¿Qué regalar a un profesor?

En Estilo de vida
Consejos para regalar a un profesor
Comparte en:

Faltan pocas semanas para que termine el cole y muchos padres y madres desean regalar algo al profesor que su hijo ha tenido durante el curso. La paciencia y el esfuerzo que muchos de ellos han tenido debe recompensarse. En este artículo encontrarás algunas ideas para conocer cuáles son los regalos ideales que necesita el profe de tu pequeño.

Los profesores, profesoras y educadores, por lo general, nunca han sido lo suficientemente valorados en nuestra sociedad. Sin embargo, hoy en día parece que la cosa ha cambiado algo. Por eso, es cada vez más frecuente que, una vez acabado el curso, los padres y las madres de los alumnos deseen regalar algo al profesor con los que sus hijos han estado durante todo el curso. Algunos prefieren comprar un regalo de manera individual, y otros, sin embargo, deciden organizarse con el resto de los papás y las mamás para comprar un regalo mejor. Pero ¿cuáles son las mejores opciones cuando se trata del regalo para un profe?

  1. Una súper carta personalizada del alumno. Probablemente muchos profesores y profesoras prefieren una carta escrita por el alumno antes que cualquier regalo material. Por eso una buena idea es que el alumno o los alumnos decidan escribirle una carta para agradecerle todo el esfuerzo que ha realizado durante el curso y la paciencia que ha tenido con ellos. Suele ser un gran detalle que muchos profes reciben con una gran sonrisa e incluso algunos llegan a emocionarse.
  2. Una taza de café con alguna frase original. “Profe este curso te has salido, gracias por todo lo aprendido”. Original ¿a qué sí? Pues como esta frase, muchísimas más y, por supuesto, en tazas de diferentes colores y tamaños. Seguro que sonríe al verla y le gusta este detalle tan bonito (y original) 😊
  3. ¿Es aventurero? Si el profesor o profesora de vuestro hijo resulta que adora conocer sitios nuevos, vivir nuevas experiencias, etc., el regalo ideal podría ser un cofre de aventuras para disfrutar durante algún día libre. En estas pequeñas cajas o cofres podrá encontrar multitud de planes que seguramente nunca antes había hecho.
  4. Una gran receta elaborada por los niños. No tiene por qué ser una receta complicada ya que, además, aunque los padres y las madres estén supervisando a los niños todo el tiempo, sería una idea estupenda que lo prepararan ellos solitos. Se pueden juntar unos cuantos niños de la clase y prepararlo en alguna casa con todos los ingredientes que los papás y las mamás les han comprado. Y si es algo dulce, mucho mejor ¿no? Además, siempre se le puede incluir al delicioso postre casero la receta para que algún día pueda hacerlo él.
  5. ¿Le gusta la naturaleza? Quizás el mejor regalo para este profesor sea una planta o algún ramo de flores. Cualquier planta bonita queda bien en una habitación e incluso también se puede colocar en la clase y que vean sus alumnos lo mucho que le ha gustado su regalo. Además, también puede ir acompañada de pequeños cartelitos con frases de agradecimiento tanto por parte de los padres como de los alumnos. ¡Seguro le encantará!

No obstante, siempre se deben hacer distinciones, pues no es lo mismo regalar algo a un profesor de primaria o de infantil, que es un regalo que hacen los padres y las madres a los profes de sus hijos, que querer regalar algo uno mismo a su profesor de Universidad o al que le da, por ejemplo, clases de inglés. ¿Qué regalar entonces a un profesor de Universidad?

Los libros o los cuadros pueden ser buenos regalos para profesores de Universidad. Cuando uno es universitario, no necesita que sus padres le digan lo que tiene o no que hacer y, por supuesto, si debe o no regalarle algo a su profesor de la Universidad. Es posible, de hecho, que muchos alumnos coincidan en muchos ámbitos de la vida con algún profesor o profesora de la universidad y simplemente ellos mismos sean los que decidan tener un bonito detalle con ellos.

Sin embargo, si sabes que los libros es algo que ellos prefieren elegir por sí mismos o que no le van demasiado los cuadros, siempre podrás optar por invitarle a comer o a cenar cuando digas “adiós a la Universidad” o darle una tarjeta de regalo para que él mismo pueda elegir lo que mejor le venga en ese momento, pero recuerda que muchos no lo aceptarán.

El papel del profesor tanto en la infancia como en la adolescencia y en la edad ya más adulta es muy importante, y muchos de los alumnos deciden valorarlo de esa manera, es decir, con algún regalo que demuestre al profesor que verdaderamente han estado y siguen estando agradecidos con él por el esfuerzo realizado durante el curso, por su paciencia, pero también por la capacidad y habilidad para que todos sus alumnos aprendan.

En la medida de lo posible, el profesor debe crear en el aula una atmósfera que invite a todos a investigar, aprender y a construir su aprendizaje. No basta con que se diga o se haga lo que él quiera. Además, el rol del profesor o maestro no solamente es proporcionar información y controlar la disciplina, sino que debe ser también un mediador entre el alumno y el ambiente.

Ser profesor o maestro es tener vocación de servicio, ser ejemplo de los alumnos y ser el facilitador del aprendizaje. Los profesores o docentes son aquellos individuos que se dedican a enseñar o a realizar acciones referentes a la enseñanza. Aquellos que imparten conocimientos enmarcados en una ciencia o arte determinados, a los que se les reconoce una habilidad extraordinaria en la materia que instruyen. Y todos ellos, además, deben poseer habilidades pedagógicas con el fin de convertirse en agentes efectivos del proceso de aprendizaje.

Pero ¿qué opinan los propios profesores de los regalos que las familias les hacen?

Tampoco son pocos los profesores que adoran recibir regalos de los padres y madres de sus alumnos como un bonito detalle y no, no es nada malo en absoluto. Sin embargo, algunos prefieren no recibir nada a cambio pues para ellos es hacer su trabajo como cualquier otro individuo hace en su día a día.

Si analizamos en profundidad esa frase sabemos que en el fondo estos profesores y profesoras que no consideran necesario recibir ningún regalo, en realidad llevan algo de razón, ¿no? Al individuo que trabaja en una frutería nadie le regala nada después de que cada mañana con una gran sonrisa prepara una bolsa con la fruta que su cliente le ha pedido, ni nadie a final de año se acuerda de los médicos que intentan salvar vidas y es, quizás, por motivos como estos por los que muchos de los profesores no consideran aceptable un regalo porque, en realidad, como dicen muchos de ellos, “solamente hacen su trabajo”.

Eso sí, recuerda que, aunque no les regales nada finalmente, sea por el motivo que sea: “al profesor de Lucía no le gustan los regalos materiales”, “no tengo dinero para regalar algo al profesor de mi hijo”, etc., lo que nunca se debe dejar de hacer es recordar lo importante que son ellos en la vida de los niños y adolescentes. De hecho, muchos de los profesores que tendrá tu hijo a lo largo de su vida se convertirán en un modelo a seguir para él. Su ejercicio supone un gran esfuerzo en muchos ámbitos, como su gran esfuerzo de las cuerdas vocales día tras día, su bendita paciencia o la dominación de diferentes ámbitos de conocimiento y su capacidad para explicar algo a sus alumnos. Además, muchos de ellos lo darían todo por esos locos bajitos, incluso algunos cuando, por ejemplo, las familias de determinados alumnos no tienen dinero suficiente para pagar alguna excursión que organiza el cole, pagan lo que sea necesario para que vayan y puedan así disfrutar de la compañía de sus compañeros de clase.

También, por desgracia, en algunas ocasiones llegan a sufrir acoso y violencia por parte de los alumnos, aunque esto se origina sobre todo en los niveles educativos ya vinculados a la adolescencia, y donde los profesores, maestros y educadores tienen la labor extra de convivir con esta etapa tan difícil a la vez que enseñan los contenidos a sus alumnos y luchan cada día por intentar reeducar a los adolescentes que no han tenido una buena situación familiar en la infancia.

Entonces merecen algún agradecimiento ¿no?

Fuente:

“El prestigio de la percepción docente en España. Percepción y realidad” http://www.sociedadyeducacion.org/site/wp-content/uploads/Informe.pdf

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu