Riesgos de donar óvulos

En Salud
Ataque de ansiedad
Comparte en:

La donación de óvulos es un acto altruista con el que mujeres donantes ayudan a otras ante la dificultad de reproducirse. Además, la emisora de óvulos suele recibir una compensación económica por las molestias ocasionadas, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida. Pero para que se inicie el proceso de la extracción la mujer deberá pasar por un proceso de hormonación y punción, que puede traer algunas consecuencias.

La donación de gametos –es decir, la combinación de espermatozoide y óvulo– continúa siendo un tema muy polémico. La donación de óvulos surgió en los años 60 coetáneamente al nacimiento de la píldora anticonceptiva. Las parejas empezaron a planificar de forma racional el nacimiento de sus hijos, ya que cada vez más mujeres postergaban su deseo de ser madres, sobre todo por el nacimiento del feminismo y su recién estrenada libertad laboral y social. Como retrasaban la maternidad, sus óvulos también envejecían y ya no tenían la misma salud que cuando eran más jóvenes, por lo que resultaba más complicado quedarse embarazadas. En este contexto, y después de comprobar que los espermatozoides podían congelarse a nivel nieve y permanecer vivos, probaron con los óvulos. La demanda creció y se hizo viral a nivel mundial, mejorando cada día su técnica. Aun así hay países que lo prohíben, generando un tráfico mundial de pacientes que buscan realizar el tratamiento en donde está permitido. Muchos achacan que no debería extenderse su práctica por motivos ‘morales’ o por las posibles consecuencias que generan, estén o no por descubrir.

Aunque teóricamente el procedimiento resulte sencillo, se deben presentar una serie de condiciones entre la donante y la receptora:

Condiciones para ser donante

Tener entre 20 y 30 años. Este es un tema en el que no todos los centros clínicos dedicados a la donación coinciden. Las edades suelen variar, puesto que lo más importante es que el óvulo esté sano. Pero parece evidente que esto va condicionado con que la mujer donante sea joven. No es por pura intuición: científicamente la función ovárica está relacionada de forma directa con la edad, ya que el período más fértil de la mujer es alrededor de los 25 años. Disminuirá lentamente a partir de los 30 y algo más a partir de los 35. Como comentábamos antes, la mayoría de las mujeres que acuden a la obtención de óvulos suele sobrepasar los 37 años y el motivo más extendido suele ser precisamente que han sobrepasado la edad para quedarse embarazadas.

Estar sana y no tener ninguna enfermedad de transmisión sexual o genética.  La donante debe estar completamente sana, por lo que se le realizarán unas pruebas médicas específicas para evaluar si cumple los requisitos necesarios. También se producirá previamente una historia clínica para descartar antecedentes hereditarios y personales de importancia, así como una consulta ginecológica y genética. Obviamente, estos estudios no tienen costo alguno para la donante.

Tener ganas de ayudar a otras personas y firmar un consentimiento asegurando que estás conforme con la donación. Para ello también tendrá que hacer una entrevista con un psicólogo para que determine si puede asumir la donación sin problemas emocionales.

Condiciones para ser receptora

– Estar segura de querer ser madre. Igual que en un embarazo natural, se debería estudiar si la receptora está segura de querer quedarse embarazada, sin las presiones sociales pertinentes y la falsa creencia, como dice el dicho popular, de que una mujer sin hijos es ‘como un jardín sin flores’.

– Ser compatible con la donante. Recibir óvulos es muy similar a la donación de órganos, por lo que es igual de importante ser compatible en este caso. Gracias al avance y la demanda de este servicio, existe un gran banco de óvulos en los que la receptora podrá recibir óvulos compatibles para iniciar la gestación en su propio útero.

El proceso de donación

La donación de óvulos se trata de una fecundación in vitro en la que se utilizan ovocitos procedentes de una donante anónima y no de la propia mujer, de manera que serán fecundados con el óvulo de la paciente e incluso con semen de donante si también fuera necesario. Los embriones obtenidos se transferirán a la paciente receptora.

Este proceso tiene dos fases principales:

  1. Se empezará con una estimulación ovárica que se iniciará en la primera menstruación. Para que los ovarios produzcan más cantidad de óvulos, la donante recibirá medicación hormonal para activar de forma exógena. La donante se administrará la medicación –principalmente hormonal– mediante inyecciones subcutáneas.
  1. La punción folicular para extraer los óvulos. Consiste principalmente en la extracción de los óvulos del ovario mediante una aguja de succión y guiada por ecografía. La operación no tiene mucha complicación: es mínimamente invasiva y se administra anestesia general suave a la donante. Generalmente es eficaz y con bajo riesgo de complicaciones.

Complicaciones o consecuencias de la donación

A pesar de que la donación de óvulos es un proceso no doloroso, sí resulta algo molesto. Esas son sus consecuencias más comunes y directas: suelen ser similares a los síntomas menstruales o una citología.  Uno de cada 250 casos presenta dolores leves como hinchazón y molestias en la zona del vientre. Y los problemas graves se dan en uno de cada 100.000 casos. Existen falsos mitos sobre la ovodonación como la infertilidad futura de las donantes, y a pesar de las escasas probabilidades de sufrir consecuencias, es importante estar informado sobre ellas.

-Derivado de la estimulación ovárica (hormonal)

Estas inyecciones hormonales que se introducen las donantes contienen hormonas que, al igual que ocurre con cualquier otro tipo de medicación, pueden provocar efectos secundarios:

-Hematomas en la zona de la inyección

-Hinchazón abdominal

-Aumento del volumen corporal

-Pesadez en las piernas

-Cambios en el estado de ánimo

-Sensación de presión en los ovarios

-Sequedad vaginal

Y en el peor de los casos se puede contraer el Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Aunque sólo ocurre un 4% de los casos, si se sobrepasa la estimulación hormonal se pueden producir alteraciones en la permeabilidad de los vasos sanguíneos, que hará que el líquido presente en ellos se vierta hacia la cavidad abdominal. Si se contrae esta dolencia, en los casos menos graves, las donantes pueden experimentar hinchazón y calambres severos fuertes. Y en los menos afortunados pueden provocar daños en los ovarios de la donante. Aun así, es una rara consecuencia, pues se estudia cada tratamiento de manera personalizada para evitarlo. Por ejemplo, si tienes el síndrome de los ovarios poliquísticos (SOP), es probable que el médico no deje que dones óvulos para evitar que contraigas otro síndrome como el SHO.

-Derivado de las complicaciones de la punción folicular

La complicación más frecuente tras la punción folicular es la hemorragia, que en la mayoría de los casos se produce de forma leve y se manifiesta con un sangrado vaginal sin mayores consecuencias.  Además, como todo procedimiento quirúrgico, la operación puede conllevar al riesgo de infección o incluso la anestesia que se administra puede causar alguna complicación, como alergias. También, aunque con poca frecuencia, podemos tener una torsión ovárica, que tiene lugar en pacientes que presentan ovarios muy móviles.

-Consecuencias psicológicas de la donación

En realidad, las consecuencias psicológicas deberían ser nulas si se ha hecho como es debido el test psicológico. Donar es irreversible una vez se hayan asignado los óvulos a la receptora y hayan sido fecundados, por lo que tendremos que tenerlo muy claro. Por eso es tan importante estar bien informada y conocer todas las ventajas y las posibles consecuencias.

A largo plazo no se conocen aún las posibles consecuencias, pues no es común monitorizar la salud de la donante a lo largo de los años después de haber realizado la extracción de óvulos. Parece que la ciencia a veces avanza más rápido que la propia biología y aunque no lo creamos, aún hay un largo campo de investigación que resolver y descubrir. Sea como sea, donar vida es lo más valioso que puedes ofrecerle a alguien que desea cuidar y ver crecer a otro individuo. Una mujer nace con alrededor de dos millones de óvulos y sólo utiliza unos 500 en toda su vida… Y a veces, a pesar de todo, también los regala.

También te interesará...

Beneficios de no tomar lácteos

¿Por qué las mujeres pierden más calcio que los hombres?

Comparte en: Si eres adulto y tienes entre 19 y 50 años la cantidad recomendada de calcio es de

Read More...
Inteligencia

¿Cuándo alcanza la inteligencia su punto álgido?

Comparte en: ¿Cuándo alcanza nuestro cerebro su máximo rendimiento cognitivo? A medida que envejecemos, sentimos que nuestra inteligencia disminuye,

Read More...
Productos naturales de la marca Skin Love

Los productos naturales, la mejor opción para el cuidado de la piel

Comparte en: La atención y cuidado que prestamos a nuestro cuerpo se refleja a través de una piel sana

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu