Preocuparse por perder a un amigo es innecesario, ¿quieres saber por qué?

En Relaciones
Chistes
Comparte en:

Seguro que más de una vez te has puesto a recordar a tus viejos amigos del colegio o a tu vecina con la que solías jugar en el patio de casa, a la que hace ahora siglos que no ves. Es probable que te acuerdes de los buenos momentos pasados con ellos y te pongas nostálgica al pensar en esa amistad que se perdió sin saber por qué. Perder a un amigo es difícil, pero ¿estás seguro de que es una pérdida? ¿O quizá no era tan buen amigo como pensabas y por eso la amistad se rompió?

Sentirse nostálgico de una vieja amistad a menudo nos hace sentir que hemos perdido una parte importante de nuestras vidas. Incluso la idea de perder el contacto con alguien que conocemos nos hace sentirnos mal. ¿Alguna vez lo has mirado de otra manera? ¿Es realmente una pérdida? Quizá no lo sea ya que tu vida y la gente en ella cambian constantemente.

A medida que cambia la dirección de tu vida, las personas que hay en ella también cambian. No todos, sin embargo. Algunas relaciones, como la familia o la pareja, no van y vienen fácilmente. Son tus amistades las que tienden a cambiar con el tiempo ya que las amistades son una relación voluntaria que uno decide crear, no una que está sujeta a formalidades, reglas o lazos de sangre. Así que a medida que las demandas de tu vida comienzan a cambiar, y con ella tus prioridades, e inviertes más horas en el trabajo o la familia, es normal que las amistades se resientan.

Además, es posible que algunas personas no fueran realmente tus amigos. Crecer no solo significa un cambio en las exigencias de tu tiempo personal, sino que también comienzas a darte cuenta de lo que quieres de la vida y del tipo de personas que deseas en ella. Tu viejo amigo del colegio, de repente, ya no se ajusta a tus necesidades de amistad, y eso está bien.

Terminar una amistad puede suceder por una serie de razones, y no siempre es malo. Estos son algunos de los tipos de amigos que aprendemos a soltar (y de lo cual salemos favorecidos):

– Aquellos que no tienen compasión ni empatía

Tal vez te sientas realmente molesto por un desastre reciente que has visto en las noticias, por lo que intentas entablar una conversación con tu amigo al respecto. ¿Su respuesta? Un ligero encogimiento de hombros seguido de una pregunta sobre el último escándalo de los famosos o una pregunta sobre qué debería ponerse para su próxima cita. Has intentado y tratado de encontrar una conexión más profunda con esta persona, pero no puedes. Esta es una amistad superficial, y por lo tanto no es una pérdida cortar esta conexión sin sentido de tu vida.

– Los que nunca te devuelven un favor

¿Dejas constantemente todo para hacer un favor a tu amigo? Ya sea acompañarlo al médico, ayudarlo en su mudanza, o simplemente prestarle atención después de una terrible ruptura: tú siempre estás allí. Ahora, hazte esta pregunta: ¿te devuelve el favor? Parece que siempre está ocupado cuando lo necesitas, ¿verdad? Esto no es una amistad verdadera y, por lo tanto, mejor deshacerte de ella.

– Los que siempre quieren ser el centro de atención

¿Siempre te interrumpe para hablarte sobre su terrible fin de semana o la pelea que tuvo con su pareja? No importa lo que estés pasando en tu vida, esta persona siempre tiene algo más urgente o difícil de tratar. Y al final, o dudas de la mayoría de sus historias o estás constantemente preocupado por su bienestar. Cuando pasas el 90% de tu amistad lidiando con sus problemas y tratando de calmarlos, no tienes una verdadera amistad.

Por todo ello, dejar marchar una amistad sin sentido es saludable. El primer paso para acercarte a lo que realmente quieres y necesitas en la vida es darse cuenta de que la amistad con estas personas es tóxica. Lo que tienes con este tipo de personas no es una verdadera amistad, por lo que cortarla solo significa que estás perdiendo una relación poco saludable. Eso no es una pérdida, sino más bien una ganancia.

Una vez que sueltas una relación sin sentido, puedes concentrarte en las cosas importantes de la vida. Sin embargo, es posible que no sepas cómo cortar lazos con esa persona que creías que era tu amigo. Lo primero que debes hacer es admitir que está bien y es saludable dejar de salir con esa persona. Deja de quedar con él y ve alargando el tiempo de separación si te resulta complicado cortar de un día para otro. Cuanto menos os veáis, más se enfriará la relación y menos cosas tendréis en común. Y así, tendrás tiempo y espacio en tu vida para buscar a una migo que de verdad te aprecie y te ayude a ser mejor persona.

Así que, en definitiva, no debes ponerte triste por las amistades perdidas ya que los verdaderos amigos no se pierden nunca y se mantienen toda la vida, por muy lejos que vivan.

Cortar los vínculos innecesarios te permitirá concentrarte en una de las cosas más importantes de la vida: la verdadera amistad. Preocúpate más por desarrollar esta relación que por la posibilidad de perder a un amigo que no lo es tanto.

Recuerda, nunca puedes perder un verdadero amigo. Sin embargo, puedes deshacerte de las relaciones sin sentido.

También te interesará...

Consejos para hacer fotografías

Consejos para fotografía

Comparte en: ¿Te encanta hacer fotos? ¿Siempre eres tú la que hace fotos a sus amigas cuando os vais

Read More...
Beneficios de reciclar

Beneficios de reciclar

Comparte en: Desde hace unos años reciclar se ha convertido en una palabra en nuestras rutinas diarias y prácticamente

Read More...
Beneficios de no tomar lácteos

¿Por qué las mujeres pierden más calcio que los hombres?

Comparte en: Si eres adulto y tienes entre 19 y 50 años la cantidad recomendada de calcio es de

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu