¿Qué pasa si comes muchos cacahuetes?

En Salud
Riesgos comer muchos cacahuetes
Comparte en:

Los cacahuetes son unos frutos secos que poseen importantes beneficios y propiedades, además de ser ricos en grasas sanas. La mayoría de los principios medicinales de los cacahuetes se encuentran en la piel de color rojo que rodea al fruto, por lo que que cuando esta se retira se pierden muchas propiedades y vitaminas importantes.

Este gran alimento es una semilla que pertenece a la familia de las leguminosas. Los frutos de los cacahuetes tienen forma de vainas y crecen de manera subterránea. Los cacahuetes, también conocidos como manís, son alimentos naturales originarios de América del Sur con propiedades alimentarias reconocidas, pues estos destacan por su riqueza en vitaminas del grupo B, por su elevado contenido en grasas y por su enorme cantidad de proteínas.

Además de sus propiedades alimentarias, medicinalmente los cacahuetes contienen componentes que les otorgan valores especiales para la salud. Estas propiedades medicinales se encuentran principalmente en el aceite y en su fruto. Un ejemplo de ello se puede apreciar en la India, donde las semillas se usan para los problemas respiratorios y los problemas de hemorragias. Las cáscaras de las vainas (donde se apilan las semillas) se hierven y el líquido que resulta se utiliza para tratar la hipertensión.

Los cacahuetes son, por tanto, un alimento delicioso y versátil, rico en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales con muchos beneficios para la salud. Además, este fruto seco puede ser nuestro gran aliado a la hora de cuidar nuestra salud cardiovascular y cerebral. Ayuda también a reducir el colesterol aumentando la cantidad de colesterol bueno y disminuyendo el malo; aporta mucha energía, pues como veíamos, es rico en vitaminas, nutrientes y minerales antioxidantes; y cuida del estómago y mantiene a raya el cáncer de dicho órgano, dado que los polifenoles que obtenemos del cacahuete tienen la capacidad de reducir el riesgo de padecer cáncer al reducir la producción de nitroso-amenas carcinogénicas.

Pero como pasa con la mayoría de los alimentos que consumimos, si lo hacemos en exceso puede conducir a algunos riesgos que desconocemos por lo que es importante tomar nota e intentar no excederse y evitar un consumo abusivo de estos. Los cacahuetes también pueden tener hongos, aunque no es lo más habitual si los que consumimos normalmente son los que compramos en los supermercados.

El problema de estos frutos secos tan consumidos y queridos por la población viene porque tendemos a creer que al ser tan pequeños podemos comer tanta cantidad como queramos, pero nos equivocamos. Por ejemplo, en el caso de los cacahuetes salados y fritos (más grasos que los naturales), estos provocan un retardo en la sensación de saciedad, lo que nos suele hacer comer más de lo recomendable.

Son ya muchos los expertos que han advertido sobre las nefastas consecuencias que trae a nuestra salud el consumo desmesurado de cacahuetes, y es que abusar de este “delicioso” alimento nos puede hacer engordar, provocarnos trastornos digestivos o incluso algunos problemas hepáticos. Pon atención:

Aumento de peso: una ingesta mayor de la recomendada (máximo unos 30 g que equivalen a 20 unidades y no todos los días) puede suponer un aumento de peso y a una mayor velocidad que con otras sustancias. Los cacahuetes tienen muchas calorías, por lo que tienen más energía por ración que otros alimentos.

Trastornos digestivos: los gases y la hinchazón suelen ser las consecuencias más comunes tras el consumo de cacahuetes, dado los taninos y fitatos que contienen, unos compuestos que interfieren en la absorción de nutrientes. Además, al ser alimentos ricos en fibra los expertos aseguran que su consumo excesivo puede conducir a la diarrea.

Problemas hepáticos: los cacahuetes poseen además un alto contenido en grasas, por lo que un consumo excesivo de estos también podría dañar el hígado, órgano encargado de procesarlas. Y es que, según algunos expertos en nutrición, los frutos secos contienen aflatoxinas, toxinas naturales contenidas en algunos de ellos que pueden provocar lesiones hepáticas si los consumimos en exceso.

Por eso lo más importante es seguir una dieta equilibrada y comer un poco de todo para conseguir los nutrientes necesarios en nuestro organismo. Y sí, podemos comer cacahuetes, pero siempre limitando su consumo (20 unidades máximo) y teniendo en cuenta sobre todo que no debemos tomarlo como rutina de todos los días.

Foto: Creado por Mrsiraphol – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu