¿Qué comer para fortalecer el músculo?

En Belleza
Hombre musculado
Comparte en:

En esta época del año a las mujeres nos suelen entrar más ganas de bajar un poco de peso y tonificar nuestro cuerpo para lucir dentro de unos meses nuestro bonito cuerpo en la playa sin tener que preocuparnos por la odiosa celulitis.

La celulitis (o piel de naranja) es la inflamación del tejido celular que está bajo la piel especialmente en los muslos, los glúteos y el abdomen y es, además, una enfermedad metabólica que afecta aproximadamente al 80-90% de las mujeres. La celulitis puede aparecer por herencia, es decir, porque tenemos trastornos circulatorios y/o de postura, por los diferentes hábitos que tengamos como pueden ser la alimentación desequilibrada, el sedentarismo y el tabaquismo, o bien por diferentes etapas o situaciones de la vida. En algunos periodos como la pubertad, la menopausia o el posparto es más fácil que la celulitis aparezca.

No obstante, no cabe duda de que una vez llegamos a la edad adulta, una de las principales causas por las que las mujeres tenemos celulitis es por llevar una vida sedentaria y por eso, aunque nos dé algo de pereza eso de ir al gimnasio, debemos acostumbrarnos al menos a caminar alrededor de 45 minutos o una hora a buen ritmo. Esto nos ayudará a combatir las “temidas” cartucheras. También el running, montar en bicicleta, nadar o subir y bajar escaleras son algunas actividades físicas que nos ayudan a combatir la piel de naranja.

Y a pesar de que realizar ejercicio es fundamental para no tener celulitis es importante saber que llevar una alimentación adecuada y equilibrada también es algo indispensable. Por eso hay que saber qué comer para poder fortalecer el músculo y no tener que ver en el espejo nada de flacidez. Para ello debemos prestar mucha atención a los alimentos que ingerimos e intentar introducir en nuestra dieta muchos otros que, aunque ahora mismo desconocemos, nos ayudarán a fortalecer y a tonificar nuestro cuerpo.

Huevos: este alimento es una gran fuente de proteínas de calidad, ya que de hecho las claras poseen una enorme cantidad de proteínas libres que las convierte en algo básico en la dieta de cualquier mujer deportista o que simplemente desea fortalecer sus músculos. Pero ¡ojo con las yemas!, un consumo excesivo de estas no es nada recomendable.

Plátanos: al contener potasio el plátano se convierte en el elemento esencial para cuidar los impulsos nerviosos de nuestros músculos y además posee magnesio, fibra y ácido fólico que nos ayudan a cuidar de los procesos inmunitarios y de la formación de glóbulos rojos. Los plátanos nos permiten recuperar energía al instante y es por eso por lo que muchos deportistas los consumen en los descansos. Y además son ideales para el desayuno, de hecho, una buena forma de consumirlos es cortándolo en trocitos y añadiéndolos un poco de canela y miel.

Avena: un cereal como la avena posee un alto valor biológico donde se incluyen proteínas, oligoelementos, vitaminas e hidratos de carbono que nos saciarán y nos darán energía durante horas mientras trabajamos nuestros músculos. De hecho, este cereal es conocido por aumentar el tono muscular. La avena es tanto energética como nutritiva.

Espinacas: a pesar de que la gran mayoría de las frutas y hortalizas son fundamentales en cualquier dieta, las espinacas, en concreto, son uno de los mejores alimentos para fortalecer nuestros músculos. Según un estudio del Instituto de Karolinska de Estocolmo, esto se consigue porque las espinacas son ricas en iones de calcio de este vegetal que mejoran la solidez y contracción de los músculos y en nitratos, compuestos que aumentan la producción de proteínas que tonifican y fortalecen los músculos. ¿Ya no os acordáis de Popeye?

Anacardos: sí, la mayoría de los frutos secos (anacardos, nueces, almendras, etc.) nos aportarán no solamente buena salud, sino que también nos ayudarán a fortalecer nuestros músculos y además son excelentes fuentes de proteínas para ayudar a acelerar nuestro metabolismo y a que evitemos picar entre horas. Sin embargo, los anacardos en particular son los más recomendados ya que estos contienen magnesio, zinc, cobre, hierro, selenio, calcio y potasio, indispensables para el buen funcionamiento del organismo en general.

Té blanco: está claro que los beneficios del té verde nos los sabemos de memoria, pero ¿cómo actúa el té blanco? Éste es mucho más saludable que el té verde ya que tiene un mayor nivel de polifenoles, antioxidantes que con su alto poder termogénico nos ayudarán a definir y a fortalecer nuestros músculos. Además, el té blanco es más tierno y menos procesado que el resto por lo que se asimila mejor, es más digestivo y nos ayudará a conseguir más tono muscular. También podemos incluirlo en el desayuno de cada mañana al igual que los plátanos, pero sin echarle azúcar. Con una cucharadita de miel será suficiente (y mucho más saludable).

Carne roja: alimento rico en proteínas, vitamina B12, hierro y zinc. Todos ellos fundamentales para el correcto funcionamiento de los músculos, aunque este tipo de carne debe consumirse con moderación y escoger siempre los cortes más magros, es decir, con alto contenido en proteínas, pero bajos en grasas.

Y no nos olvidemos de que fortalecer nuestros músculos no es simplemente una cuestión de estética, sino que también es necesario para ganar elasticidad y resistencia.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu