Riesgos de caídas

En Salud
Riesgo de caídas
Comparte en:

Según datos de la OMS, al año se producen 650.000 caídas mortales, lo que convierte a las caídas en la segunda causa de muerte por lesiones no intencionales, detrás de los accidentes de tráfico. Esto significa que hay que tener mucho cuidado con las caídas, sobre todo los grupos de riesgo como niños o personas mayores.

Las caídas son “acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga”. Aunque la mayoría de lesiones producidas por una caída no son mortales (esguinces, roturas, heridas, hemorragias…), pueden resultar incapacitantes o suponer hospitalización, cirugía u otros cuidados médicos que supongan un tiempo de baja.

Además, del total de caídas que se producen al año en todo el mundo, muy comunes y habituales en nuestra rutina diaria, 650.000 suponen la muerte de la persona que se cae, lo que sitúa a las caídas en segunda posición, tras los accidentes de tráfico, como causa de muerte no intencional ni relacionada con una enfermedad. Además, los datos de la OMS recogen que más del 80% de estas muertes se producen en países de bajos y medianos ingresos, donde la atención médica es peor, y un 60% de las mismas en las Regiones del Pacífico Occidental y Asia Sudoriental.

Además del lugar de origen, hay otros factores que aumentan el riesgo de accidente grave o mortalidad tras una caída, como la edad o el sexo.

Respecto al primer parámetro, la edad, la mayor morbilidad corresponde a los mayores de 65 años, a los jóvenes de 15 a 29 años y a los menores de 15 años. Los ancianos son quienes corren mayor riesgo de muerte o lesión grave por caídas, aunque dependerá del estado de salud de cada persona.

Otro grupo de riesgo es el formado por los niños, cuyas caídas se deben en gran parte a su falta de desarrollo motriz y su curiosidad innata, que los lleva a realizar actividades de riego. La posibilidad de supervivencia de un niño es mayor que la de un anciano debido a su mejor estado de salud, pero dependerá del país en el que viva el niño y del acceso rápido o no a atención médica.

En cuanto al sexo, a priori ambos sexos tienen el mismo riesgo de sufrir una caída, aunque se ha observado que en algunos países los hombres tienen mayor probabilidad de sufrir caídas mortales. En general, las tasas de mortalidad y los años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) perdidos son mayores en hombres en todo el mundo (quizá porque asumen más comportamientos de riesgo y realizan actividades laborales con mayor peligrosidad).

Otros factores que influyen a la hora de tener más o menos riesgo de sufrir una caída grave son:

  • Consumo de alcohol y drogas
  • Factores socioeconómicos como la pobreza, la monoparentalidad o tener una madre adolescente
  • Actividad laboral de riesgo
  • Inactividad física y pérdida de equilibrio
  • Problemas cognitivos, visuales y de movilidad

Las causas de las caídas pueden ser muy diversas y estar relacionadas con:

– Problemas en la marcha o la motricidad

– Alteraciones del equilibrio

– Pérdida de fuerza muscular

– Trastornos cognitivos

– Alteraciones de la visión

– Ciertas enfermedades crónicas

– O aspectos relacionados con el entorno como suelos resbaladizos, poca iluminación, superficies irregulares, calzado y ropa inapropiados, barreras arquitectónicas, etc.

¿Qué riesgo tienes tú de sufrir una caída?

Para evaluar el riesgo de una caída de una persona existen diversas escalas, como la escala de Dowtown, que se usa para evaluar el riesgo que presenta una persona de sufrir una caída para poder adoptar medidas de prevención.

Esta escala tiene en cuenta si ha habido o no caídas previas, la medicación que toma esa persona, déficits sensoriales que pueda padecer o enfermedades mentales, las causas que la han producido o los factores de riesgo según la edad, asignando a cada punto un valor de 0 o 1. Cuando el resultado de la escala es de tres o más puntos se considera que el paciente tiene un alto riesgo de sufrir una caída.

Principales consecuencias tras una caída

Además de la muerte o la incapacidad, que son los casos más extremos, tras una caída es posible que sufras:

– Rasguños, cortes o heridas superficiales

– Moratones o chichones

Hemorragias

– Esguinces o torceduras en las extremidades

– Rotura de algún hueso

Para evitar una caída, debes adoptar ciertas medidas de precaución como evitar terrenos peligrosos o resbaladizos, mantenerte en forma, no realizar actividades de riesgo o, en el caso de tener hijos, tener cuidado con las zonas más peligrosas como ventanas o escaleras.

Foto: Creado por Freepik

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu