¡Se confirma! Los hombres no pueden entender las emociones de las mujeres

En Relaciones
Superar ruptura
Comparte en:

Siempre se ha dicho que los hombres tienen más problemas para entender a las mujeres que viceversa, aunque hasta ahora eran pocos los estudios realizados al respecto. Por eso, una nueva investigación arroja luz sobre este hecho al afirmar que los problemas para reconocer las emociones de las mujeres podrían estar relacionados con dificultades para extraer la información relevante de la región ocular, que sigue siendo una de las fuentes más ricas de información social para la atribución de estados mentales a otros. Es decir, a los hombres les cuesta leer las emociones de las mujeres, al menos desde sus ojos.

La investigación, publicada en la revista PLOS ONE, mostró que los hombres tenían el doble de problemas para descifrar las emociones de las mujeres a partir de imágenes de sus ojos en comparación con las de los hombres. Las partes del cerebro masculino ligadas a la emoción tampoco se activaron con tanta fuerza cuando los hombres miraron a los ojos de las mujeres.

Y es que estudios recientes han sugerido que los déficits en el reconocimiento de las emociones faciales podrían estar relacionados con dificultades para extraer la información relevante de la región del ojo (incluida la dirección de la mirada), que sigue siendo una de las fuentes más ricas de información social para la atribución de estados mentales a otros. Pruebas recientes han indicado además que los procesos cognitivos sociales, como el procesamiento facial y la atribución del estado mental, continúan desarrollándose durante la adolescencia, y se deben a efectos genéticos y / u hormonales (p. Ej., Testosterona fetal) en la maduración cerebral, que pueden desarrollarse de manera particular niños y niñas.

Para determinar las posibles diferencias en el reconocimiento de la emoción subyacente neural entre hombres y mujeres, los investigadores aplicaron una versión modificada de la Prueba de Lectura de la mente en los ojos en combinación con imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf) a una muestra de 22 participantes.

Boris Schiffer, investigador del LWL-University Hospital en Bochum, Alemania, y sus colegas pusieron a 22 hombres entre las edades de 21 y 52 años, con un promedio de edad de 36 años, en un escáner de imágenes de resonancia magnética funcional, que utiliza el flujo sanguíneo como medida para medir su actividad cerebral.

Luego les pidieron a los hombres que miraran imágenes de 36 pares de ojos, la mitad de hombres y la otra mitad de mujeres, y que adivinaran la emoción que sentían esas personas. Luego, tenían que elegir qué dos palabras, como desconfiada o aterrorizada, describía mejor la emoción de los ojos. Las fotografías de los ojos mostraban emociones positivas, neutrales y negativas.

Los hombres tardaron más y tuvieron más problemas para adivinar correctamente la emoción de los ojos de las mujeres que las que transmitían los hombres. Estos problemas estaban particularmente asociados con una falta de activación en las regiones límbicas del cerebro (incluido el hipocampo y la corteza cingulada anterior rostral). Además, los hombres revelaron una activación aumentada de la amígdala derecha a los estímulos masculinos independientemente de la condición (reconocimiento del sexo frente a la emoción). Por lo tanto, estos hallazgos resaltan la función de la amígdala en el componente afectivo de la teoría de la mente (ToM, por sus siglas en inglés) y en la empatía, y proporcionan evidencia adicional de que los hombres son sustancialmente menos capaces de inferir estados mentales expresados ​​por mujeres.

La llamada red de teoría de la mente (ToM) y una red de empatía de regiones cerebrales subyacen en los procesos necesarios para comprender y compartir los pensamientos, sentimientos e intenciones de otras personas. La red ToM se compone de las siguientes regiones: precuneus, surco temporal superior posterior (pSTS), unión temporopareietal (TPJ), polos temporales y corteza prefrontal medial (mPFC); mientras que la red de empatía incluye las siguientes áreas del cerebro: la corteza cingulada anterior (ACC) y la ínsula anterior. Sin embargo, la amígdala, que también está implicada en el procesamiento facial, también parece desempeñar un papel importante en la empatía emocional y en la ToM afectiva.

La investigación también muestra que las mujeres premian a los hombres que tratan de entenderlas.

Sin embargo, otros estudios han encontrado que, en comparación con las mujeres, los hombres son más rápidos en la detección de rostros masculinos enojados, lo que ha llevado a algunos autores a sugerir que las expresiones faciales del mismo sexo pueden ser más importantes para los hombres que para las mujeres.

Por último, el hallazgo de respuestas aumentadas de la amígdala derecha durante el reconocimiento de los estímulos masculinos en comparación con los estímulos femeninos podría indicar un efecto altamente automatizado e impulsado por el estímulo que se produjo independientemente de las diferentes condiciones o instrucciones. Por lo tanto, el aumento de las respuestas de la amígdala derecha a los estímulos masculinos puede indicar una asociación específica por sexo entre el tipo de estímulo (masculino contra femenino) y el procesamiento automático de las emociones o la empatía afectiva. La correlación positiva entre las respuestas de la amígdala derecha y la capacidad de inferir estados mentales de los ojos masculinos, pero no femeninos, también indicó que la empatía afectiva podría mejorar el rendimiento mentalizador para los estímulos masculinos en los hombres. A la inversa, esto indicó que el procesamiento de estímulos del sexo opuesto podría estar asociado con una empatía afectiva más baja que también podría estar asociada con una capacidad de mentalización reducida.

Además, es posible que el patrón de la amígdala derecha aparentemente disminuida (por el efecto principal de los ojos masculino contra femenino) y el aumento de la activación del dlPFC derecho al inferir las emociones de las mujeres en relación con los ojos masculinos, reflejara un mecanismo de regulación hacia abajo de experiencias emocionales específicas a los estímulos femeninos, que contiene una fuente adicional de información para la atribución de estados mentales a las mujeres. Por lo tanto, este mecanismo podría explicar los problemas relativamente mayores que tienen los hombres para reconocer las emociones de las mujeres en comparación con las emociones de los hombres.

La mentalización permite que las personas se identifiquen con los demás para predecir sus creencias, intenciones o comportamiento, o incluso para engañar a los demás cuando sea necesario. Por lo tanto, estos hallazgos resaltan la importancia funcional de la amígdala, en particular para los componentes afectivos de la ToM y la empatía, y revelan evidencia adicional de que los hombres son menos capaces de inferir estados mentales expresados ​​por mujeres, que pueden estar acompañados por un déficit relacionado con la amígdala. El hallazgo de que los hombres son superiores para reconocer las emociones / estados mentales de otros hombres, en comparación con las mujeres, podría ser sorprendente. Desde un punto de vista evolutivo, las interpretaciones precisas de los pensamientos e intenciones de otros hombres en lugar de las de las mujeres, especialmente las señales amenazadoras (también relacionadas con la capacidad de respuesta de la amígdala), pueden haber sido un factor que contribuyó a la supervivencia en la antigüedad. A medida que los hombres estaban más involucrados en la caza y las luchas por el territorio, habría sido importante para ellos poder predecir y prever las intenciones y acciones de sus rivales masculinos.

Además de esta noción, se ha encontrado que, en comparación con las mujeres, los hombres son mejores para identificar las expresiones faciales de ira, mientras que las mujeres son más superiores en reconocer el miedo y la tristeza.

Fuente:

Schiffer B, Pawliczek C, Müller BW, Gizewski ER, Walter H (2013) Why Don’t Men Understand Women? Altered Neural Networks for Reading the Language of Male and Female Eyes. PLoS ONE 8(4): e60278. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0060278

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu