• Buscar
×

¿Qué comer para calmar la ansiedad?

¿Qué comer para calmar la ansiedad?

La ansiedad es uno de los problemas más graves de nuestra época. Muchas personas comen cuando sienten ansiedad para superarla, pero desconocen que una buena alimentación puede ayudar a afrontarlo. Existen nutrientes que ayudan a curar la ansiedad y otros que contribuyen a aumentarla. El problema principal de la ansiedad es que muchas veces intentamos llenar el vacío y la sensación de angustia que nos produce comiendo de forma rápida y excesiva, lo que incrementa el descontrol y no reduce el estado en el que nos encontramos. Por eso, para las personas que sufren ansiedad, es tan importante alimentarse bien como hacerlo de la forma correcta.

Índice

Trastorno de Ansiedad Generalizada

Cada persona responde a la ansiedad de forma diferente: unos se muerden las uñas, otros no pueden dormir, cambian de lugar los muebles de la casa, salen a correr, cocinan… Lo que todos tienen en común es que buscan una recompensa para calmar su ansiedad. La ansiedad no genera consecuencias graves a corto plazo, pero es un asesino silencioso que afecta a una mayoría preocupante. En el año 2013 el término crisis de ansiedad fue uno de los más consultados por los internautas en Google por encima de “crisis económica”. Las personas con Trastorno de Ansiedad Generalizada mantienen un estado persistente, difícil de controlar, que interfiere significativamente con su vida y las personas que la rodean, aunque no pueden determinar con exactitud los motivos que la desencadenan. Aunque no todos llegarán a desarrollar el trastorno, se calcula que más de un 20% de las personas sufrirá una crisis de ansiedad en algún momento de su vida, de las que aproximadamente un 9% desarrollará un trastorno de pánico. También es significativo que dos tercios de las personas afectadas serán mujeres, y lo más probable es que estén en edades comprendidas entre los 18 y los 34 años.

Que la ansiedad se esté volviendo una pandemia en esta época y a este perfil determinado no es fruto de la casualidad. De momento, los motivos de esta enfermedad apuntan al ritmo de vida que consumimos, casi inasumible de forma natural. Aunque sea difícil establecer un plan de acción contra algo tan grande, sí podemos mejorar nuestra calidad de vida con pequeños gestos, como por ejemplo empezar a cuidar nuestra alimentación. El principal problema es que la comida puede ser la causa o la solución de la ansiedad. Uno de los principales síntomas es el hambre que suele venir causado por el desorden alimenticio y una dieta diaria pobre de vitaminas y nutrientes. Esa desnutrición hace que la glucemia baje, lo que hará que tu cerebro en lugar de pedirte una zanahoria te haga creer que necesitas comida basura. La comida ultraprocesada actúa como un saciante inmediato ‘para calmar nuestra cabeza’ y en nuestro subconsciente es como una ‘recompensa’ por el daño que nos hemos causado. Por eso debemos ser conscientes de lo importante y lo bien que nos vendrá a largo plazo comer alimentos ricos en vitaminas que nutrirán de verdad la mente y el cuerpo proporcionándonos un aumento de energía y de buen estado de ánimo.

Alimentos para combatir la ansiedad

No existen alimentos milagro para la ansiedad. Aunque siempre ayudará cualquier alimento que contenga magnesio, vitamina B12 –u otras vitaminas del grupo B–, zinc y antioxidantes. Y basándonos en eso, existen una serie de alimentos que son especialmente recomendados:

Granos enteros

Siguiendo la línea de alimentos ricos en magnesio tenemos los granos enteros. Estos son especialmente recomendados porque además contienen triptófano, que se convierte en serotonina, un neurotransmisor que calma. Los granos enteros crean energía saludable al tiempo que reducen el hambre, ambos importantes para la ansiedad. Eso sí, debemos consumir las pastas o el pan de grano entero, es decir, integrales libres de ingredientes procesados.

Algas

Las algas tienen muchos de los mismos beneficios que los granos enteros. Son ricas en nutrientes, también parecen tener un alto contenido de magnesio y las algas marinas y otras algas parecen tener un alto contenido en triptófano, lo que causa sensación de tranquilidad y armonía.. Las algas son una buena alternativa a los cereales integrales para aquellos que son sensibles al gluten.

Arándanos

Este súper alimento es rico en vitaminas y fitonutrientes (nutrientes vegetales), con una variedad de antioxidantes que se considera muy beneficiosa para aliviar el estrés.

Melocotones

Muchos expertos también creen que los melocotones tienen casi las mismas propiedades que los arándanos porque tienen nutrientes que parecen tener un efecto calmante.

Albaricoque

El albaricoque tiene fibras, vitaminas y minerales que ayudan a controlar la ansiedad y el estrés.

Bayas de Acai

La baya Acai también son ricas en fitonutrientes y poseen unos niveles extraordinarios de antioxidantes.

Almendras

Las almendras contienen zinc –un nutriente clave para el mantenimiento de un estado de ánimo equilibrado–, magnesio, hierro y grasas saludables. Una combinación ideal para saciarte, calmar la ansiedad y aportarte nutrientes beneficiosos para tu mente.

Chocolate

¡Has leído bien! El chocolate es un alimento natural con beneficios increíbles… El problema es que le añadimos un azúcar excesivo y procesados que no han hecho más que anular sus características. El chocolate real –el negro, cuanto más puro mejor– reduce el cortisol, la hormona del estrés que causa los síntomas de ansiedad.

Raíz de maca

La raíz de maca es difícil de encontrar –en los herbolarios y tiendas naturales suele ser más fácil– pero vale la pena: se cree que esta raíz tiene más fitonutrientes que casi todo tipo de frutas y verduras, como el magnesio y el hierro, dos nutrientes importantes para el control de la ansiedad.

Agua

Muchos estudios han encontrado que la deshidratación afecta al menos al 25 % de las personas con estrés persistente y causa más ansiedad, por lo que asegúrate de beber los dos litros diarios recomendados a través de alimentos ricos en agua o el agua misma.

Pescado

El pescado es una de las fuentes de magnesio más importantes, que estimula la relajación y reduce el estrés. También ayuda a mantener la presión estable, posee omega 3 y regula el azúcar en la sangre.

Lácteos

Los lácteos contienen triptófano, un aminoácido destacado por su capacidad de causar un buen humor y sensación de relajación.

Avena

La avena se recomienda para la reducción de la ansiedad, ya que promueve la producción de hormonas que trabajan como antidepresivas en el cuerpo, además de tener altos niveles de complejo, magnesio, y  fibra.

Hojas de naranjo

Una infusión de hojas de naranjo funciona como sedante y somnífera.

Frutos secos

Los frutos secos se utilizan en estos casos porque contienen vitamina B, que participa en la formación de serotonina, la cual desempeña un papel muy importante como neurotransmisor, especialmente previniendo la ira.

Alimentos poco recomendados

Evita ante todo alimentos como los fritos, los carbohidratos de alto índice glucémico, azúcares refinados y las bebidas alcohólicas. Si estamos en un estado de ansiedad no es bueno el café por lo que mejor lo sustituiremos por infusiones de frutas o hierbas. Aunque depende del tipo de ansiedad que tengas: si tienes ataques de pánico, es posible que desees evitar el café, porque puede aumentar la frecuencia cardíaca y desencadenar un ataque… Pero si tienes una ansiedad más general, el café puede ser bueno para mejorar tu estado.

Fuente:

Clínica Mayo

Redacción: María Segura

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar