Riesgos de ser vegano

En Salud
Vegan food is cool
Comparte en:

Las dietas alternativas están en auge. El incremento de personas que eligen seguir un modo de vida diferente –ya sea por moral o salud– se está disparando y cada vez más personas evitan o reducen su consumo de carne. Existen muchos modos de asumir este cambio como los vegetarianos, los veganos, los crudiveganos y muchas variantes más.


En Reino Unido, por ejemplo, en la última década, el número de personas que se han hecho veganas se ha incrementado en un 350%. Los motivos suelen ser muy diversos: ya sea por luchar activamente por una sociedad que no maltrate a los animales como las industrias cárnicas, por empatía hacia el sufrimiento animal, por los riesgos que conlleva sobrealimentarse de carne, la protección del medioambiente, la lucha contra los gases de efecto invernadero, … Sea como sea, cada vez más ciudadanos se apuntan a esta forma de vida. Y como respuesta ante este movimiento, muchos expertos dietéticos se preguntan si es la mejor opción para la obtención de nutrientes o si realmente conlleva consecuencias.

El problema principal es el déficit de calcio y de vitamina B2 y B12. Un estudio realizado a adolescentes veganos suecos demuestra, en ambos sexos, un déficit de ambas vitaminas. En las chicas, se añade además un déficit en vitamina D. Esto no quiere decir que no se pueda vivir con este tipo de dietas ya que, si se toman suficientes aportes en productos lácteos, ricos en calcio, en proteínas animales de buena calidad y en vitaminas, no debería haber ningún problema.

Por eso, se ha de vigilar obtener este tipo de nutrientes en otros alimentos o suplementos. Sobre todo en edades de crecimiento, ya que puede impedir el desarrollo normal y supone un riesgo importante para la salud. Por eso, en lugar de rechazar completamente esta dieta, se debería consultar siempre con un médico o nutricionista para buscar la mejor alternativa para cada caso. Este tipo de dietas son difíciles en el mundo en el que vivimos, sobre todo porque la mayoría de los alimentos tienen trazos de origen animal. Por eso se deben adoptar con mucho conocimiento, para buscar y conseguir todos los nutrientes necesarios.

Vitamina B-12 y proteínas

La vitamina B-12 es esencial para tener los glóbulos rojos sanos y puede ayudar a prevenir la anemia, mientras que las proteínas ayudan a construir y a mantener los músculos, los órganos, la piel y los huesos sanos. Por lo que si sólo se consumen vegetales, hay que optar por consumir una variedad de productos como frutos secos, semillas, productos de soja, legumbres, lentejas y granos enteros para obtener suficiente proteína. Aunque con estos alimentos también se pueda conseguir, las proteínas se adquieren muy rápidamente con alimentos cárnicos y por eso muchos vegetarianos optarán por ingerir suplementos de esta vitamina.

El riesgo de no ingerir esta vitamina no tiene que ver con el hecho de que no se ha consumido carne, sino que no se está siguiendo la dieta vegana o vegetariana con inteligencia. La falta de proteínas y de las vitaminas B2 y B12 conlleva peligros como:

Riesgo de problemas cardiovasculares. Aunque una reducción del consumo de carnes disminuye el riesgo de sufrir problemas de circulación e infartos, el déficit de vitamina B12 –que obtenemos por la carne– provoca un mayor riesgo de desarrollar trombos y aterosclerosis. Por tanto, lo saludable sería reducir el consumo de carne u obtener la vitamina por otros medios.

Riesgo de sufrir anemia megaloblástica. La carencia de B12 en el organismo causa una reducción de glóbulos rojos en la sangre.

Riesgos durante el embarazo y la lactancia. La vitamina B12 también tiene un papel muy importante en el desarrollo del feto y del bebé recién nacido, así como para la mujer embarazada ya que evita el riesgo de sufrir anemia en ambos.

Hierro

El hierro es vital para la energía y para el correcto funcionamiento de los glóbulos rojos. Y como ocurre con las vitaminas B2 y B12, la obtención de estos nutrientes sin la consumición de carne es más lenta para nuestro metabolismo. Aunque también se puede conseguir a través de una dieta vegetariana. Por eso, los que adopten este tipo de dieta deberán comer muchas verduras de hoja oscura, granos enteros, frijoles o guisantes, lentejas, cereales enriquecidos… O alimentos ricos en vitamina C, como col, tomates, brócoli, fresas y cítricos. Sólo de esta forma conseguiremos el hierro necesario y evitaremos afecciones como:

Problemas circulatorios ebido a unos niveles bajos de omega 3, el cual tiene propiedades antiinflamatorias.

Anemia. Igual que con lo que ocurría con la falta de Vitamina B12, la falta de hierro puede provocar anemia, una enfermedad en la que la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal, normalmente provocado porque los glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina, una proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo.

Calcio

Se ha comprobado que los que mantienen una dieta vegana, adquieren o consumen en promedio un 5% menos de calcio y vitamina D, ya que muchos no consumen productos lácteos y estos son necesarios para nuestra salud ósea, que conlleva problemas como:

Descalcificación. El calcio es importante para tener unos dientes y huesos fuertes por ello si se renuncia a los productos lácteos, es necesario un sustituto lácteo fortalecido como la leche de soja o zumos de frutas, cereales o tofu con calcio añadido.

Ácidos grasos omega-3

El omega-3 ayuda al cuerpo a tener tejidos sanos, al desarrollo del cerebro, de la visión y de la salud cardiovascular. Si no se ingieren pescado o huevos, se puede tratar de encontrar productos enriquecidos con ácidos grasos omega-3. Al no consumir este alimento, tu cuerpo presentará insuficiencia de ellos, y podrán llegar a presentarse problemas relacionados con la salud cardiovascular.

Seguir una dieta vegana o vegetariana no es un peligro para la salud. No obstante, sí es importante estar bien informado sobre los nutrientes que se deben consumir para que no existan ningún problema de mala nutrición. Ser vegano cada vez es más sencillo, pero siguen encontrando trabas para alimentarse como es debido dentro de la sociedad, por lo que lo más seguro es que se sometan a análisis de sangre y otros chequeos rápidos de forma regular para ayudar a determinar si hay deficiencias de algún nutriente esencial.

Foto: Creado por Balasoiu – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu