• Buscar
×

¿Qué causa el picor vaginal?

¿Qué causa el picor vaginal?

Es muy común que las mujeres hayan sentido picor o molestias en su zona íntima alguna vez a lo largo de su vida. Lo más importantes es conocer sus síntomas y causas, pero, sobre todo, tratarlo a tiempo porque puede llegar a ser verdaderamente molesto.

Índice

¿Por qué aparece el picor vaginal?

En muchos de los casos se trata de picores leves que con un tratamiento fácil – que puedes adquirir en una farmacia sin receta médica–  se puede erradicar eficazmente, pero también puede ser síntoma de otras molestias o enfermedades de ginecología.

Estas infecciones se pueden presentar a cualquier edad, desde la infancia hasta la edad adulta, lo único que pueden variar son las causas. No obstante, la más frecuente que se repite en todas las edades es la aplicación de productos químicos en la zona vaginal, como geles o jabones, que destruyen el equilibrio interno y el pH de la vagina por exceso de higiene o alergia.

El motivo principal de este escozor vaginal viene siempre dado por infecciones vaginales bacterianas. Hay ocasiones en que los síntomas se presentan con un flujo de olor a pescado (como la vaginosis bacteriana), y otras que se manifiestan con picores insoportables en la zona vaginal, normalmente acompañados con un crecimiento del flujo vaginal. Estas últimas pueden lograr ser tenaces y sólo un tratamiento complicado puede curarlo.

Por otra parte, las infecciones también pueden darse por enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por ejemplo, la gonorrea provoca inflamación, picor, dolor y flujo en la vagina.

Asimismo, la infección de la vejiga (cistitis), de las vías urinarias (infección del tracto urinario) o de la uretra (uretritis) puede provocar escozor, sobre todo al orinar. Hay que tener especial cuidado con la cistitis porque la inflamación de las paredes de la vejiga se podría propagar a  otros órganos.

La candidiasis o infección por el hongo candida albicans también puede causar ardor y prurito en los labios y la vagina, flujo vaginal más blanco y espeso, relaciones sexuales dolorosas, enrojecimiento e inflamación de la de la vulva o dolor al orinar.

La vaginitis, por su parte, también llamada vulvovaginitis, es una inflamación o infección de la vagina y, en ocasiones, de la vulva. La vaginitis puede causar picazón, dolor, secreción y olor. Por lo general, ocurre cuando hay un cambio en el equilibrio de bacterias o levaduras que normalmente se encuentran en la vagina a causa de la ingesta de medicamentos, duchas vaginales o relaciones sexuales sin protección.

Otras causas de picor vulvo-vaginal menos frecuentes son las relacionadas con procesos alérgicos o irritativos debido a los productos de higiene, los juguetes sexuales, los preservativos, la ropa interior o ciertos alimentos.

Aunque suene extraño, la depilación en la zona íntima también tiene sus riesgos. Hay que intentar impedir la utilización de productos químicos fuertes, como pueden ser las cremas depilatorias. Además, tras la depilación, el crecimiento del pelo puede conllevar a una situación de picor y foliculitis en los genitales externos.

En la menopausia, existe una disminución de estrógenos que producen un desequilibrio en la mucosa vaginal transformado en sequedad vaginal y falta de lubricación vaginal.

Síntomas frecuentes en estas enfermedades

Picor vulvar

Flujo vaginal blanquecino, denso y abundante

Molestias al orinar

Molestias en las relaciones sexuales

Enrojecimiento de las mucosas vaginales

¿Cuál es el tratamiento?

Finalmente, el mejor tratamiento para el prurito de la vagina al que puedes optar es hacer una visita al especialista para que te recomiende los fármacos más adecuados para tu situación, porque recuerda que cada causa o motivo tiene diferente cura.

Así, para las infecciones pueden hacer falta antibióticos o antifúngicos; si el problema es la depilación, deberás echarte una crema hidratante. Si se debe a la atrofia vaginal propia de la menopausia, los lubricantes pueden ayudarte, así como la terapia hormonal sustitutiva.

Recuperar el equilibrio de la flora vaginal mediante el aporte de lactobacilos en productos probióticos puede ayudarte a curar la infección y evitar recaídas.

También es conveniente que sigas una serie de consejos para evitar que el picor vuelva:

1- Usa productos especiales para la higiene íntima.

2- Nada de ducha vaginales ni aerosoles.

3- Usa preservativos siempre que mantengas relaciones sexuales esporádicas para evitar las ETS y otras infecciones.

4- Haz pis antes y después de tener sexo.

5- Límpiate siempre de delante hacia detrás.

6- Bebe mucha agua para mantenerte bien hidratada y sigue una dieta equilibrada y sana.

7- Si tienes muchas infecciones urinarias toma arándanos.

8- Plantas como la caléndula o el castaño de indias usadas en compresas húmedas reducen las molestias.

9- La ropa interior debe ser de fibras naturales como el algodón.

10 - Si te bañas en la piscina o la playa, no permanezcas mucho tiempo con el bañador mojado ya que la humedad favorece la proliferación de hongos.  

Fuente:

Clínica Mayo

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar