¿Qué pasa si se rompe el preservativo?

En Relaciones
Riegos métodos anticonceptivos
Comparte en:

Una de las cosas más comunes que le ocurren a cualquier ser humano al mantener relaciones sexuales es que se le rompa el preservativo. Este tipo de accidente suele ocurrir porque el preservativo estuviera en mal estado o porque simplemente se haya hecho un mal uso.

A pesar de que existen numerosos factores que influyen en la rotura del preservativo, la mayoría de las veces se debe a la mala manipulación de este cuando se está realizando el acto sexual. Por ello, lo más importante es sacarlo adecuadamente del envoltorio con las manos y no con la boca o rasgando con las uñas y por supuesto asegurarnos de que está en perfecto estado (ni roto ni defectuoso) ya que de lo contrario habrá que tirarlo directamente a la basura. Y, por supuesto, una vez haya finalizado la eyaculación, retirarlo y no usarlo más.

En ocasiones la rotura del preservativo también puede deberse a la larga duración del acto sexual en sí pero también a que el hombre no lo ha retirado nada más eyacular, lo que puede provocar que el preservativo se quede dentro de nuestra vagina haciendo que el semen se salga porque el preservativo se escurre dada la pérdida de firmeza del miembro. Y, además, hay que tener en cuenta que si la zona genital femenina no está suficientemente húmeda a la hora de realizar la penetración la fricción también puede provocar daños en el preservativo.

En la mayoría de las ocasiones, tras la rotura del preservativo lo primero que llega a nuestro pensamiento es un sentimiento de preocupación enorme provocado principalmente porque la rotura de éste conlleva el riesgo de quedarse embarazada sin desearlo, pero también la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS). De hecho, los casos de enfermedades de transmisión sexual que se registran en España han ido en aumento en los últimos ocho años, siendo Cataluña la comunidad autónoma con mayor número de casos detectados.

Por una u otra razón, lo más importante es tomar las medidas adecuadas y saber reaccionar tanto para evitar las enfermedades de transmisión sexual como para evitar un embarazo. En el primer caso, por ejemplo, se deben evitar los productos higiénicos agresivos y simplemente limitarse a lavar la zona íntima con agua tibia. Con ello está claro que no se asegura en absoluto la protección inmediata contra la ETS, pero sí que se limita el riesgo de contraerla.

Y en el caso de que exista un riesgo real de infección lo primero que debemos hacer es acudir a un centro de prevención familiar durante las 48 horas posteriores para que allí nos indiquen los pasos que debemos seguir para evitar contagios. También podemos realizarnos, una vez hayan pasado quince días desde el acto sexual, la prueba del VIH, que tendremos además que repetir obligatoriamente cada tres meses con el fin de asegurarnos de que no hemos contraído el virus del sida.

Finalmente, en el caso de querer evitar un embarazo no deseado, no existe otra opción que no sea la de tomar la píldora anticonceptiva de emergencia, comúnmente conocida como “la píldora del día después”. Tenemos tiempo de tomarla hasta que se cumplan las 72 horas posteriores a haber mantenido relaciones sexuales, aunque lo ideal es tomarla durante las doce horas siguientes para una eficacia mayor, ya que cuanto más se tarde, menos garantía de protección proporcionará. Esta píldora anticonceptiva de urgencia se puede adquirir en las farmacias, pero quizás el lugar más adecuado al que se debe acudir es un Centro de Planificación Familiar.

Algunas medidas para evitar que el preservativo se rompa

– Elegir la talla adecuada, ya que en el caso de, por ejemplo, elegir un preservativo muy grande, aumentan las posibilidades de que se rompa.

– Evitar romper el envoltorio con los dientes, las tijeras o algún otro objeto cortante.

– No arañar el preservativo a la hora de desenrollarlo y colocarlo sobre miembro viril.

– Utilizar un gel lubricante a base de agua y aplicarlo sobre el preservativo.

Y recordemos, finalmente, que el preservativo es la única forma de protegernos del contagio de enfermedades de transmisión sexual como el VPH o el VIH y también una de las alternativas más seguras a la hora de evitar un embarazo no deseado.

También te interesará...

Cómo besar

Mitos sobre métodos anticonceptivos

Comparte en: ¿No puedo ponerme un DIU si no he sido madre? ¿Los preservativos se rompen fácilmente? Existen ciertos

Read More...
Infidelidad en la pareja

¿Es normal no sentir emociones?

Comparte en: Hay personas que han dejado de sentir sin darse cuenta. De repente, llega un momento en el

Read More...
Consejos para regalar a tu novio

¿Qué regalar de cumpleaños para mi novio?

Comparte en: Comerse la cabeza para comprar los regalos de cumpleaños es algo por lo que todos pasamos, pero,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu