanzada edad, pero existen también otros factores, como los antecedentes familiares o traumatismos repetidos en algunas de las articulaciones. No obstante, aunque no se pueda evitar y no tenga cura, se pueden realizar un gran número de actividades rehabilitadoras para retrasar su aparición:

  • Hacer deporte y estirar tras el entrenamiento. No realizar ningún ejercicio físico debilita la musculatura y, por consiguiente, deteriora la salud articular porque pierde flexibilidad, consistencia y fuerza y, además, tendrás más peligro de sufrir una lesión. Puedes optar por pedir asesoramiento físico a algún profesional del mundo del deporte que vaya variando tu rutina de ejercicios. Caminar, nadar, pilates o yoga son excelentes opciones para conservar nuestras articulaciones flexibles.
  • Pérdida de peso. Muchas veces la artrosis aparece en articulaciones como la cadera, la rodilla o los tobillos debido a la obesidad o el sobrepeso. En otras palabras, las articulaciones, al soportar un peso superior al recomendado durante un periodo de tiempo prolongado, sufren una degeneración articular progresiva.
  • Cuidar tu alimentación. Si sigues una dieta diaria que te aporte los nutrientes necesarios vas a conseguir tener una salud óptima y un peso saludable. Entre los nutrientes que no deben faltar están: Vitamina A, C, D y E y Omega3. Igualmente, presta atención a no consumir en gran cantidad carbohidratos si no realizas ninguna actividad física. Las grasas saturadas se depositan en las articulaciones y las debilitan, por lo que debes sustituir estas por grasas buenas como las de los pescados azules, el aceite de oliva o los frutos secos.
  • Mantener una buena postura. Intenta colocarte lo mejor posible a la hora de realizar actividades diarias, como sentarse, limpiar o andar. Como consejo, a la hora de comprar un colchón es importante que sea firme, no te sientes en asientos muy bajos y anda recta, no te encorves.
  • No sobrecargar las articulaciones. No debes coger pesos excesivos ni caminar por terrenos irregulares.
  • Utilizar un calzado adecuado. Las personas con artrosis de espalda, rodillas o cadera deben usar zapatos cómodos, de suela gruesa, planos o con tacón bajo.

Por último, si estás en un estado avanzado de la enfermedad, el mejor tratamiento es la condroprotección, según recomienda la Sociedad Española de Reumatología (SER). Esta terapia consigue retrasar las lesiones del cartílago aliviando el dolor. Aunque tarden en hacer efecto, su eficacia se logra prolongar hasta pasar un par de meses al dejar de tomarlo.

Fuente:

Sociedad Española de Reumatología, Inforeuma: https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artrosis/

Recomendaciones para prevenir y tratar la artrosis, Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria, https://www.sefac.org/sites/default/files/sefac2010/private/documentos_sefac/documentos/Artrosis2015_V_NoPers.pdf

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar