• Buscar
×

¿A qué edad empiezan a hacerse mamografías?

¿A qué edad empiezan a hacerse mamografías?

No cabe duda de que a medida que vamos dejando atrás la adolescencia nos preocupamos cada vez más de nuestro cuerpo y de las enfermedades y complicaciones que puedan surgir. Por eso, el control y el seguimiento de nuestra salud es fundamental.

Índice

¿Qué es una mamografía?

Es cierto que la mamografía no previene el cáncer de mama, pero puede salvar vidas en el caso de que éste se detecte lo más temprano posible. De hecho, se ha demostrado que dicha exploración radiográfica disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama en un 35% en mujeres mayores de cincuenta años y entre los cuarenta y los cincuenta también, aunque con un porcentaje menor.

La mamografía es una prueba de medicina con rayos X de la mama que permite ver imágenes muy iniciales de cáncer de mama, como microcalcificaciones y nódulos. Además, esta exploración también ayuda a identificar quistes y patologías benignas y a ver la evolución y los cambios de las mamas a lo largo de los años.

Como sucede con todo, con la mamografía también hay riesgos. El principal, sin duda, es que esta exploración no es perfecta. Esto se debe a que el tejido mamario normal puede, por ejemplo, ocultar un cáncer de mama que no se observa en la mamografía (lo que se conoce como falso negativo) o bien identificar una anomalía que parece un cáncer y después resulta ser normal (falsa alarma). Todo ello supone una gran preocupación por tener un diagnóstico de cáncer de mama y, por supuesto, al tratarse de un falso positivo se precisan más análisis y consultas de seguimiento que puede fatigar mucho a cualquier mujer. Por eso a menudo se necesita más de una mamografía.

No obstante, es importante saber que toda mujer debe hacerse una autoexploración de las mamas con regularidad, consultar a su médico para que le realice algún examen también con cierta regularidad y obtener también alguna otra forma de imágenes mamarias como por ejemplo las ecografías para mejorar su salud.

Beneficios de las mamografías

1- Pueden salvarte la vida al detectar precozmente un cáncer de mama. Cuanto antes se detecte un tumor, más posibilidades de curación.

2- Es un procedimiento rápido e indoloro, aunque sí puede resultar un tanto incómodo.

3- Consiguen una calidad de imagen muy buena.

¿Desde cuándo hacerse mamografías?

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Americana del Cáncer y el Colegio Americano de Radiología, lo más recomendable es hacerse mamografías anualmente una vez la mujer haya superado los cuarenta años. Pero si la paciente tiene alto riesgo de padecer cáncer de mama, por antecedentes familiares u otros factores, el médico puede pedirla antes. A partir de los 55 años algunos médicos deciden que es mejor realizar dos al año (de forma bianual).

Debemos ser conscientes de que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres de todo el mundo y esto es algo de lo que advierte con frecuencia la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, según los últimos datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), solamente en nuestro país se diagnostican 25.000 nuevos casos cada año. Y por eso es fundamental llevar un control y seguimiento adecuados e intentar acabar con el miedo a la realización de dicha prueba.

La mamografía es una prueba que sin duda actualmente causa pánico y temor en muchas mujeres, pero que debe quitarse cuanto antes. Los datos recogidos afirman que las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100% y esto debería ser ya motivo para dejar a un lado los posibles miedos que podamos tener.

Además, es importante tener en cuenta que a pesar de los riesgos que pueda conllevar una mamografía, actualmente la exposición a la radiación de una mamografía es mínima, es decir, se trata tan solo de una pequeña dosis de radiación, aunque es cierto que no hay ninguna que tenga riesgo cero. Hemos de ser conscientes, por tanto, de que es la única manera que tenemos de frenar a tiempo una enfermedad de este tipo.

Consejos al hacerte una mamografía

- No vayas con miedo, es una prueba indolora y muy necesaria.

- Lleva camiseta con falda o pantalones en lugar de vestido para subirte mejor la parte de arriba y estar más cómoda.

- No te pongas desodorante ni perfume, pueden interferir con la imagen.

- No te hagas una mamografía justo antes del ciclo menstrual ya que las mamas pueden estar más hinchadas y verse peor.

- No te preocupes si el resultado es anormal, no siempre indica un cáncer de mama. En este caso, habrá que hacer más pruebas de ginecología como una biopsia para asegurar el diagnóstico. Y, aunque el resultado finalmente sea positivo, recuerda que el cáncer de mama tiene una tasa de curación muy alta.

Fuente:

Instituto Nacional del Cáncer

Sociedad Americana del Cáncer

Colegio Americano de Radiología

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar