¿Quieres reducir la hormona cortisol? Haz 45 minutos de actividades artísticas

En Salud
Cómo reducir la hormona cortisol
Comparte en:

Tanto si eres un experto artista, como si solo eres capaz de pintar monigotes, un nuevo estudio afirma que el arte puede reducir significativamente las hormonas relacionadas con el estrés en tu cuerpo, especialmente el cortisol.

El cortisol es una hormona liberada por la glándula suprarrenal que se actica como respuesta a una situación de estrés. El problema es que, actualmente, muchas personas viven estresadas todo el tiempo a causa del trabajo, la familia, los problemas económicos… lo que hace que su cuerpo libere cortisol de manera continua. Y esto puede ser perjudicial para el organismo ya que el estrés crónico puede causar ansiedad, irritabilidad, dolor de espalda, dolor de cabeza, insomnio, hipertensión arterial… a la larga, incluso puede aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades como cáncer o problemas cardiovasculares.

Por eso, estudios como este son muy importantes ya que buscan maneras naturales de reducir el estrés y la presencia de cortisol en nuestro organismo para disminuir los efectos negativos antes descritos. Así, los investigadores de la Escuela de Enfermería y Profesiones de la Salud de Drexel descubrieron que las actividades artísticas pueden reducir el estrés y, a diferencia de lo que pensaban previamente, este beneficio es igual para todas las personas, hayan hecho antes creaciones artísticas o no.

“En cierta forma fue sorprendente”, explica Girija Kaimal, profesora asistente de terapias de artes creativas. “Pero realmente no lo es tanto si lo piensas porque esa es la idea central en la terapia de arte: todos somos creativos y podemos expresarnos mediante el arte cuando trabajamos en un entorno de apoyo. Dicho esto, esperábamos aún así que tal vez los efectos serían más fuertes para aquellos con experiencia previa”.

Los resultados del estudio se publicaron en Art Therapy bajo el título “Reducción de los niveles de cortisol y las respuestas de los participantes luego de la creación de arte”. Kendra Ray, estudiante de doctorado de Kaimal, y Juan Muniz, profesor asistente de enseñanza en el Departamento de Ciencias de la nutrición, son co-autores del estudio.

Los “biomarcadores” son indicadores biológicos (como las hormonas) que se pueden usar para medir las condiciones del cuerpo, como el estrés. El cortisol fue una de las hormonas que se midieron en el estudio a través de muestras de saliva. Cuanto más alto sea el nivel de cortisol de una persona, más probable es que esté estresada.

Para el estudio de Kaimal, fueron invitados a participar 39 adultos de entre 18 y 59 años a los que se les pidió realizar en 45 minutos de creación artística. Los niveles de cortisol se tomaron antes y después del período de creación artística.

Los materiales disponibles para los participantes incluyeron marcadores y papel, plastilina y materiales de collage. No se dieron instrucciones y cada participante pudo usar cualquiera de los materiales para crear cualquier obra de arte que deseara. Un terapeuta de arte estuvo presente durante la actividad para ayudar a quien lo solicitara.

De los que participaron en el estudio, poco menos de la mitad informó que tenía poca experiencia en arte.

Los investigadores encontraron que el 75% de los participantes redujo sus niveles de cortisol después de sus 45 minutos de creación artística. Y si bien hubo cierta variación en cuanto a la reducción de los niveles de cortisol, no hubo correlación entre las experiencias artísticas pasadas y los niveles más bajos.

Los testimonios escritos de sus experiencias posteriores revelaron cómo se sentían los participantes sobre la creación de arte. “Fue muy relajante”, escribió uno. “Después de unos cinco minutos, me sentí menos ansioso. Pude obsesionarme menos con cosas que no había hecho o que necesitaba hacer”. “Hacer arte me permitió poner las cosas en perspectiva”.

Sin embargo, aproximadamente el 25 por ciento de los participantes registró niveles más altos de cortisol, aunque eso no fue necesariamente algo malo.

“Cierta cantidad de cortisol es esencial para el funcionamiento”, explicó Kaimal. “Por ejemplo, nuestros niveles de cortisol varían a lo largo del día; los niveles son más altos en la mañana porque eso nos da un impulso de energía al inicio del día, por lo que esos niveles más elevados podrían deberse a que la creación artística les causó un estado de excitación”.

Kaimal y su equipo creían, al empezar el estudio, que el tipo de material artístico utilizado por los participantes podría afectar a los niveles de cortisol. Pensaron que los medios menos estructurados (el uso de arcilla o el dibujo con marcadores) darían como resultado niveles de cortisol más bajos que los estructurados. Eso, sin embargo, no fue apoyado por los resultados ya que no se encontró una correlación significativa.

El estudio encontró una débil correlación entre la edad y los niveles más bajos de cortisol. Los participantes más jóvenes exhibieron niveles de cortisol consistentemente más bajos después de haber creado arte.

Esos resultados hicieron que Kaimal se preguntara cómo los jóvenes universitarios y los estudiantes de secundaria se enfrentan al estrés que proviene del mundo académico y cómo pueden ayudar las artes creativas.

“Creo que una razón podría ser que las personas más jóvenes todavía están desarrollando formas de lidiar con el estrés y los desafíos, mientras que las personas mayores, solo por haber vivido y ser mayores, podrían tener más estrategias para resolver problemas y manejar el estrés de manera más efectiva”, explica Kaimal.

A la luz de eso, Kaimal planea extender el estudio para explorar si “la autoexpresión creativa en un entorno terapéutico puede ayudar a reducir el estrés”. En ese estudio, otros biomarcadores, como la alfa-amilasa y la oxitocina, también se medirán para brindar un panorama más completo. Además, Kaimal también planea estudiar cómo la expresión basada en las artes visuales afecta a los pacientes que se encuentran al final de su vida y a sus cuidadores.

“Queremos examinar en última instancia cómo las actividades creativas podrían ayudar con el bienestar psicológico y, por lo tanto, también con la salud fisiológica de personas ancianas”, dijo.

Fuente: “Reduction of Cortisol Levels and Participants’ Responses Following Art Making” Girija Kaimal, Kendra Ray & Juan Muniz. Published online: 23 May 2016. https://doi.org/10.1080/07421656.2016.1166832

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu