Riesgos de una operación de senos

En Belleza
Usar sujetador
Comparte en:

La mamoplastia de aumento, o aumento de senos, es el procedimiento que se lleva a cabo para agrandar o cambiar la forma de las mamas. Es importante saber que una cirugía de este tipo debe realizarse en una clínica de cirugía ambulatoria o en un hospital.

Por norma general, la mayoría de las mujeres recibe anestesia general para dicha cirugía. Sin embargo, en algunos casos también es posible recibir anestesia local en vez de general y medicamentos para insensibilizar la zona de la mama y bloquear el dolor.

Sabemos que no todas nosotras estamos orgullosas de nuestro cuerpo y las partes que lo conforman, algo que en la mayoría de los casos viene condicionado por una sociedad superficial que desea “la perfección”. Por eso, quien queda al margen de estos cánones puede ser, sin duda, presa fácil de complejos.

Para nosotras siempre ha sido una tarea más difícil que para los hombres la de no caer fácilmente en las trampas de la sociedad, pues siempre hemos estado “más idealizadas que ellos”. Además, en algunos ámbitos como el de la industria de la moda o la publicidad se han encargado y se encargan todavía hoy de mostrarnos la belleza “única y exclusiva” de la mujer con una figura delgada y con un pecho bonito.

Ahí viene entonces la pregunta del millón, ¿es necesario esto para entrar dentro de los cánones de belleza que un día alguien nos adjudicó? La respuesta es no. A pesar de que las cosas hayan avanzado mucho todavía existen algunas mujeres que tienen miedo a lo que la sociedad piense de ellas, pánico a ir con poca ropa por si alguien les dice que no entienden cómo pueden ir así, que se le ven los michelines, que sus muslos son demasiado anchos, etc., y cómo no, el pecho, pues no tener unos senos grandes y bonitos ha ido generando miles de complejos en muchísimas mujeres a lo largo de los años.

Durante siglos, los hombres han dejado claro que un buen pecho en una mujer” resulta muy atractivo, y a medida que pasa el tiempo, y gracias sobre todo a los avances tecnológicos y a la medicina moderna, el sueño de muchas mujeres se ha hecho realidad con estas operaciones.

Y sí, esto es fabuloso, pues las mujeres son libres de elegir el tamaño de pecho ideal para ellas y también les ayuda a sentirse mejor consigo mismas y a observar su figura realzada con un pecho bonito; sin embargo, hay que tener en cuenta que una operación de este tipo conlleva una serie de riesgos que explicamos a continuación:

  1. Riesgo de rotura de la prótesis mamaria. Esta puede producirse como consecuencia de un fuerte traumatismo o desgaste de la superficie del implante debido al paso de los años. Es cierto que, aunque en algunas ocasiones puede pasar desapercibida, normalmente hay una disminución del tamaño de la mama y una alteración de la forma de esta.
  2. Riesgo de infecciones e inflamaciones alrededor del implante. Las infecciones son un riesgo que se corre en cualquier cirugía. Por norma general, las infecciones aparecen a los pocos días, aunque lo que es cierto es que pueden notarse en cualquier momento. Los síntomas más comunes son fiebre e inflamación. A pesar de que la mayoría puede tratarse con antibióticos, en algunos casos puede ser necesaria la retirada de la prótesis mamaria hasta que esta desaparezca.
  3. Riesgo de sangrado y hematomas. El hematoma es básicamente la acumulación de sangre. A veces el hematoma se resuelve de manera espontánea, pero en otras resulta necesario drenarlo. Lo único que se puede hacer para evitar en la medida de lo posible la aparición de hematomas es no tomar aspirinas ni anticoagulantes durante al menos dos semanas previas a la operación.
  4. Riesgo de contractura capsular. Cuando cualquier “cuerpo extraño” (en este caso una prótesis mamaria) se introduce en el organismo, la única respuesta natural a ello es la reacción cicatricial alrededor del mismo, denominada cápsula. Cuando el organismo crea dicho tejido alrededor del implante lo único que se pretende es aislarlo disminuyendo posibles reacciones. Esta contractura capsular es una posible complicación que puede suceder de manera espontánea y, en algunos casos, sin saber exactamente el por qué, esta cápsula comprime el implante, lo que crea deformidad y molestias.
  5. Seroma. Hace referencia a la acumulación de fluido alrededor de la prótesis mamaria que es posible que haya que extraer en algún caso. Nuestro cuerpo absorbe el seroma y los pequeños hematomas, pero si estos son considerables el drenaje será necesario para su curación.
  6. Granulomas. En el caso de que se produzcan fugas de silicona debido a la rotura del implante, lo que se va formando es una especie de pequeños bultos conocidos con el nombre de granulomas. A pesar de que no son malignos estos pueden confundirse con el tumor de mama. Además, en ocasiones será necesario recurrir a la biopsia para diagnosticarlos definitivamente.

No obstante, no debes preocuparte ya que en la mayoría de los casos estas operaciones, sobre todo si eliges un buen centro, se llevan a cabo sin problemas ni complicaciones. Eso sí, por si acaso, debes estar atenta a ciertos síntomas que pueden indicar la presencia de una problema, como el enrojecimiento, el calor, la fiebre, el dolor anormal, la hemorragia o una nueva inflamación asimétrica. Y, ante cualquiera de ellos, acude a tu médico para que valore si es necesario hacer algo o no.

También te interesará...

cada cuánto hacer una citología

¿Cada cuánto hacer una citología?

Comparte en: Lo primero que una mujer debe saber es la definición exacta del concepto de citología. La citología

Read More...
Ideas para guardar zapatos

Ideas para guardar zapatos

Comparte en: Lo sabemos… a lo largo de todos estos años has acumulado más zapatos en tu armario que

Read More...
Matrimonio feliz

En la riqueza y en la pobreza: las finanzas del matrimonio

Comparte en: El dinero es un asunto muy importante dentro de un matrimonio. Así, las parejas casadas a largo

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu