• Buscar
×

¿Por qué salen quistes en el riñón?

¿Por qué salen quistes en el riñón?

Los quistes son bolsas de líquido que se forman en los riñones o sobre estos que pueden estar causados por trastornos renales graves, aunque la mayoría de las veces son quistes renales simples que no causan complicaciones. ¿Por qué salen y cómo se deben tratar?

Índice

Síntomas de los quistes renales

Los quistes renales simples tienen una pared muy fina y un fluido acuoso dentro de ellos. Algunos quistes renales podrían ser complejos y tener una pared gruesa o contener material sólido en vez de fluidos. Los quistes renales simples suelen ser de forma redonda u ovalada y pueden variar desde el tamaño de un guisante hasta el de una pelota de ping pong.

Normalmente, los quistes renales simples no causan síntomas, pero si es muy grande puede causar:

- Dolor sordo en la espalda o los costados

- Fiebre

- Dolor en la parte superior del abdomen

- Cambios en los hábitos urinarios

- Hematuria (sangre en la orina)

- Elevar la presión arterial

Causas de los quistes renales

La causa de la aparición de los quistes renales simples no está muy clara. Se cree que pueden aparecer cuando la capa superficie del riñón se debilita y forma un divertículo o bolsa que se llena de líquido, se desprende y da lugar al quiste.

Además, existen una serie de factores de riesgo que aumentan la posibilidad de sufrir esta enfermedad:

- Envejecimiento. Se cree que un tercio de los adultos mayores de 70 años tiene quistes renales.

- Sexo varón

A veces se tienen varios quistes renales simples a la vez, pero eso no es lo mismo que sufrir la enfermedad poliquística renal, una enfermedad genética caracterizada por grupos de quistes que pueden causar insuficiencia renal.

¿Qué complicaciones pueden causar los quistes renales?

Si crecen mucho o se infectan pueden provocar diversas complicaciones de salud:

- Quiste infectado, que causa dolor y fiebre.

- Quiste roto. Si la bolsa se rompe, puede causar un dolor muy fuerte.

- Obstrucción. El quiste renal puede obstruir el flujo normal de la orina causando inflamación del riñón.

¿Cómo se diagnostica y trata el quiste renal?

Para confirmar el diagnóstico se deben hacer una serie de pruebas de medicina como una ecografía, una tomografía axial computarizada o una resonancia magnética. Además, se suele hacer un análisis de sangre para comprobar si el quiste está afectando a la función renal.

En cuanto al tratamiento, si el quiste es simple y pequeño y no interfiere con la actividad renal, es posible que no haga falta ningún tratamiento. Puede ser suficiente con revisar periódicamente si sigue igual de tamaño o ha habido algún cambio que requiera intervención. A veces, incluso desaparecen por sí solos.

Si causa síntomas, molestias o complicaciones, es necesario intervenir. El tratamiento puede ser punción y drenaje del quiste, aplicando después alcohol para que no vuelva a formarse, una intervención conocida como escleroterapia que reduce la posibilidad de recurrencia y se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria. O cirugía para extirparlo mediante una laparoscopia que drena y corta la capa exterior del quiste. En esta caso se requiere anestesia general e ingreso.

¿Pueden ser los quistes renales cancerígenos?

Si el quiste está formado por material sólido sí puede ser un tumor maligno. De hecho, el 95% de los quistes sólidos son malignos (carcinoma renal) y deben ser operados con urgencia. En ocasiones, se puede incluso extirpar el riñón entero, aunque se intenta siempre salvar para que la función renal no disminuya.

Además, puede ser necesaria la quimioterapia tras la intervención para evitar recidivas o metástasis.

Fuente:

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar