¿Qué pasa si duermes mucho?

En Salud
Las siesta perfecta
Comparte en:

Si bien dormir y descansar poco es muy perjudicial para nuestra salud física y mental, dormir mucho tampoco es bueno. Diversos estudios afirman que dormir más de 10 horas al día puede causar serios problemas de salud ya que, normalmente implica un mal descanso. En conclusión, dormir demasiado puede ser tan malo como dormir poco.

Los adultos deben dormir de 7 a 8 horas para descansar y recuperarse. Por lo tanto, dormir 10 horas o más se considera dormir demasiado ya que, generalmente, un sueño de más de 8 horas suele ser un sueño ligero que implica pasar muchas horas en la cama pero no dormir profundamente ni descansar, lo que es malo para la salud.  ¿Y por qué? Porque puede causar los siguientes problemas:

Enfermedades cardiacas

Dormir mucho aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas en un 34%. Hay que tener en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, y como las mujeres suelen dormir más que los hombres, tienen mayor riesgo de sufrir este problema.

Esto se debe a que el corazón no descansa lo suficiente, por lo que tiene más posibilidades de desarrollar alguna enfermedad coronaria.

Problemas de peso

Muchos estudios muestran que el exceso de sueño aumenta la obesidad, puede ser porque disminuye la actividad física y el tiempo de ejercicio, lo que hace que quemes menos calorías y acumules más grasa.

La alimentación y los hábitos de sueño siempre están relacionados. Por ejemplo, comer mucho nos hace tener más sueño y sentirnos más cansados, aunque también descansar peor. Por otra parte, la gente que come y duerme mucho, suele hacer menos deporte y, por lo tanto, tener sobrepeso.

Diabetes

Dormir demasiado puede incrementar la cantidad de azúcar en la sangre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Además, el sedentarismo y el sobrepeso que suelen ir relacionados con dormir mucho incrementan esta posibilidad.

Falta de concentración

Dormir demasiado puede envejecer tu cerebro hasta dos años, lo que hace que se vuelva más lento y tarde más en realizar cualquier tarea. Esto puede estar relacionado con el hecho de que, aunque duermas mucho, te despiertas a menudo y por eso necesitas dormir más, por lo que las funciones mentales se ven afectadas. Si te despiertas frecuentemente, es probable que no alcances el estado profundo del sueño necesario para que el cuerpo se restaure.

Asimismo, dormir mucho hace que nos sintamos atontados y minimiza nuestra capacidad de respuesta a lo largo del día. El sueño hace que nuestra circulación y actividad cardiaca se ralenticen, por lo que si dormimos demasiado tendremos una menor capacidad de respuesta y nos sentiremos permanentemente cansados.

Depresión

La gente que tiene depresión duerme más, y dormir más puede aumentar la depresión y el estado de ánimo bajo. De hecho, dormir mucho es uno de los síntomas de la depresión ya que estar en la cama a oscuras proporciona a personas con este tipo de problema paz para que los días pasen más rápido.

Esto no quiere decir que todas las personas que duermen mucho padezcan depresión, pero sí que existe cierta correlación entre estar deprimido y dormir mucho.

Menos calidad de sueño

Cantidad no es lo mismo que calidad. Los estudios han demostrado que dormir más de 10 horas puede hacer que te levantes más cansado ya que has estado muchas horas en la cama pero el sueño no ha sido reparador. Un sueño de calidad proviene de buenos hábitos de vida y de sueño, que implican acostarse a una hora temprana, cada día a la misma, y dormir unas 7 horas.

Dormir bien te hace sentir con energías y descansado, mientras que dormir demasiado hace que nos despertemos soñolientos, lo que puede indicar también alguna enfermedad.

Mal humor y dolor de cabeza

Dormir demasiado altera la química del cerebro, disminuyendo los niveles de serotonina, sustancia química vinculada al mal humo y al dolor de cabeza. Además, dormir en exceso puede aumentar las migrañas al alterar los niveles de los neurotransmisores.

Problemas de tiroides

Dormir en exceso también está relacionado con enfermedades de la tiroides, de los riñones, del hígado y demencia.

Menos esperanza de vida

Los estudios epidemiológicos muestran que las personas que duerme mucho son más propensas a morir antes. Puede ser por la inflamación que se produce o por el aumento de sufrir enfermedades como las antes descritas.

Sea cual sea la causa, diversos estudios han demostrado que las personas que duermen menos de 8 horas tienen una mortalidad más baja, aunque dormir menos de 4 horas también incrementa la mortalidad. Por lo tanto, lo ideal es dormir unas 7 horas y despertarse en cuanto no se sienta más sueño, no seguir holgazaneando en la cama.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu