Relación entre ovulación y sueño

En Salud
Mujer molesta con su pareja
Comparte en:

¿Te notas cansada? ¿Duermes lo suficiente? Quizás estés en la fase de la ovulación. Tu cansancio se acentúa y tú necesitas dormir más horas porque tienes sueño, pero tus patrones se han visto alterados durante el ciclo menstrual y sabes que no estás durmiendo lo que necesitas.

La ovulación es el proceso del ciclo menstrual por el que el folículo ovárico maduro libera un óvulo. Dicho proceso de ovulación está regulado por el hipotálamo y mediante la secreción de hormonas por el lóbulo anterior de la glándula pituitaria: la hormona luteinizante y la hormona estimuladora del folículo (FSH). Es decir, que es un proceso en el que intervienen las hormonas, y las alteraciones, por tanto, son normales. Tu ciclo menstrual varía, y los patrones del sueño se están viendo alterados por un motivo u otro. Pero ¿por qué?

Normalmente la ovulación, o al menos los síntomas frecuentes, suelen coincidir prácticamente en todas las mujeres, pero hay que tener en cuenta que la ovulación no se produce siempre igual. Es decir que, a pesar de que muchas mujeres crean fehacientemente que la ovulación se produce en el día 14 del mes, y que tendrán los mismos síntomas que sus amigas o conocidas, esto no siempre es así ya que va a depender en primer lugar de la duración del ciclo menstrual, que antes de calcularlo primero deberías saber qué es. Los ciclos menstruales son los periodos que van entre dos reglas consecutivas, y se trata de días en los que se producen una serie de cambios en el aparato reproductor, aunque también a nivel emocional y fisiológico.

El ciclo menstrual comienza el primer día de la regla y finaliza el día anterior a la siguiente menstruación. Por norma general, cada ciclo suele tener una duración media de veintiocho días, aunque es frecuente que existan variaciones entre veintiún y treinta y cinco días. Se consideran, por tanto, ciclos regulares cuando la menstruación o regla tiene lugar a intervalos más o menos fijos, aunque no sean de veintiocho. Pero no, no siempre son iguales, y en cada mujer el ciclo menstrual es diferente, al igual que sucede con los síntomas, pero si padeces trastornos o alteraciones del sueño durante el ciclo menstrual, aunque más concretamente durante la ovulación, no te asustes, pues es algo normal.

¿Existen en la ovulación síntomas más o menos comunes en todas las mujeres?

Durante este proceso los síntomas más comunes que la gran mayoría de las mujeres suele presentar durante la ovulación es el malestar: ese dolor o esa sensación de pinchazos localizados en la parte baja del abdomen y, normalmente, en la parte derecha. También suele ser muy frecuente experimentar dolor y tensión en los pechos. Todos estos síntomas podrían aparecer antes, durante y después de la ovulación con una duración que podría ir desde tan solo unas horas hasta incluso varios días. También durante la ovulación aumenta la temperatura corporal.

Si la temperatura corporal normal de una mujer se sitúa entre 36,5º y 36,7º C, cuando esta está ovulando su temperatura corporal basal tenderá a subir entre 0,4 y 1º C y, a pesar de ser un cambio prácticamente inapreciable, gracias a un termómetro se podrá calcular dicha temperatura. Pero ¿por qué se produce dicho aumento de la temperatura corporal basal? Debido principalmente a la estimulación de la producción de la progesterona por parte del óvulo liberado.

Entonces, ¿las alteraciones del sueño están relacionadas con la ovulación?

Junto a todos esos cambios que se producen durante la ovulación y que hemos mencionado anteriormente cabe destacar también el dolor en la espalda baja o la pesadez en las piernas. Ambas sensaciones provocan que nos sintamos mucho más cansadas de lo habitual. Es el cansancio, la falta de fuerzas que está causada bien por un trabajo físico o emocional, o bien por una falta de descanso, otros síntoma muy frecuente en la ovulación. Sin embargo, que estemos más cansadas no significa que vayamos a dormir más o mejor cuando nos vamos a la cama. De hecho, los cambios hormonales que se producen durante la ovulación podrían en muchos casos interferir en los patrones del sueño.

No obstante, es importante tener en cuenta también que los síntomas más físicos tanto del sueño como del cansancio suelen desaparecer cuando tiene lugar la menstruación, aunque en algunas mujeres que puedan estar sufriendo síntomas muy severos de ansiedad e incluso de irritabilidad dichos síntomas podrían persistir, es decir, que estos problemas y alteraciones del sueño podrían alargarse, e incluso transformarse en insomnio crónico.

¿Qué es el insomnio crónico?

El insomnio crónico suele durar un mes o más y se trata de un síntoma o efecto secundario de algún otro problema. Pero el insomnio como tal es un trastorno común que significa que quien lo padece tiene problemas para conciliar el sueño. Además del insomnio crónico tenemos el insomnio agudo que, a diferencia del crónico, es de corta duración y es el más común porque es el que se suele producir por estrés laboral o por presiones familiares. Sin embargo, el crónico, como ya veíamos, es el síntoma o efecto secundario de otro problema como ciertos problemas médicos, algunos medicamentos o trastornos del sueño. Esto significa, por tanto, que no tiene otra causa. Su origen, además, no se suele comprender demasiado bien, pero hay soluciones.

Los trastornos del sueño más frecuentes en las mujeres. ¿Por qué?

Las mujeres somos más propensas a padecer problemas y trastornos del sueño que los hombres, y dichas diferencias se deben principalmente a las hormonas. A lo largo de la vida de la mujer esta va a ir atravesando distintas fases en las que los cambios hormonales y físicos se acentúan más o menos, y van a ir variando también. Se ha demostrado que tanto los cambios físicos como los hormonales afectan a la calidad del sueño y por ello los patrones de sueño de las mujeres se ven alterados durante el ciclo menstrual, y también durante el embarazo y la menopausia.

Tal y como afirman algunos expertos, además, en el periodo premenstrual algunas mujeres presentan otra serie de síntomas como calambres, hinchazón, dolores de cabeza, irritabilidad o algunos cambios de humor que podrían estar afectando, por tanto, al sueño de la mujer. ¿Cómo se manifiesta? En la dificultad para iniciar el sueño, en el aumento de los despertares, en la sensación del sueño no reparador y también en otras alteraciones.

¿Qué hacer para evitar que se produzcan dichas alteraciones del sueño?

– realizar ejercicio de manera regular ya que esto hace que aumentemos el sueño lento y profundo

– comer adecuadamente y de manera saludable evitando siempre las comidas excesivas o con mucho azúcar

– evitar en la medida de lo posible el consumo de bebidas muy azucaradas, la cafeína y el alcohol varias horas antes de irnos a la cama porque provocan la fragmentación del sueño

– tratar de reducir el estrés en la medida de lo posible

– vigilar las necesidades del sueño

– mantener un horario regular de este

Pero, sobre todo, tener siempre en cuenta que si alguno de los problemas que tenemos influyen en vuestra vida diaria con frecuencia, habrá que consultar siempre antes con un profesional de los trastornos del sueño.

Fuentes:

Síntomas de ovulación: Flujo, dolor y temperatura https://www.natalben.com/ovulacion/ovulacion-sintomas

Insomnio https://medlineplus.gov/spanish/insomnia.html

Sueño y ciclo menstrual https://www.doctorferre.com/sueno-y-ciclo-menstrual

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu