¿Quieres tener una buena vida? Practica sexo a menudo

En Estilo de vida
Tener sexo
Comparte en:

¿Qué hace que tengamos una buena vida? La teoría psicológica actual destaca la importancia de las relaciones, la pertenencia y el sentido de propósito. La gratitud, el perdón, la generosidad y la autocompasión a menudo también se mencionan. Sin embargo, de acuerdo con un equipo de psicólogos de la Universidad George Mason, hay una omisión flagrante: sexo. Así es, el sexo es mucho más importante para nuestra felicidad actual y futura de lo que pensamos.

“En modelos teóricos de bienestar, rara vez se habla de sexo y en muchos artículos fundamentales se ignora”, escriben los autores.

Todd Kashdan y sus colegas han intentado corregir este descuido con un estudio diario de tres semanas en el que observaron las asociaciones entre la frecuencia y la calidad sexual y no solo el estado de ánimo positivo, sino también el sentido del significado en la vida. “Si una persona tiene sexo con una pareja romántica, esto debería aumentar la felicidad momentánea… así como el sentido de autoestima o sentido en la vida”, predijeron.

Para confirmar esta hipótesis, realizaron un estudio con ciento cincuenta y dos estudiantes universitarios (116 mujeres, con una edad promedio de 24 años, 63% de ellas en una relación romántica monógama) que completaron un diario cada noche durante tres semanas en el que registraron sus estados de ánimo positivos y negativos ese día, cuán significativa sentían que era su vida, y cualquier actividad sexual que hubieran tenido desde la última entrada (esto fue interpretado ampliamente, desde besos apasionados hasta relaciones sexuales), incluyendo lo agradable e íntimo que habían sido esas actividades.

Investigaciones anteriores descubrieron que las personas que informaban tener más relaciones sexuales también informaban que eran más felices, pero la mayoría de estas pruebas se basaban en datos transversales, por lo que no está claro si el sexo realmente hace felices a las personas o si ser feliz fomenta el sexo. Con su metodología, Kashdan y su equipo pudieron desentrañar causa y efecto.

Descubrieron que tener relaciones sexuales en un día se asociaba con estados de ánimo más positivos al día siguiente, y también una mayor sensación de que la vida es significativa (lo contrario no era cierto: estados de ánimo positivos o más sentido de la vida no se asociaban con más sexo después). El patrón general de hallazgos fue el mismo para hombres y mujeres. Al explicar sus hallazgos, los investigadores dijeron que “El significado en la vida a menudo surge cuando un individuo siente que su necesidad básica de pertenencia está satisfecha con alguien”.

En términos de la naturaleza de la experiencia sexual, un mayor placer sexual, pero no una mayor intimidad, se asoció con un mejor estado de ánimo al día siguiente. El equipo de Kashdan dijo que esto se suma a la creciente evidencia “… de que a menudo los motivos y los placeres hedónicos son tan importantes para cultivar una buena vida como una actividad profunda, significativa o virtuosa”.

El hecho de que los participantes tuvieran una relación o no, no influyó en los hallazgos. Lo que más importaba era si describían su relación como más íntima; si lo hicieron, la asociación entre el sexo y el bienestar al día siguiente fue más fuerte. Los investigadores interpretaron esto como una sugerencia de que “simplemente estar en una relación comprometida es insuficiente para obtener beneficios de actividades placenteras”.

El único inconveniente que encontraron en los beneficios del sexo era que, específicamente para los participantes que solo habían estado en su relación actual durante un corto tiempo, el sexo en un día se asociaba con estados de ánimo más negativos al siguiente. Esto podría ser una “regresión a la media”, sugirieron los investigadores, porque es probable que las personas en una nueva relación muestren más reactividad diaria: “el día en que tuvieron relaciones sexuales, el afecto negativo fue probablemente menor y, por tanto, el cambio al día siguiente fue mayor”.

No obstante, como casi todos los estudios, hay que tener en cuenta que esta investigación está limitada por su dependencia de los estudiantes universitarios cuyas relaciones, vidas sexuales y experiencias de vida son diferentes a las de las personas de mediana edad y mayores. Además, si bien el diseño del diario de tres semanas tiene ventajas sobre las encuestas transversales, todavía proporciona solamente una pequeña instantánea de la vida de una persona. No obstante, Kashdan y su equipo creen que su estudio hace una contribución importante. “Para comprender el alcance completo del florecimiento humano, la investigación sobre el bienestar necesita incorporar investigaciones científicas más rigurosas sobre el comportamiento sexual”, dijeron. Es decir, incluir el sexo como factor de bienestar en todas las investigaciones que se lleven a cabo sobre el tema.

Mientras tanto, como está claro que el sexo es beneficioso tanto para la salud física y mental actual como para la futura, no dejes de mantener relaciones sexuales siempre que puedas.

Fuente: Kashdan, T. B., Goodman, F. R., Stiksma, M., Milius, C. R., & McKnight, P. E. (2018). Sexuality leads to boosts in mood and meaning in life with no evidence for the reverse direction: A daily diary investigation. Emotion, 18(4), 563-576. http://dx.doi.org/10.1037/emo0000324

 

También te interesará...

Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...
¿Cómo se debe planchar?

¿Cómo se debe planchar una camisa?

Comparte en: Te acabas de ir de casa y no, tu madre ya no va a planchar más tu

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu