¿Qué pasa si comes algo que está vencido?

En Salud
Tratamiento de la gastritis
Comparte en:

No es raro en absoluto que alguna vez comamos algún producto que ya ha vencido, es decir, que hayan pasado uno o varios días desde la fecha de caducidad que está marcada en él. Y a pesar de que es cierto que en la mayoría de las ocasiones no tiene por qué pasarnos nada debemos prestar atención dependiendo del producto que tengamos en nuestras manos.

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), “pasada la fecha de caducidad, el producto no se debe ingerir con el fin de evitar eventuales problemas sanitarios”. Sin embargo, hace ya unos años el Gobierno decidió eliminar, por ejemplo, la fecha de caducidad de los yogures para cambiarla por una fecha de consumo preferente. Pero ¿cuál es la diferencia entre ambas?

La fecha de caducidad (o vencimiento) indica cuándo un determinado producto deja de ser seguro. Sin embargo, la fecha de consumo preferente indica cuándo un producto empieza a perder sus cualidades físicas como el sabor o el olor, pero este puede seguir consumiéndose. El cambio que se hizo al pasar de “fecha de caducidad” a “consumir preferentemente antes de” fue debido principalmente a la cantidad ingente que era cada día tirada a la basura y que, además, en muchas ocasiones no es necesario en absoluto. Desperdiciar una o varias comidas al día para otros puede ser el único lujo del mes.

Esta medida fue llevada a cabo en el año 2013 y formaba parte de la Estrategia “Más alimentos, menos desperdicio” con el único objetivo de lograr reducir a la mitad la pérdida de alimentos en 2025. ¿Por qué? Pues bien, según algunos estudios realizados, cada europeo tira 179 kg de alimentos al año, una cifra que supone, además, que el 40% aproximadamente se hace en los hogares. Y es por este motivo y muchos más por los que debemos leer siempre bien el etiquetado de nuestros productos.

Como decíamos anteriormente, la fecha de caducidad o vencimiento no es lo mismo que “consumo preferente” por lo que dependiendo de eso y también del tipo de producto, se podrá determinar si puede consumirse o no. De hecho, no es lo mismo consumir un producto tras haber pasado unos días de la fecha de consumo preferente que uno caducado ya que en este último caso sí nos exponemos a un riesgo, pero en el primero, no. Pero entonces ¿cuáles son los riesgos de estos productos que están “vencidos”?

Según los expertos, comer alimentos una vez caducados no es en absoluto recomendable, porque, aunque en algunos casos a mucha gente no le sucede nada por hacerlo, esto puede acarrear consecuencias graves que pueden ir desde una enfermedad de transmisión alimentaria o reacción alérgica hasta incluso la muerte, y es por ello por lo que advierten sobre “la importancia de obedecer en las fechas indicadas por los fabricantes de los productos”, y aunque de forma excepcional se podría comer un alimento en el mismo día que vence o el día de después, siempre y cuando haya sido almacenado en buenas condiciones, debe tenerse en cuenta que será un riesgo comerlo una vez ha vencido.

Los alimentos que mayores riesgos presentan son especialmente los altos en proteínas y con alta disponibilidad de agua como es el caso de la leche, los yogures, los quesos, las carnes y pescados de todo tipo y también los platos para servir refrigerados. Alimentos que no son para nada recomendables consumir una vez ha pasado su fecha de caducidad (es decir, cuando están vencidos) debido, según los expertos, a su alto nivel de contaminación.

Riesgos más comunes

Un alimento “que ha pasado la barrera”, es decir, que ha superado la fecha de caducidad establecida puede presentar microorganismos patógenos que dan lugar a toxiinfecciones alimentarias (enfermedades que se producen por la ingesta de alimentos contaminados por microorganismos patógenos o sus toxinas) de distinta gravedad.

Además, se pueden producir otros riesgos comunes como el malestar físico o la intoxicación. En el primer caso, lo que puede suceder es que al consumir alimentos “ya vencidos” se genere malestar estomacal que puede ir a su vez acompañado de vómitos y otros síntomas como la hinchazón o los gases. Y, por ejemplo, en el caso de que los alimentos contengan hongos pueden llegar a causarnos dificultades respiratorias o enfermedades como una intoxicación alimentaria.

Intoxicación alimentaria ¿Qué debemos hacer?

Es probable que en alguna ocasión hayamos comido algún producto en mal estado y hayamos sufrido, por consiguiente, una intoxicación alimentaria, enfermedad que se extiende rápidamente tras ingerir alimentos contaminados. La intoxicación por alimentos está provocada por bacterias y también por virus y otros gérmenes. Y, por supuesto, pueden estar presentes en los alimentos que ingerimos y también en los líquidos que bebemos.

Nos resulta imposible darnos cuenta del sabor y del olor de estos gérmenes, pero incluso cuando son tan pequeños pueden tener un efecto muy fuerte en nuestro organismo ya que, además, una vez los gérmenes que van a provocar dicha intoxicación entran en nuestro sistema, las toxinas que liberan son tan venenosas que pueden provocar diarrea o incluso vómitos. Frecuentemente sucede esto una vez transcurridas algunas horas desde que se ha ingerido el producto, aunque, por suerte, la intoxicación no suele presentar complicaciones y esta desaparece al cabo de un par de días, pero si esto no sucede, es decir, nuestros síntomas todavía no han desaparecido lo más recomendable es que acudamos al médico.

No obstante, hemos de saber que existen algunos consejos que pueden ayudarnos a prevenir una intoxicación alimentaria.

-Debemos lavarnos las manos de manera regular, utilizando jabón y agua tibia.

-Tenemos que limpiar los utensilios, las tablas para cortar y las superficies para preparar los alimentos.

-Lavar todas las frutas y hortalizas crudas que no podamos pelar.

-Utilizar los alimentos perecederos y con fecha de vencimiento lo antes posible.

-Descongelar los alimentos en el frigorífico, microondas o bien con agua fría, pero nunca a temperatura ambiente.

-Finalmente, si ha pasado la fecha de vencimiento o estos alimentos tienen un sabor u olor algo raros, tirarlos directamente.

¿Y si tienen moho?

En muchos alimentos aparece el moho, un recubrimiento velloso producido por diversos tipos de hongos sobre materia orgánica que provoca su descomposición. El moho forma una capa de color negro, verde, azul o blanco. Existen muchos tipos de moho, alrededor de 300.000 tipos y aunque la mayoría de ellos son buenos, otros muchos pueden causar daño a nuestro organismo.

Cuando tardamos algún tiempo en consumir estos alimentos, y aunque los tengamos bien conservados, suele ser habitual que salga moho. En la mayoría de las ocasiones no sucede nada, sin embargo, a veces puede resultar muy peligroso por lo que tendremos que tirarlos directamente a la basura ya que algunos tipos causan diarrea, vómitos y malestar estomacal. Además, una ingesta continuada de moho puede llegar a provocar incluso cáncer porque algunas toxinas venenosas son muy peligrosas.

En el caso, por ejemplo, de la pasta, el yogur, las salchichas, los guisos o el pan debemos tirarlos directamente ya que es común que el moho se extienda más allá de lo que nosotros podemos observar, como en las salchichas, en las que pueden estar creciendo otras bacterias que sí son dañinas para nuestra salud. Sin embargo, las frutas, las verduras duras o el salami o jamón curado se pueden comer si retiramos la capa de moho que tiene el producto.

Así que ya sabes, mira bien, lee fechas y piensa antes de comer o tirar a la basura.

 

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu